dilluns, 31 de desembre de 2012

eSPáRRagO MeN





Fin de semana marrón superado con nota. Hemos currado como cabrones, pero lo mejor de todo, las risas que nos hemos echado, y que te digan que da gusto trabajar con este buen rollo y que ojalá todos los fines de semana fueran así. Lo agradezco, y mucho, porqué sé que lo dicen de corazón. Pero prefiero volver a la normalidad. Nunca me han gustado según qué responsabilidades laborales. Sobretodo, las que hacen que tengas que 'mandar' sobre otros. Tampoco me gusta que me manden, ni sentirme presionado o 'vigilado' por jefes policía. Yo a lo mío y a mi aire, y rendiré al máximo. Si no, nanay. Necesito sentir que no estoy trabajando para trabajar mejor. Será porqué no soporto trabajar, como concepto. Porque no me gustan las obligaciones ni las cosas que se hacen porque toca, o por compromiso. Y si fuera rico, no trabajaría ni harto de vino. Y por eso me autoinsuflo esta especie de autoengaño, para montarme una burbuja y pensar que, simplemente, dedico un tiempo de mi vida a hacer algo que me gusta y que me da de vivir. Eso ya es mucho en estos tiempos tan jodidos, y cruzo los dedos para que siga siendo así mucho tiempo, porqué el futuro parece bastante nublado. Pero bueno, seguiré con mi habitual filosofía dEsoRdeNada de no preocuparme por anticipado por nada, y vivir al día. Total, si te tienes que llevar la hostia, te la llevarás igual, porqué no depende de ti...

...y a todo esto, se acaba 2012. No lo recordaré como un año especialmente brillante. Con momentos bastante jodidos, y también pequeños oasis a los que aferrarse para continuar la rebelión de las sonrisas (esto ha quedado un poco moñas, no?). Y no sé por qué, pero tengo la sensación que 2013 será un buen año. Porqué ya toca, y porqué me encanta el número 13. Y, con la tontería, me acabo de acordar de un gran disco del que ya hace unos cuantos años...




6 comentaris:

X ha dit...

Espero que tengas razón y que 2013 sea mejor que 2012. No diré que es imposible que sea peor, porque todo siempre puede serlo, pero vamos, que preferiría no comprobarlo. xD

V.M. ha dit...

A mi no me gustan los años impares, pero el 13 me cae bien. Igual estoy aquí para que lo bueno se haga valer, igual que tu, creo que ya toca! Pues venga! Que tengamos todos un 2013 de puta madre!!! Pásatelo requetebién! Un beso y nos vemos?

NaoBerlin ha dit...

Dios, el guitarra principal es igual a la mujer de Alaska, es decir, Mario Vaquerizo xDD Feliz Año Desorden.

yo, la reina roja ha dit...

No sólo espero que hoy te lo pases muy bien sino que 2013 sea de puta madre para ti. Además, voy a ser un poquito egoísta ya que éste es mi comentario: que me veas en algún festival tocando. Porque a ti te encanta la música y a mí tocar, y así los dos súpermegachupicontentos. B7s, Desorden!

Cé. ha dit...

A mi me gusta el 2013 y eso que aún no ha empezado :D
Eso sí, las obligaciones seguirán siendo igual de horribles.
Feliz año dIsoRdEr :D

dEsoRdeN ha dit...

Yo creo que el listón están tan bajo, X, que sólo podemos ir a menos malo!

Eso mismo, V.M.! Te escribo!

Me cae bien Vaquerizo, pero ya le gustaría tocar la guitarra y tener la mitad de actitud que Dregen! feliz 2013, NaoBerlin!

Me encanta tu egoísmo compartido, Reina Roja! Que tinguis un molt bon 2013!

A mi también me cae muy bien 2013, Cé. Esquivar obligaciones, atraer placeres. Esa puede ser una buena fórmula. feliz 2013!