dimarts, 14 d’agost de 2018

i CaN't gEt No...




Días de aparente serenidad. De calma antes de la tempestad. Pero tempestad buena. El miércoles empiezan les Festes de diSoRdErLand, y tengo ganas. Cada año las tengo, pero el año pasado tuvieron un sabor muy amargo, por culpa de los atentados y la lógica y consecuente suspensión de gran parte de los festejos. Era el año del bicentenario y tenía que ser un año muy especial, pero lamentablemente lo fue por razones que nadie hubiera esperado. He montado un par de cenitas en mi azotea, y estoy intentando quedar con ésta o con aquella para ir rellenando los días con buenas compañías con las que compartir momentos. Tengo muchas ganas de momentos. Los colecciono, pero encuentro a faltar los de gama extra. Los que comportan complicidades, magia e intimidad. Y verano es época especialmente propicia para que se den. El simple hecho de abandonar la asquerosas rutinas del resto del año ya es motivo de estímulo y buena predisposición.

Últimamente me he cuestionado bastante mi sitio en la vida. No lo encuentro. No hablo de algo físico o geográfico. Por supuesto que me gustaría vivir una época en otro rincón del mundo, e incluso me he estado planteando solicitar un permiso en el curro y largarme a viajar. Pero al final siempre querría acabar volviendo a donde vivo y donde nací, porque en ningún lugar estaría mejor. Pero me refería a algo más abstracto. Mi trabajo me aburre soberanamente, pero curro menos días que nunca y cobro y tengo condiciones laborales como no había tenido en la vida. Así que bajo ningún concepto querría cambiarlo. Al fin y al cabo, el trabajo como concepto siempre ha ocupado un lugar subterráneo en mi lista de prioridades vitales. Lo he disfrutado durante mucho tiempo, e incluso aún lo hago puntualmente, aunque más bien en actividades fuera del curro que me busco yo por mi cuenta y por la patilla. Pero me importa una mierda el trabajo, y si algún día me toca la lotería, dejaría de currar al día siguiente. Yo lo que quiero es seguir viajando y conociendo mundo.

Por otra parte, me siento bastante aislado. Sí, conozco a muchísima gente (en los festivales mis amigos flipan porque estoy encontrándome a gente constantemente), y como todo el mundo, tengo no sé cuántos 'amigos' en redes sociales. Pero en la vida real, en el día a día, me cuesta un montón encontrar a quién decirle de quedar para hacer tal cosa o tal otra. Es cierto que mis horarios salmón no ayudan, y que muchos amigos/conocidos tienen planes de vida completamente distintos y difícilmente compatibles con el mío. Pero incluso me cuesta con la gente más afín o en un contexto más parecido al mío. Tengo la sensación que la gente cada vez es más introvertida, miedosa y cerrada, y pierden toda su naturalidad mirando su ombligo en las redes sociales. Yo también lo hago a ratos, pero intento que eso no me impida seguir haciendo mi vida de carne y hueso con normalidad. Y los demás parecen cada vez menos de carne y hueso y más de pantalla LCD.

Y en relación con esto, y también con lo de la falta de complicidades, también estoy aburrido de mi vida emocional. Como en el fondo es tan aburrida y vacía, busco constantemente la excitación de la novedad en relaciones de usar y tirar. Y aunque siempre está muy bien esa emoción de jugar a seducir y ser seducido a corto plazo, acaba siendo tediosa y rutinaria. Salir, beber, bailar, con un poco de suerte, besar, y el día que se alinean los planetas, follar. Hay días que te quedas en el paso 3; otros, en el 4; y alguna que otra vez, llegas al 5. Pero luego no suelen tener continuidad, y vuelta a empezar. Y es como ser un hámster atrapado en una jaula y dando vueltas a la ruedecita.

Y luego está la completa estupidez del ser humano, así en general. Desde el mongolo de esta noche con cresta azul y todo el cuerpo tatuado que no ha dejado salir antes de entrar en el vagón del metro, al tipo ya más maduro que se queda en mitad de la puerta abierta de ese mismo vagón, a los mil incivismos que presenciamos día a día, al taxista que porque dos chicas cruzan por mitad de la calle dice "¿qué les pasa? Que van mal folladas?". O la farsa de circo mediático que vemos cada día por TV, radio, diarios o redes sociales, donde la propaganda ha sustituído al periodismo. O la mediocre clase política de esta farsa de democracia en la que vivimos. Me ponen nerviosísimo, tratando a la gente como subnormales. En parte con razón, porqué un porcentaje importante de la población es realmente subnormal. Me refiero a toda esa gente que no razona ni estimula su propia opinión ni su sentido crítico, sino que se limitan a repetir como loros los mensajes prefabricados que les van administrando cada día como si fueran pastillas narcóticas. Odio eterno al ser humano moderno.

La eterna insatisfacción de la vida actual. Tener un montón de aparentes motivos para sentirse completo y ser feliz, pero que la realidad no sea esa. Estar más preparados que nunca, y que los estudios digan que cada vez somos más estúpidos. El ser humano y el planeta se van a la mierda, y la lucha del día a día y objetivo vital es ser lo menos gente posible. Aunque haya momentos que sientas que eres una persona de mierda, y tus preocupaciones una insolencia de malcriados amargados sin motivo. O quizás sí los tengamos, tampoco nos infravaloremos...


*Puta maravilla de canción...



dimecres, 8 d’agost de 2018

aUToeStiMuLAciONeS




Una de las cosas que me da más rabia (y mira que tengo muchas...) es descubrir a un artista poco después de que haya tocado en mi ciudad. Me acaba de pasar con Bodega, que tocaron días atrás en Sidecar. Había escuchado alguna canción antes pero no le presté atención al disco, y ahora que lo he hecho, me ha gustado mucho. Habrá que esperar a que los traigan al Primavera Club o que vuelvan de gira en sala pequeña.

Como le decía ahora en un comentario a Nosu (de hecho, diría que lo había escrito alguna vez en el blog), tengo una teoría comprobada empíricamente: el 99% de la gente incívica que escucha canciones a toda hostia sin respetar a los demás escucha música de mierda. En mi vida me he encontrado con un vecino plasta que ponga PJ Harvey a todo trapo. O a Billie Holiday. O a los Stooges. O a Sonic Youth. O a Ray Charles... (sea vecino de escalera o de toalla playera, como hoy los suecos a los que he hecho bajar su mierda de música a todo trapo con la que estaban molestando a la gente a 1 km a la redonda). No, siempre que te encuentras con subnormales así, escuchan reguetón, o máquina, o cantantes de OT... creo que todo tiene su explicación, que no es otra que la educación y la cultura. No es algo matemático, ni mucho menos, pero sí que creo que cuanta más educación y más cultura, más opciones de que tengas más inquietudes. Y cuantas más inquietudes y más conocimiento, más vas afinando y concretando tus gustos, alejándote de subproductos comerciales artificiales de la industria de consumo rápido, de esa que suena en radiofórmulas para mentes poco exigentes. Puede sonar snob, pero me suda un pie cómo suene, es lo que creo (como decía no sé quién, "respeto completamente tus gustos musicales de mierda"). Ya digo que no pienso que sea algo matemático, pero sí hay una relación causa-efecto muy generalizada. Y que no se malinterprete lo que digo, porque no hablo de ricos o pobres. Hablo de valores que te hayan inculcado, en casa, en la escuela, o el entorno que hayas tenido. Conozco gente de poder adquisitivo alto que son unos cretinos maleducados (de hecho, suele ser así en un porcentaje elevado de casos). Y gente con menos recursos económicos que son riquísimos como personas. Mis padres no tenían un duro y vivíamos en un estudio muy humilde cuando yo era pequeño, pero ponían a Bowie, o a Pink Floyd, o a Cohen, o a Dylan, o a los Beatles... y mamé todo eso desde pequeño. A eso me refiero. A estímulos. A despertar inquietudes y a refinar gustos desde críos, aunque no serás consciente de ello hasta muchos años después. Y, sobretodo, a abrir tus oídos. Porque al final, te acabarán gustando igual los Doors que los Black Rebel Motorcycle Club que las Grecas (sí, me encantan), pero lo habrás elegido tú libremente, y no te habrás limitado sólo a escuchar lo que te dicten las modas elegidas por radiofórmulas, según los intereses comerciales de las grandes compañías discográficas. La arqueología musical es una de mis actividades preferidas, y encontrar joyitas semidesconocidas es un placer para los oídos.






dimarts, 7 d’agost de 2018

eXTinCióN huMAna




Hoy he ido a la piscina para intentar pasar el calor. Llevo 3 veranos yendo a la misma porqué es barata por las tardes, la tengo a unas pocas paradas de metro, y solía ser bastante tranquila. Solía. Fui la semana pasada y estaba llena, y pensé que era porqué todavía no había llegado agosto. Hoy iba con la esperanza de que la gente se hubiera ido de vacaciones, pero estaba incluso peor. Gente por aquí, gente por allá, niños molestos y maleducados por todos los rincones, y gritos. Muchos gritos. De niños molestos y maleducados, y de padres molestos y maleducados. El ser humano es cada día que pasa más molesto y maleducado. No hay día en mi vida que no desee la extinción humana, ni que sea por un rato. La próxima vez que quiera remojarme y me dé palo ir hasta la playa, buscaré otra piscina, pero habrá humanos igual...

La otra noche salí por el centro y en el Sidecar conocí a una chica sueca con la que conectamos bastante. Estuvimos hablando, riendo y bailando durante horas. Intenté ir un poco más allá, pero ella no quiso, y me dijo que si quería, fuese a hablar con alguna otra chica. Pero le dije que no, que me lo estaba pasando bien con ella y no necesitaba conocer a nadie más. Seguimos hablando, riendo y bailando, y ya cerca de la hora del cierre, fue un momento al baño... y no la volví a ver. Se esfumó por completo. Para ser sueca, se despidió muy a la francesa, y me sentó bastante mal. No entiendo qué narices le pasa la gente. ¿Tanto cuesta hacer las cosas bien? O ya no bien, normal. Natural. Si tienes ganas de irte, vienes, me lo dices, nos despedimos, si nos apetece nos damos los tfs. y si no, no. Y entonces, te vas. ¿Pero largarse así, sin decir nada, después de horas juntos? Extinción humana, si es que no hay otra opción...

La contrapartida alegre fue que al día siguiente me escribiera Tired Nurse. Había pensado en ella esa semana, pero tras mi intento fallido de quedar para las Festes del Poble Sec, prefería no decirle nada y dejar que fuera ella la que diera señales de vida... si realmente le apetecía. Y me puso contento que me escribiera, y que me enviara audios que luego repliqué. Creo que es la única chica que conozco ahora mismo que me remueve algo ahí adentro, Morenita Amelie aparte. Me encanta su espontaneidad, y que sea tan graciosa, y le guste tanto la música y el cine, y esos ojazos azules en los que perderse. Por momentos pienso que esa complicidad puede ir a más y dar lugar a algo realmente interesante y estimulante (no sé por qué, siento cierta similitud con mi historia con la A-Lombarda, hace ya MUCHOS años...), pero a la vez estoy tan asqueado con mis últimas historias que voy con el escudo del escepticismo por delante. Esta semana se iba unos días a la casa de la costa de una amiga, y quedamos que me llamará cuando vuelva para quedar por diSoRdErLand. Tengo ganas...

Y otra nueva muestra de estupidez humana es lo que me pasó ayer: al ir a entrar a Facebook, tenía un aviso advirtiéndome que me habían retirado una entrada que hice hace semanas. Concretamente, un video de Youtube con una canción de los Pixies. ¿El terrible crimen que cometí para que me censurasen? El video estaba hecho con la canción sonando sobre la imagen de la portada del 'Surfer Rosa'. Si no la tenéis presente, la portada de este disco es una preciosa imagen de Simon Larbalestier, protagonizado por la bailarina portuguesa Isabel Tamen, caracterizada de flamenca de cintura para abajo, y desnuda de cintura para arriba. Y esos pechos y esos pezones son motivo de censura para Facebook, en una decisión ridícula y puritana de por sí, pero que encima contradice la normativa de la propia plataforma (que dice que no prohibe los desnudos en obras de arte, como es el caso). Intenté volver a subir la imagen para denunciar el caso, pero me la caparon al instante, y les he enviado una queja para que la vuelvan a publicar. Y mirando en redes sociales, me he encontrado con más casos de censura por esta misma portada. 2018, amigos. Puede parecer una tontería, pero para mi no lo es en absoluto. Porque si a estas alturas de la película, permitimos esta involución y este tipo de censuras que destrozan la libertad de expresión y vuelven a convertir en tabú algo tan natural como el cuerpo de una mujer, acabaremos lamentándolo. Series como 'Black Mirror' o 'The Handmaid's Tale' (que estoy viendo estos días) no son tan ficticias como puedan parecer, y vamos camino de permitir atrocidades que acabaremos lamentando. Tiempo al tiempo...



dijous, 2 d’agost de 2018

pALabRaS



Calor. Sed. Agua. Ventilador. Teclado. Cansancio. Sueño. Necesidad. Letras. Ideas. Música. Resaca. Chicas. Deseo. Silencio. Incógnita. Pasividad. Indiferencia. Viajes. Ganas. Cálculos. Calendario. Dudas. Ganas. Prudencia. Ganas. Dudas. Dinero. Incertezas. Aburrimiento. Ganas. Emoción. Canciones. Alegría. Bailes. Alcohol. Chicas. Deseo. Lascivia. Invasión. Abuso. Gastos. Paseos. Noche. Madrugada. Mañana. Sexo. Dormir. Calor. Sed. Agua. Anuncios. Facturas. Abuso. Gestiones. Gafas. Dentista. Móvil. Certificados. Noticias. Rabia. Odio. Demagogos. Populistas. Engañabobos. Fascistas. Intolerantes. Taxistas. Cabify. Huelgas. Incomunicación. Tercermundismo. Intereses. Buenos. Malos. Matices. Engaños. Palabras. Experimento. Comunicación. Críptico. Esencia. Percepción. Entendimiento. Comprensión. Ambigüedad. Libertad. Imaginación. Juego. Vida. Fin.


dimarts, 24 de juliol de 2018

a tOd@ cERd@ Le LLegA sU SaN mARtíN




El primer fin de semana de curro ha sido aburridísimo. Casi no había trabajo, y las horas pasaban leeeeennntaaass desesperadamente. De momento no me han propuesto la tarea que todo el mundo da por hecho que me asignarán y me apetece cero, y cada día que pase sin noticias al respecto es una victoria. Si tengo opción de elegir, diré que no. Y si no tengo opción, no pienso estresarme. He mirado por curiosidad precios de billetes para Filipinas y Tailandia para finales de año. Aunque estaban más baratos de lo que me costaron ahora los de Malasia, tendría que hacer equilibrismos con los pocos días de fiesta que me quedan. Y hoy me he fijado que mi cuenta corriente del día a día se había quedado en números rojos, así que quizás sería más prudente esperar al verano que viene... pero ya veremos. Me apetece volverme a largar bien lejos, y supongo que eso será síntoma de que mi vida aquí me estimula poco. La gente aquí está amargada, se preocupa por gilipolleces, y allí parecían más felices teniendo mucho menos. Que sí, que la percepción que uno pueda tener en 15 días de vacaciones puede ser muy distorsionada y condicionada por la propia sensación de relax y bienestar que dan las mismas vacaciones. Pero la amargura aquí es obvia y contrastada. Y estoy bastante harto. Y también de las continuas agresiones de tarados unionistas que se justifican "por la unidad de España", como el carcamal que ayer entró a todo trapo con el coche en la plaza de Vic a derribar cruces amarillas. Con nivel 4 de alerta antiterrorista. Y hoy los talibanes de Albert Rivera y Xavier Garcia Albiol lo justificaban. Gentuza como ellos son irresponsables muy peligrosos para todos. Putos demagogos populistas, nacionalistas y fanáticos. Putos subnormales incultos que les creen. Acabará habiendo víctimas, y luego todos llorarán. Están labrando el terreno para una nueva Guerra Civil. Y ojalá me equivoque.

El viernes salí por les Festes del Poble Sec. Con algunas de las chicas con las que fui al Vida, y paralelamente también me encontré a gente del curro, La Chica Del Ex Novio Imaginario incluida. Hablamos un par de momentos, pero pasé bastante de ella y me fui con las demás. En el curro durante el fin de semana, más o menos normal, pero también marcando cierta distancia. Anoche salimos a la misma hora y volvimos juntos a casa, y también todo fue bastante normal y relajado. Aunque me sorprendió a la hora de la despedida, con un beso y un abrazo más efusivos/cariñosos de lo normal. No sé si como queriendo reconstruir lazos, o si su escapada a Ceuta le ha hecho replantearse su vida y su manera de relacionarse con los demás aquí. Pero la percibí más afectuosa de su frialdad habitual, y me dejó algo descolocado. Nuestra relación está en un punto bastante extraño, porque tengo la sensación de que ella intenta recuperar la normalidad, pero yo ahora mismo sigo sin confiar en ella y sin perdonarle que no me haya admitido sus errores (ya no digo ni que me pida perdón...) que me hicieron sentir como una mierda en todo el conflicto de las últimas semanas. Me gustaría intentar dejarlo todo atrás, pero ahora mismo no puedo, no me sale de dentro olvidarme sin más. Supongo que me dolieron demasiado su actitud y su comportamiento, y no soy capaz de borrarlo así como así. Veremos en las próximas semanas...

Tired Nurse no me ha dicho nada desde el viernes, pero paso de insistir. Si le intereso de alguna manera, ya sabe donde estoy. Debería pegarle un toque un día de estos a L-Lisérgica, aunque estos próximos días tengo bastantes cosas y quedadas pendientes. Todo me aburre, eso es algo de lo que no me puedo desprender. Bueno, todo menos la música y descubrir nuevos grupos, eso no hace falta ni decirlo...





dimecres, 18 de juliol de 2018

dE VueLTa dEL PaRAísO




Vuelta al tercer mundo. Vuelta, o casi, a las rutinas. Esta noche he salido con compañeros de trabajo, y me han puesto al día de todas las mierdas que he ignorado en estas 3 semanitas de vacaciones. Tengo cero ganas de volver al curro el viernes. Y parece ser que me van a proponer para un trabajo de mayor responsabilidad que me apetece menos mil. Quizás debería pensarme seriamente lo que pensaba estas semanas en Malasia y Borneo, y pedirme un permiso y largarme unos meses a explorar el sudeste asiático. Me ha encantado la experiencia. Y quiero volver ya. Por todo. Por paisajes paradisíacos. Por la gente. Por la comida. Por lo barato que es todo. Por lo exótico. Porque está lejos de toda la mierda cotidiana. Por la sensación de libertad. Porque viajar te ayuda a relativizarlo todo. Porque el mundo está lleno de rincones maravillosos que quiero ver. Porque no soporto la vida aquí, y a gran parte de la gente que me encuentro día a día. Porque, al margen de mis padres, no creo que encontrara a faltar a demasiadas personas.

Esta noche también he visto por primera vez desde el Vida a La Chica del Ex Novio Imaginario. Como la situación estaba tan tensa y teníamos que coincidir en el festival, le envié un mensaje cantándole las cuarenta y reclamándole hablar de una puta vez de todo lo que había pasado en las últimas semanas, y que había llevado a ignorarnos mútuamente de manera patética y absurda. Quedamos para hablar allí la tarde antes del inicio de los conciertos, y las dos versiones del asunto eran radicalmente opuestas. Pensándolo con calma días después de la conversación, fui el único que admitió errores y pidió disculpas por ellos. Según ella, no había nada que hubiera hecho mal y, ni por asomo, por lo que tuviera que disculparse. Aunque la charla fue bien para desbloquear la situación e intentar normalizarla mínimamente, he perdido totalmente la confianza en ella. Y sí, hoy me he interesado por ella y sus vacaciones y he intentado darle un aire de naturalidad a la situación, pero sé que me va a costar bastante recuperar la normalidad. Ya no creo ni confío en ella, y dudo de que nada vaya a ser igual nunca más. Cosa que, por cierto, tampoco me importa demasiado. Cuando explicaba con su amiga sus intentos de ligoteo frustrado en el festival, yo pensaba por dentro en mi intensa experiencia psicodélico-sexual con esa L-Lisérgica a la que conocí la última noche. Y aunque pueda parecer algo infantil, sentía cierta sensación de venganza vital y de victoria del karma. Y quizás lo mejor del Vida fue encontrarme de casualidad a Tired Nurse, con la que había perdido el contacto por sus problemas con el móvil. Mañana le escribiré para decirle que he vuelto e intentar quedar un día con ella. Me apetece bastante. Y Morenita Amelie me escribió para desearme buenas vacaciones. Ahora es ella la que se ha ido 15 días sola, y estoy deseando que vuelva para intentar quedar con ella. Me da igual la locura absurda de toda la historia. Sólo quiero vivir y sentir. Es la única razón por la que merece la pena la vida. Como el concierto de anoche de mis queridísimos Black Rebel Motorcycle Club...



dimarts, 26 de juny de 2018

iNCoMuNicACióN



Vacaciones. Las necesitaba como el aire. Después pasarán volando, pero espero aprovecharlas a tope. Esta semana estoy de últimos preparativos. El jueves me voy para el Vida, vuelvo domingo tarde, y el lunes empiezo mi primera aventura por el sudeste asiático. Muchas ganas. De conocer todo aquello, y de largarme bien lejos de todo y de todos. He acabado la temporada bastante quemado de la gente y de situaciones absurdas. El mundo se me hace cada vez más absurdo y hostil. Acabaré refugiándome en mitad de la montaña como un ermitaño para no tener que soportar más la estupidez de la gente. No me lo creo ni yo. ¿Qué narices haría yo lejos de la ciudad? Morirme de aburrimiento...

El sábado una compañera de curro (Locuela Guerrera) me dijo por whatsapp de quedar para la Revetlla de St. Joan con ella, otro chico del trabajo, y La Chica Del Ex Novio Imaginario. Yo ese día trabajaba en Tarragona, y le dije que no sabía si me quedaría a dormir para poder quedar con una amiga de allí... y tras pensarlo, también le añadí que, de todas maneras, aunque volviera a diSoRdErLand tampoco iría. Me preguntó si era por La Chica Del Ex Novio Imaginario, y le dije que sí, que últimamente se estaba comportando como una niñata y que estaba enfadadísimo con ella. Locuela Guerrera me admitió que ella le había explicado su versión de las cosas (primera noticia de que alguien más del trabajo sepa algo de nosotros; yo he mantenido escrupulosamente el silencio al respecto, pero parece que ella no...), y también me dijo que creía que nos queríamos un montón y que teníamos que hacer el ejercicio de empatizar mutuamente y arreglarlo antes de que sea demasiado tarde, a lo que le respondí que eso era complicado cuando ella no quiere hablar conmigo ni escucharme, y tiene un grave problema para afrontar sus problemas como una persona adulta. En principio, intentaremos quedar esta semana para darle mi versión y que me dé su opinión de todo, cosa que me parece interesante, porque nos conoce a los dos y tengo curiosidad por saber qué le habrá explicado La Chica Del Ex Novio Imaginario. Parece una tontería, pero me tranquilizó desfogarme un poco con alguien que nos conoce a ambos.

El viernes había sufrido otro episodio lamentable de esquivarme a la hora de comer: un compañero le estaba guardando sitio para comer a La Chica Del Ex Novio Imaginario en el comedor que tenemos en la empresa, pero cuando me vio entrar (se sienta cerca de la puerta del comedor)... hizo ver que se le había girado faena y no entró. Mi compañero que le guardaba el sitio se quedó extrañado, pero yo por dentro sabía perfectamente lo que estaba pasando. Tuve muchas tentaciones de decirle al salir "ya puedes entrar, que me voy y ya no tendrás que coincidir conmigo", pero me reprimí para no montar un pollo allí en medio. No os podéis imaginar lo mal que te hace sentir que alguien te ignore así, como una adolescente caprichosa, y sin razón alguna. Sé que me la encontraré en el Vida seguro, porqué aquello es pequeño, y no sé cómo reaccionaré. El otro día R-Ojos-Claros me decía en broma que me vendará los ojos mientras vayamos por el recinto, y que sólo me los destapará para ver los conciertos. Una parte de mi no quiere encontrársela, pero otra se muere de ganas para vomitarle todo en la cara. Es una de las mayores decepciones como persona en mucho tiempo, y mira que me cuesta poco que los demás me decepcionen.

Necesito buenas energías, y quitarme esta amargura que me está provocando esta historia de mierda. Necesito una capa de hormigón y otra de cera, para que nada me haga daño y todo me resbale.



dimecres, 20 de juny de 2018

dEsoRdeN gRaY



Agotamiento mental y emocional máximo. Los demás me dan cada vez más pereza. Sus maneras de hacer, de actuar, los continuos roces y conflictos, el mal humor, la amargura generalizada... el mundo es un gran vertedero de frustraciones y vacíos. Estoy bastante asocial. Me he cansado de perseguir a los demás. Quien quiera verme, ya sabe donde estoy. No necesito a nadie más que a mi mismo para pasármelo bien. Como el viernes, cuando salí a tomar el aire y una copa, y acabé durmiendo escasamente un par de horitas, acompañado de una chica bisexual y realmente joven que conocí en Sidecar. Los acontecimientos me van haciendo cada vez más cínico, escéptico y amoral, y supongo que leer a Wilde lo acentúa todo aún más. La belleza y el placer son dos de mis prioridades ahora mismo (bueno, lo han sido toda mi vida; no es nada nuevo), y me interesan bien poco los problemas o las vidas de los demás. De nada sirve interesarte por alguien que al final acabará fallándote y decepcionándote. Estoy harto de decepciones.

Hace semanas que siento también una enorme angustia dentro que no puedo quitarme. Es por la maldita Chica Del Ex Novio Imaginario. Sigue sin entrarme en la cabeza su patético comportamiento, y me siento furioso por su actitud injusta, cobarde e inmadura. Por una parte tengo un montón de cosas que querría decirle a la cara, y por la otra me niego a tomar la iniciativa para intentar desbloquear la situación. Ella es la responsable de haber provocado un terremoto de una tontería que habríamos arreglado en 10 minutos hablando y escuchando, como hacen las personas adultas. Y ella es quien tiene que hacer algo para arreglarlo, y no quiero ser yo quien le saque las castañas del fuego ni quien le solucione el pollo que ha montado. Pero pasan las semanas y no hace nada, y eso me pone todavía más furioso, porque me está demostrando que le importa una mierda arreglarlo, y porque se debe de pensar que el tiempo lo solucionará todo por arte de magia. Poco me conoce. No voy a dejar que su cobardía se salga con la suya. Se lo había puesto muy fácil hasta ahora, pero eso ha cambiado completamente. El trato que me ha dado estas últimas semanas me ha hecho daño. Mucho daño. Y esa herida no se va a cerrar así como así. El respeto es algo que no debe perderse nunca, y ella lo ha hecho.

Y esta tarde hemos tenido una reunión de trabajo para intentar solventar más mierda. Todo es conflicto a mi alrededor otra vez. Estoy harto de atraerlo. Quizás al final el secreto para evitarlo sea convertirse en un hipócrita, mediocre y acrítico. Y hacer como La Chica Del Ex Novio Imaginario, y esquivar el conflicto y los problemas, huir, rodearlo, y no afrontarlo, aunque sea a base de falsedades y cobardías. En el curro también hay mierda, porque la empresa vuelve a hacer la rata y se quiere saltar el convenio, y dos compañeras le están haciendo el juego, sin darse cuenta (o quizás sí se dan cuenta pero les importa una mierda) de que están creando un precedente muy peligroso. De verdad que flipo con el egoísmo de la gente y la poca visión colectiva y la poca dignidad. Lógicamente, se están ganando las antipatías de muchos compañeros, pero ya son mayorcitas para asumir las consecuencias de sus actos.

Al margen de las dos noches de sexo, lo más bonito y excitante que me ha pasado esta última semana es el concierto de anoche de Ronnie Spector. Está mayorcita, claro, pero fue un concierto muy digno y nostálgico. Cantó un montón de versiones (los Stones, Ray Charles, Beach Boys, The Dave Clarke Five, Johnny Thunders, un bonito homenaje a Amy Winehouse...) y también los grandes éxitos de las Ronettes. Y admito que en cuanto sonó la intro de batería de 'Be My Baby', se me puso la piel de pollo y se me enrojecieron los ojos de emoción. El poder de la música no lo tiene nada más en la vida, y es por eso que es lo único en lo que creo en este mundo inmundo:



divendres, 15 de juny de 2018

buSCaNdO a SibYL vANe




Días de aparente serenidad. No sé si será la calma antes de la tempestad. O quizás el influjo de 'El Retrato de Dorian Gray' que por fin me estoy leyendo. No sé por qué no lo había hecho antes. Me está encantando. Fue uno de los 4 libros aleatorios que me compré el otro día pensando en las vacaciones, pero creo que me lo puliré en pocos días. Si sigue así, va a entrar en el Top de mis libros favoritos. Ese que ocupan el 'Ars Amandi', 'El Guardian Entre El Centeno' y, por encima de todos, 'On The Road'. Y alguno otro que ahora no recuerdo, seguro. 'Majareta' de John Waters, por ejemplo...

El otro día fui a ver la exposición de fotografías de Shomei Tomatsu y me encantó, aunque finalmente Morenita Amelie no me pudo acompañar. Hoy he ido a recoger el carrete de fotos que hice en el Primavera, incluidas las que le hice a ella, incluida una en que nos besábamos... y el carrete estaba velado y no ha salido nada. No me había pasado en la vida. Me he quedado desolado. Tenía muchas ganas de ver cómo habían quedado, y de tener un documento gráfico de aquella noche... y al final todo quedará limitado al recuerdo imperfecto de la memoria, siempre frágil y vulnerable. No me explico qué puede haber pasado. En la tienda me aseguran que no ha podido ser el proceso de revelado, porque todos los demás carretes de la misma partida han salido bien. Todo el proceso de hacer las fotos, y de rebobinado del carrete cuando se acabó fueron completamente normales. Y hemos estado mirando con la señora de la tienda que no hubiera alguna rendija en la cámara por donde se hubiera podido colar la luz, y nada de nada. He sentido tantísima rabia. Joder, ¿tenía que ser precisamente este carrete...? Aaaaaaaaggghhhhh!

Siguiendo con las fotografías, estuve en los búnkers del Carmel cuando se ponía el sol. Y pude apreciar nuevamente el proceso de degradación y decadencia que está sufriendo la ciudad. Estaba plagado de guiris, y había pancartas y pintadas contra el turismo masificado. Los guiris bebían alcohol y se hacían fotos estúpidas, y saltaban las vallas de zonas patrimoniales protegidas con carteles de prohibido pasar. Los búnkers que un día intentaron protegernos del fascismo de las tropas franquistas no han podido evitar tampoco esta nueva invasión de nuestra era. El mundo se va a la mierda.

Anoche salí por el centro, y también estaba plagado de guiris. Por una parte ya me gusta, porqué las noches de entre semana de invierno son tristísimas en esta ciudad, y como mínimo ayer había ambiente y gente. Pero por otra, el ambiente era también bastante decadente. Conocí a unas chilenas muy majas que le estaban enseñando la ciudad a un amigo recién llegado, y en el Jamboree bailé con una belga de Amberes, con otra rubia que no sé de donde era, una chica morena de aquí, y con la Chica Con Camiseta de Bowie. Loquísima y muy divertida. Hice reverencias a su camiseta, charlamos, reímos, bailamos, nos besamos, huyó, volvió, la volví a besar, y me dijo que por favor no lo hiciera, que tenía pareja. Parece que últimamente sólo apunto a chicas emparejadas. Tampoco me importa en exceso. Nos lo pasamos muy bien. Llevó en sus brazos a una de sus amigas bailando de punta a punta de la pista, y le dije a su tercera amiga que adoraba a Bowie Girl. Al darle las buenas noches, nos dimos un pico y nos abrazamos, y cerramos nuestra efímera historia de amor imposible. Rambles arriba, esquivando a las prostitutas africanas, cogí el metro y me volví para casa feliz de haber vivido esa noche. Fue otro de esos momentos de coleccionista de pequeñas felicidades que tanto me gusta recolectar. Me renuevan por dentro, me hacen sentir vivo, y me dan energías y ganas para seguir viviendo, a pesar de todas las miserias y decepciones del día a día. Mañana vuelta al trabajo y a esas decepciones personales (que no emocionales) con nombre femenino. Máxima pereza...



dimarts, 12 de juny de 2018

i WaNt To KiSs yOu



He acabado ahora mismo la segunda temporada de 'Peaky Blinders', y es curioso como los guionistas pueden hacer que empatices con personajes que serían odiosos en la vida real. Claro que con banda sonora de PJ Harvey, todo es posible. Estoy de aparente buen humor acrecentado por la música adecuada, o quizás sólo sea fachada para tapar mis tragedias personales. O efectos del estímulo que está ejerciendo en mi Morenita Amelie desde nuestro encuentro en el Primavera Sound. Fue todo tan espontáneo y aparentemente fácil que quizás me esté enganchando a esa fantasía de difícil solución para olvidar toda mi mierda. Este fin de semana hemos vuelto a coincidir en el curro, pero el jueves vuelve a su horario habitual y ya será más difícil. Le he dicho de quedar mañana o miércoles, pero tiene un examen, así que me temo que no habrá manera. Tengo la impresión que los dos sabemos lo que pasaría si volvemos a vernos a solas fuera del ámbito laboral, y también sabemos que no sería lo correcto, teniendo ella pareja. Así que supongo que se está autoprotegiendo, y en parte también a mi. Razón y Deseo suelen ser incompatibles.

El viernes sufrí otro episodio surrealista de subnormalismo cobarde por parte de La Chica Del Ex Novio Imaginario. Volvió a esconderse, ignorarme y esquivarme toda la jornada laboral. Hasta puntos ridículos. Estuve en el balcón casi tres cuartos de hora tras la comida y no salió a fumar como hace cada semana. Fue entrar yo, ver ella que me sentaba en mi sitio, y salir ella a fumar. Un rato después, fui a beber agua y al volver hacia mi asiento ella venía de cara por el pasillo incorporándose de su mesa tras la columna. Al verme venir de frente, se giró rápidamente y salió corriendo de vuelta a su mesa, como si se hubiera dejado algo... que cada uno lo interprete a su manera. El tercer episodio que acabó de ponerme furioso fue a la hora de marchar, cuando se fue por la puerta de atrás para no pasar junto a mi mesa. Me hizo sentirme tan mal y me encendió tanto que en el bus de vuelta a casa le escribí un mensaje bastante duro que venía a decir que era una cobarde inmadura que estaba actuando de manera patética, que me estaba demostrando que le importaba una mierda nuestra amistad ni arreglar las cosas, que me estaba haciendo mucho daño, y que no lo podía estar haciendo peor. Estuve horas dudando si mandárselo o no. Mis vísceras decían que sí, que se merecía leer lo que pensaba de ella y sentir el mismo dolor que me estaba provocando ella a mi con su comportamiento infantil. Mi cerebro me decía que no, seguramente por dos motivos: uno, porque eso acabaría definitivamente con cualquier opción de arreglar las cosas. Y otro, porque sería ponérselo muy fácil, y todo eso tengo que decírselo mirándola a los ojos y que se le caiga la cara de vergüenza. Tras horas de absoluta tensión e indecisión, opté por no enviárselo, y rompí a llorar de rabia, impotencia y absoluta incomprensión. No la entiendo de ninguna manera, y empiezo a pensar que necesita ayuda psicológica... como había una boda de un compañero de curro y ella era una de las invitadas, no nos hemos vuelto a ver en todo el fin de semana. Próximo capítulo, el fin de semana que viene, pero creo que estoy a muy poco de explotar en mitad del trabajo y montarle un pollo. Se lo merecería...

A todo esto, hoy me he montado mis vacaciones que empiezo en 3 semanitas. Tras irme al festival Vida, me largo dos semanas a Malasia y Borneo. Tenía pendiente hace años el sudeste asiático, y me apetece un montón algo lejano, exótico y barato. Y estar conmigo mismo, y olvidarme de todo y de todos. Quererme, dedicarme mis propios antojos, y que le den por culo al mundo. Espero sobrevivir a los mosquitos y a la humedad. Seguro que los orangutanes tiene mucha más humanidad que muchas personas con las que convivo o me cruzo en el día a día...