divendres, 12 setembre de 2014

V dE VotAR



Un millón ochocientas mil personas; la movilización más grande de la historia de Europa, he oído por ahí. Me da igual que sea la primera o la cuarta. Sigue siendo una brutalidad. Y más por el carácter festivo, cívico, pacífico y transversal que, por tercer año consecutivo ha movilizado con total normalidad y sin ningún tipo de incidentes a un porcentaje muy muy elevado (me atrevería a decir que mayoritario, pero eso sólo lo sabremos el día que votemos) de la sociedad catalana. Muchos otros se han quedado en casa, y entre 3.500 y 7.000 personas se han manifestado en Tarragona anhelando que no se produzca la independencia de Catalunya respecto a España. Todas las posturas exactamente igual de respetables. Y para que ambas partes (las que quieren votar SÍ y las que quieren votar NO) se puedan expresar libre y democráticamente en las urnas, esas cerca de 2 millones de personas han salido hoy a la calle para volver a reclamar, un año más, el derecho más básico y fundamental que pueda haber en una democracia real: votar. Parece absurdo e incluso ridículo, pero así estamos, casi 40 años después del teórico final de la dictadura. Justo a una semana de que Escocia vote con total normalidad exactamente por lo mismo, sin que un país de gran tradición democrática como la Gran Bretaña intente ni prohibirlo ni sabotearlo ni demonizarlo. Ellos simplemente dan cada uno sus argumentos para convencer a la gente, única dueña de su propio futuro. Y, lógicamente, votando únicamente los escoceses, no todos los británicos, porqué resultaría fuera de todo sentido común que se hiciera de otra manera.

Al margen de que me decante más por la postura del SÍ o por la postura del NO, lo que me parece gravísimo de toda esta cuestión es esta vergonzosa violación de los principios básicos de la democracia que significa impedir nuestro derecho fundamental a votar y decidir libremente nuestro futuro a toda esta gente que lo pedimos a gritos desde hace 2 años. Es que no me entra en la cabeza que alguien pretenda hacerme creer que eso no puede ser. Que me vengan con la pantomima de que eso es "ilegal", bajo la excusa de una Constitución que han cambiado cuando les ha interesado y que se aprobó hace casi 40 años, en un contexto político radicalmente diferente al actual. Una Constitución por la que a mi nadie me ha consultado en la vida y, por tanto, no tiene mi aprobación. Las leyes, señores políticos, evolucionan con el paso del tiempo, y siempre deben escuchar la voluntad popular. Porqué la gente es soberana, y es la única que puede y debe decidir hacia donde camina el futuro colectivo. Por eso, llegados al punto de que nos siguieran prohibiendo el derecho a votar, yo estoy cada vez más convencido de que la única solución es la desobediencia civil. Porqué dudo de que ningún cuerpo policial o militar vaya a dispararme por intentar introducir un voto en una urna. Eso sería directamente asesinato.


Orgulloso de la movilización popular, obviamente sé que hay cosas que no se están haciendo bien. Partiendo de la base que exponía en mi primer párrafo, me habría gustado que la manifestación de hoy se hubiera dirigido abiertamente a todas las sensibilidades y posturas, y no sólo a los partidarios de la independencia. Porqué nos están prohibiendo votar tanto a los que quieran el SÍ como a los que deseen el NO. Y en un país normal, hoy todos habríamos salido juntos a reclamar conjuntamente nuestro derecho fundamental. Seguramente el problema es que una gran parte de los que se decantan por el NO ni tan siquiera quieren que se vote, supongo que por miedo a cuál sería el resultado, visto lo visto en la calle.

Tampoco me está gustando nada la tremenda demagogia que se está haciendo desde los dos lados, para movilizar a las masas a base de muchos tópicos y medias verdades. Y en este caso, me refiero a los gobiernos (curiosamente, tanto el uno como el otro, partidos de derechas, fíjate tú...). Está claro que las posiciones enrocadas en ambos extremos les convienen a PP y a CIU, porqué son una perfecta y preciosa cortina de humo de 600 km de diámetro que les permiten taparse las respectivas vergüenzas, miserias, recortes y corrupciones, que son muchas. Cuando veo las noticias, me meto en internet o leo según qué cosas, me jode soberanamente la perversión de unos y otros, las mentiras que se cuentan, y la estupidez de las masas aborregadas. Cada uno con su discurso de tópicos, intentando apropiarse de corrientes de opinión o adoctrinar a gente sin formación, cultura o criterio propio. Gente que repetirá una y mil veces las mismas mentiras hasta convertirlas en verdad sólo porqué lo ha dicho la TV, o tal diario, o tal tertuliano.

Precisamente por este contexto político determinado, muchos de los que nos decantamos más por el SÍ pero con un punto de escepticismo, nos sentimos ilusionados porqué esa hipotética independencia fuera sólo un primer paso para un cambio mucho más profundo. Un cambio de mentalidad, sistema y maneras de hacer las cosas, donde la prioridad sean las personas, y donde podamos recuperar todos los derechos sociales que nos están robando impunemente en estos últimos años. Unos y otros nos los están robando, así que la esperanza es quitarnos primero ese enorme pedrusco que nos chafa desde Madrid, y seguidamente hacer lo propio con el que también nos tiene aplastados desde Barcelona. Porqué lo que está claro es que si un estado ni tan siquiera nos quiere dejar votar, menos va a permitir intentar cambiar el status quo general. Ha llegado el momento de levar esas anclas y lastres de los herederos del franquismo más rancio y casposo que siguen gobernando en pleno 2014 y que caminan para atrás como los cangrejos. Y también el lastre de esa burguesía catalana que le hace el juego a la clase alta, al poder económico, y al sector privado.

Y otra cosa que sigo esperando: hace ya 9 meses que se nos anunció la fecha del 9 de noviembre para realizar el referéndum. Esa consulta que algunos llaman 'secesionista', como si inconscientemente dieran por hecho de que va a ganar el SÍ. Por esa regla de tres, también le podríamos llamar consulta 'unionista', porqué también el NO puede ganar esa votación. De la misma manera que me hace mucha gracia que sólo se hable de 'nacionalismo' en tono despectivo cuando se refieren al catalán (cuando muchos de los que somos independentistas ni tan siquiera nos sentimos nacionalistas, porqué son otras las motivaciones que nos mueven). Pero el españolismo rancio en ningún caso es llamado nacionalismo, cuando es tan o más agresivo, demagogo y perverso que el otro. Y también me descojono cuando utilizan el pseudoargumento de que 'el independentismo provoca ruptura'. No, amigos, simplemente refleja una de las sensibilidades que existen ahora mismo en la sociedad catalana. El unionismo es otra de esas sensibilidades exactamente igual, y provoca exactamente esa misma 'ruptura' que yo no veo como tal, sino como simple diversidad de puntos de vista distintos. Porque entonces, también la política provocaría ruptura, porqué evidencia posiciones distintas. Y el fútbol también provoca ruptura. Y los toros. Y la playa. Y la montaña. Y la Nocilla o la Nutella...

En fin, a lo que iba. Hace ya 9 meses del anuncio de la fecha de la consulta, y sigo esperando a que los que la convocan me expliquen con todo lujo de detalles como sería ese nuevo teórico estado independiente. Básicamente, porqué una cosa tan importante y que comportaría cambios significativos, la quiero decidir con total conocimiento de causa, para votar con absoluta responsabilidad. Y quiero saber con precisión cómo quedarían temas cotidianos pero muy importantes como jubilaciones, paro, seguridad social, empleo, impuestos, prestaciones sociales, educación, sanidad, etc etc etc. Porqué me ilusiona y deseo ese cambio, pero no soy tan ingenuo como para pensar que si se acaba produciendo algún día, de la noche a la mañana todo será maravilloso, se acabarán los Pujol o los Millet, tendremos todos trabajo, plazas de escuela y camas en el hospital sin listas de espera, y lloverán jamones del cielo.

Éstos sí que son listos...

No sé qué acabará pasando, pero lo que tengo claro, es que estamos viviendo tiempos apasionantes e históricos, y que nada volverá a ser igual, para bien o para mal. A mi me encantaría que todos tuviéramos la suficiente madurez democrática como para aceptar el resultado de un hipotético referéndum, sea cuál sea. A mi me jodió soberanamente que más de 11 millones de personas votaran al PP, pero me lo tuve que comer y aceptar el resultado y las nefastas consecuencias que ha comportado. Y me gustaría también que se entienda que esto no es un capricho ni una ofensa contra nada ni nadie. Simplemente, es un deseo de empezar un nuevo futuro organizándonos de manera diferente y gestionando nuestros propios recursos con total autonomía: unos lo hacen movidos por sentimientos más emotivos, patrióticos o históricos; y otros por el contexto económico, por razones pragmáticas o de simple fatiga o dignidad colectiva. Todos ellos son exactamente igual de lícitos y respetables, igual que las motivaciones que tienen los que quieren continuar formando parte de España. Y, sigamos conviviendo en un mismo estado o como vecinos independientes, no veo ninguna razón por la que no podamos tener una buena relación de respeto mútuo, en la que, por qué no, podamos seguir compartiendo muchas cosas. Diga lo que diga mi DNI, eso no va a cambiar mi manera de admirar otros países y culturas, y de relacionarme con mis amigos de cualquier parte, sean de Sabadell, de Socuéllamos o de Minnesotta.

*Y, después de todo este rollaco... mañana me voy a ver a los Imperial State Electric!! Rock'n'roll!!



dimarts, 9 setembre de 2014

deAD fLoWeRs




Hay música diurna y música nocturna, y eso es evidente. Y también otra que se mueve en la ambivalencia. Es como los estados de ánimo, ni más ni menos. El mío ahora es como de cierto escepticismo y aburrimiento general. Y podría estar hablando de trabajo o de relaciones por igual, porqué en ambos campos estoy igual de desmotivado. Los estímulos vienen de pensar en los conciertos que están por venir, o el festival In-Edit que pinta muy bien, en las veces que consiga engañar a alguien para salir a bailar de noche, o incluso en la remota posibilidad de recuperar mi cadera para jugar a fútbol con normalidad y sin dolores ni limitaciones. Y cuando cada día echas a faltar la magia y miras a tu alrededor y no ves nada que brille, acabas dándote cuenta de lo mismo de siempre: las segundas partes son como las recargas de tóner; nunca te van a durar tanto ni darán tan buen rendimiento como un paquete nuevo. Llega un punto en que te encuentras como atrapado en un callejón sin salida. Y escapar de allí se te hace tan cuesta arriba como intentar saltar los muros que te rodean. Por momentos se hace asfixiante, sobretodo en esas largas esperas en que no pasa nada. Aunque seguramente al final siempre acabes encontrando algún resquicio que le traiga un poco de aire fresco a tu vida, como éste tan agradable que entra ahora mismo por la ventana mientras escucho música eminentemente nocturna...


dijous, 4 setembre de 2014

dEsVaRíoS 72




Levantarse con dos helicópteros: uno en el cielo y otro en la azotea. Aterrizajes forzosos tras estúpidas maniobras de dudosa reputación. Me odio. La chica rubia del balcón de enfrente y un poco arriba a la izquierda observa nuestra conversación a tres en su balcón de enfrente y un poco abajo a la izquierda. Saltos, flashbacks y otras engañifas del lenguaje. Una alemana con acento francés me dice en inglés "it's difficult" junto al altavoz. Los encuentros mágicos casuales sólo existen en las películas. Putas mentirosas. Otros encuentros casuales inesperados pasan en el cine. Habría sido más divertido la noche anterior, cuando iba con otra chica del curro; habría dado pie a rumores, historias y leyendas para bobos y cotillas. Me encanta que la gente imagine cosas que no son. Me encanta que la gente imagine, porqué no suelen hacerlo. Contraste de historias y relaciones de una película a otra. Ahora mismo prefiero la ingenua a la profunda. Cantar cocinando es buen síntoma. Cocinar canciones también. Take me out tonight. Deberían inventar una aplicación para salir de fiesta por whatsapp a 600, 6.000 o 60.000 km. de distancia. Deberían prohibir la lluvia, y traer las giras de conciertos a mi habitación. Me quiero. Podría quedarme aquí 1000 siglos y sentirme igual de acompañado. Exagero. Soy muy dado a exagerar. No sé vivir a medias. O sí, pero me lo niego. Soy un cretino integral, pero no más que los demás. A todos fuck you por igual. A todos gracias por igual. Hay dos lámparas suicidas colgando de mis vigas. Los prolegómenos de una boda me marean. Y me he dado cuenta de que no tengo zapatos. Literalmente. Sólo bambas o botas. Cuánto hace que no llevo zapatos? Me tengo que comprar unos zapatos sólo para ir de boda, o puedo ir con mis All-Star? Puedo hacer lo que me dé la gana. Y tú puedes hacer lo que te dé la gana. Todo es cuestión de atrevimientos, naturalidades o convicciones. Y que le den por culo a los guardianes de la moral. Que le den por culo a los guardianes en general. Y que le den por culo a quien inventó al ser humano.



dimecres, 3 setembre de 2014

oN thE CinEmA: WhAt iF?




Cuando en tu vida empiezan a ganar protagonismo madres separadas o padres con hijos, es que te estás haciendo mayor. Como cuando el tipo con el que sale el amor de tu vida es padre separado con hijos. O cuando intentas quedar con M-Pop y te da calabazas porqué su hija se ha puesto enferma. Pero también cuando estás pensando a quién llamar para hacer algo sustitutivo y recibes mensaje de M de Mamá para ir al cine, aprovechando su nueva vida de single again y que ha dejado a su hija con los abuelos. Mola improvisar, y tirar una moneda al aire para decidir la peli, y que la moneda se decante por una historia como las que añoras, con una protagonista que es la doble de la A-Lombarda en rubio. La A-Lombarda a la que intentabas olvidar cuando conociste y empezaste a salir con M de Mamá hace años, cuando esa M todavía no tenía el complemento de abreviatura. La vida es puta, sí. Pero ha estado muy bien rememorar aquella época y recuperar la chispita, y esas conversaciones que van desde la rutina maternal hasta el dolor de la fotodepilación púbica. Naturalidad y humor negro son uno de los mejores cocktails que se puedan probar, aún corriendo el peligro de embriagarte o generarte adicción. El tema es el de siempre: encontrar con quién...




dimarts, 2 setembre de 2014

yOu'Re buSTeR KeAtOn'S hOUsE





Llevo días con picor y sequedad de ojos, y cada vez tengo más la sensación de que acabaré mi vida cegato perdido por culpa de esta mierda de vida de pantallas quema-ojos. Y más con los cambios de rutinas laborales que nos esperan esta temporada. Da gusto arreglar cosas que no funcionaban. De aquellas sensaciones inmejorables como las que leía hoy en 'Lolito': pagar con las monedas exactas, o huir de la lluvia por los pelos. Yo añadiría unas cuantas más: ir al lavabo de un bar o restaurante que esté limpio y tenga papel y pestillo; no tener que esperar al bus y que el primer asiento de la derecha (el mío) esté libre; ir al cine y que no haya aire acondicionado; encontrarte una moneda en el suelo y que sea de 2 euros (esto me pasó la semana pasada); besar a una chica y que no te haga la cobra... y sí, definitivamente, echo a faltar las noches de conversaciones etílicas y la MAGIA necesaria para sentirse VIVO. He hecho algún leve movimiento para vencer a la pereza, pero parece bastante arraigada. Desconozco si la magia está en vías de extinción, en la era de las relaciones de mierda: edificios con una fachada preciosa y resplandeciente... y vacíos por dentro, como la casa de Buster Keaton. Conformarse con chats y onanismo no es lo mismo. Twitter, facebook, Instagram, Pinterest, Tumblr, Tinder, Happn, Badoo, los putos cubos de agua, hielo y remordimientos... todo pura mierda para construírse vidas inexistentes con papel de celofán con el que envolver la propia mierda. Escudos con los que disimular el miedo que da vivir de verdad, hablar de verdad, besar de verdad, follar de verdad, que te ignoren de verdad, que te rechacen de verdad... mundos de Barbies y Kents a los que arrancaría gustosamente la cabeza para rellenarla de sesos. Tanto culto al cuerpo hace olvidar el músculo más importante. Y ése sí que hay que llevarlo al gimnasio cada día, porqué es fácilmente atrofiable. Sólo hay que salir a la calle para darse cuenta de ello...



dijous, 28 agost de 2014

tO diE bY yOuR SidE iS SuCh A heAVeNLy WaY tO diE



Desafío doctores y cometo imprudencias para ser feliz. Y durante una horita lo fui anoche, aunque también hubiera algo de frustración e impotencia en todo aquello. Pero esas tampoco serían sensaciones que no tengamos por la mano. Muy poca gente se atreven a ser ellos mismos. Me da muchísima rabia la estúpida moda políticamente correcta de hablar en femenino. Tan necio como si yo quisiera que en vez de persona me llamaran persono, o en vez de considerarme parte de la gente exigiera ser parte del gente, o incluso del gento. La estupidez humana no tiene límites, y la demagogia tampoco. Todo lo que sobra de eso falta de naturalidad y espontaneidad. Dos de los valores que más admiro y me seducen de las personas. He tomado el sol en la azotea, porqué para algo es comunitaria y no hago daño a nadie. He coincidido con Verónica Blume en una tienda al lado de casa, y contrariamente a lo que pensaba, sigue viviendo justo delante mío. Iba a mi instituto, pero ella era del turno nocturno (supongo que por sus temas profesionales). He visto 'Some Like It Hot' y 'Begin Again' en una misma tarde, y por supuesto me quedo con la primera. Keira tiene su punto, pero Marilyn era mucha Marilyn, aún sin tener un tipo estilizado de los que se llevan ahora. Me han arreglado el baño y vuelve a estar todo nuevo y reluciente, y ahora falta solucionar las humedades de abajo. Y ya que hablamos de humedades de abajo, la otra noche una pareja lo pasó en grande en dolby surround open windows para todo el vecindario. Admito que me gusta escuchar a la gente fornicando, simplemente por el hecho de pensar que alguien está disfrutando de la vida como se merece. Lo difícil es encontrar con quien compartir momentos que merezcan la pena. Y peor aún, encontrarla y que ella no te encuentre a ti. E-Platónica me ha escrito desde Escocia, y he recordado aquél verano de hace 3 años en que algo pareció cambiar entre ella y yo y todo pareció maravilloso. Y me vinieron ganas de cantarle muy fuerte una de las canciones de fatalismo romántico más maravillosas jamás escritas. Estoy deseando que Morrissey la cante en sus conciertos del próximo mes de octubre en Madrid y Barcelona, pero aunque no lo haga, es una espinita clavada que habría que quitarse, no...?



dimarts, 26 agost de 2014

beNViNgutS aL pARadíS


A veces pienso que nada pasaría si una bomba atómica arrasara todo el planeta menos mi pequeña Vila de diSoRderLand. Yo podría ser perfectamente feliz, porqué no necesito nada más, y me siento tan arraigado y orgulloso de la que ha sido mi casa toda mi vida, que no puedo imaginarme viviendo en otro sitio. Ojo, y me encantaría poder vivir en otros rincones del mundo por alguna temporada, pero siempre sabiendo que sólo existe un lugar en el mundo que sea MI LUGAR. Y es aquí, de eso no tengo ninguna duda. Por eso me provoca un gran orgullo que les Festes sean motivo de peregrinación de gente de todo el planeta; y me encanta enseñar sitios y rincones a los que vienen de cualquier otro lugar, pero la masificación excesiva se les está empezando a ir de las manos, y empezamos a correr el mismo peligro que otras zonas de la ciudad que nos rodea y que los últimos días está empezando a clamar y salir a la calle contra el modelo de turismo que nos quieren colar las instituciones a las que los lugareños de toda la vida les importamos una mierda.

 El día 0 me enamoro de la chica pro-palestina con aire a A-Lombrada del balcón de al lado de l'Ajuntament. Al día siguiente, la lluvia molesta mi safari fotográfico. Me encuentro a la A-Lombarda real, pero no soy lo suficientemente ágil como para robarle la foto que nunca se quiere hacer. La tradicional tormenta del primer día cae en cuanto E-Platónica pisa la Vila. Tras 13 años, rompemos el maleficio de Festes, pero el 3 no es el número de un día en que hubiera preferido la cifra par más baja. Refugio con zumo de avena, y como buen anfitrión, nos consigo mesa de donde no había. Paseos entre zombies, abuelos que roban cervezas de barras inatendidas, colas inéditas, y una niña que nos quiere vender crépes con un sentido del márqueting impropio de su edad. Cuando el hambre aprieta, nos consigo mesa de donde no había. Soy el anfitrión, recordadlo. Aparecen y desaparecen más actores secundarios, y nos vamos a bailar. Las escenas que uno ha imaginado muchas veces siempre son imperfectas, pero pueden ser motivo suficiente de gran felicidad. Y cuando subimos a mi casa a seguir haciendo de anfitrión, me gustaría que esta noche no acabara nunca...





El día 2 intento apalancarme en el sofá, pero siempre acaba llamando alguien para evitarlo, y se supone que es el día grande. Bueno, debería decir el día de la masa incontrolada, donde no puedes dar 2 pasos sin ir a ritmo de procesión. Colega Malafolla y Gran J se toman las primeras en mi casa, y bajamos a por más gente del curro. Encuentros familiares que me provocan sentimientos contradictorios. Lo que iba a ser un paseo corto en plan perro acaba siendo otro día de conciertos y cerrando festes...

Día 3. He quedado con otra gente del curro, de talante más nocturno. Danger, danger. Ritmo de ingesta alto, risas, paseo arriba y abajo, llamadas a becarias que resultan ser vecinas, y conciertos funk. Conversaciones que ni recuerdo con gente que no veré en la vida. Escapadas hacia una de las pocas discotecas que quedan abiertas. Brasileñas que quieren una foto mientras desbebo en un Polyklyn. Que si vamos al centro, que si quedémonos aquí aunque la sala esté medio vacía y nos quieran cascar 14 eurazos. La gente se agolpa en la puerta pero nos sigue quedando un mínimo de lucidez para no aceptar el chantaje. Las chicas del grupo de la punki con la que hablamos lo intentan con el portero pero no cuela. Dejo al último superviviente y me voy a dormir. Todavía queden muchas Festes por delante...


El cuarto día tengo mensaje de L de Lesbiana. La desvirgo en el mundo Rocky Horror Picture Show, y flipa bastante, aunque la performance en cuestión sea un tanto desvirtuada por las condiciones de la calle en cuestión. Aparece su amiga Griega Natural, y nos vamos a buscar noche. Tras un par de conciertos frustrados, encontramos nuestro sitio en la plaza más soul a esa hora de la noche. Cuando caen las caretas y la noche se dispara todo tiene otro color. Bailo con la Griega Natural y me encanta su espontaneidad. Contrasta con esa miedosa tensión de L de Lesbiana, a la que nunca sé por donde coger. Y ya sé que esto, leído por un argentino, tendría otro sentido. Cuando la noche se deshace, salvo la vida a una adolescente con un simple chicle de frutas tropicales, y sus dos amigas me lo agradecen. Una de las miles historias extrañas que ocurren en las noches de diSoRdErLand...



El día 5 tengo sentimientos contradictorios: necesito noche de descanso, pero toca Pony Bravo. A media tarde, en la playa con dos amigos, mensajes de Amapola y de M de Mamá. Se me complica la noche, y yo no quería. Tras ducha y cena, M de Mamá se raja y con Amapola quedamos para el día siguiente. Le envío un mensaje a la A-Lombarda por si va al concierto, pero como tantas otras veces no contesta hasta la mañana siguiente. Debe ser el destino, que hoy no quiere que salga...


Día 6, y cuarto con las mismas lentillas diarias. Cambiarme a éstas fue la mejor decisión que he tomado en semanas; qué bien veo y qué poco me molestan. Kebab clásico con Amapola y pariente. Con las cervezas aparece M-Zurda-Pelirroja y su caos etílico-nocturno. diSoRdErLand parece extrañamente tranquila y nos apalancamos en un bar, hasta que una orquesta nos llama como las sirenas a Ulises. Pero la orquesta es un DJ super-chungo, y nos vamos a buscar a un colega del curro más al norte. Allí el DJ es un clásico de cada año que pone la misma música cada año pero acaba consiguiendo el mismo éxito cada año. Bailes inéditos con M-Zurda-Pelirroja, que me otorga el galardón de 'Hombre Heterosexual que Mejor Baila Del Mundo'. Todo un honor. Cuando encuentro a mi colega, el resto se va. Asalto a una rubia muy guapa con la que reímos un rato, y resulta ser de la TV, cosa en la que caigo después. La noche está desbocada, y las conversaciones fluyen aquí y allá. Me encuentro a una ex-compañera de curro, y a otras que van más perdidas que un pepero en una democracia. Nos vamos para el centro, y acabamos en mi adorado Sidecar. Buena música, pero pocas bailongas. El día que la gente aprenda a ser más espontánea y natural y se olviden de postureos estúpidos, el planeta implosionará... 


El día 7 siempre es el más triste, porqué no soporto los finales. En cuanto oigo las explosiones a media tarde desde el balcón, me lanzo a la calle con la cámara. Adoro robarle imágenes a la realidad, y mirarla como yo quiero. Adoro esta explosión de energía por las calles, como si la gente fueran leucocitos que lo llena todo de vida. Adoro que los mayores les inculquen a los menores el amor por este lugar tan mágico y sus tradiciones, porqué ellos serán el futuro que ha de mantener viva toda esta expresión de cultura y hedonismo. Adoro las imágenes tan estéticas que deja este infierno de fuego, que es sólo un anticipo de la realidad que vuelve en cuanto suenan las tracas finales, se apagan las luces, y las calles quedan solitarias y silenciosas...





dijous, 14 agost de 2014

gUSaNoS y áNgEleS




Me dueles, porqué no existes. O te escondes, mientras te dibujo caras y cuerpos anónimos en la calle, en el metro o en un bar. Ahí afuera todo parece normal, y todos parecen señalarte con el dedo y dejarte fuera del juego. Sigues sin saber por qué. Y te preguntas si el espejo miente para no darte un disgusto, o si es tu maltrecha vista. Robas miradas furtivas, pero siempre son fuera del contexto adecuado. Saber lo que sienten los demás sería un gran superpoder. Y siempre me habría gustado poder traspasar a los demás mis propios sentimientos, emociones o dolores, para conseguir más empatía. Dime cómo te ves por dentro y te diré cómo te miran por fuera. Yo siempre seré el rarito, el distinto, el que no hace las cosas que tocan como toca y cuando toca. Y eso me encanta y me jode a la vez. A veces me gustaría más normalidad en mi vida y a veces adoro no tenerla. Te vienen todos los coches de cara en dirección equivocada, pero no parecen darse cuenta ni hacer nada por evitarlo...



dimecres, 13 agost de 2014

d.E.p. LauReN bAcaLL :(



O cómo una mujer puede resultar gélida y tórrida a la vez...



goOd MoRniNg, diSoRderLand




Picor de ojos. Tras una árdua tarea de investigador, conseguí mis datos oftalmológicos, y ya tengo nueva óptica (de establecimiento, y de profesional de la visión sexy que me guiña el ojo y con la que nos tocamos instintivamente al despedirnos; bueno, eso ha sido hoy, cuando he vuelto con la excusa de que me ajustara la patilla de la gafa que me apretaba. Esto último, aparte de excusa, era cierto). Y he cambiado a lentillas diarias para intentar solucionar el engorro de la sequedad excesiva. Se me hizo extrañísimo ir a la playa con las lentillas de prueba que me regaló La Niña De Mis Ojos y verlo todo todo tan nítido y claro. Y, claro, justo el día que llevaba lentillas y debía llevar más cuidado, me pilló una ola que casi me ahoga. Si resistieron eso sin salirse del ojo, deben de ser buenas. Ah! Y sólo a mi me puede pasar llegar a la playa y darme cuenta de que me he dejado la crema en casa. Por suerte, no me quemé porqué me había puesto antes de salir de casa y dejármela en el baño muerta de asco. Pero sí que me hice una pequeña contractura en el brazo. El día que me pasen cosas normales, mi vida dejará de tener sentido. Además de guiris, la ciudad está llena de osos musculosos cortados por el mismo patrón (y el mismo bolsillo adinerado). Cualquier ser vivo que tenga (mucha) pasta tendrá más cuidados que los habitantes de esta ciudad abierta de piernas al crujir de los billetes y que patea el culo de los lugareños. En diSoRderLand todos son prisas y últimos preparativos para les Festes, a 3 días de que empiecen. Y, como siempre, se preveen lluvias para inaugurarlas como es tradición (aunque los últimos años la cosa parecía que había cambiado). Llegan la noches más mágicas del año, aunque a veces la realidad sea decepcionante. Las obras de mi baño empiezan a parecer la Sagrada Familia, y habrá que esperar 2 semanas más. Había olvidado el coñazo que supone tener que afeitarse, sobretodo cuando tienes una barba de aspecto tan sucio como la mía (y que no me gusta, todo sea dicho). Un pastón indecente gastado en repatriar a alguien que se iba a morir sí o sí. Esto del Ébola da miedito, todo hay que decirlo. Ah! Y a mi 'El Club De Los Poetas Muertos' me gustó, sí, pero mi personaje favorito de mr. Williams era otro...