dimarts, 30 de juny de 2015

SuMmeR biTeS




La tentación vive a 5 minutos y tiene ojos claros clarísimos. El curioso poder y magnetismo irresistible del 'qué pasará?' como mejor antídoto ante la pereza y fatiga de los fines de semana laborables de sol a sol. La emoción que mueve el mundo; sea para una peli, un libro, un partido de fútbol, o una noche por abrir en canal. Por eso nunca entenderé a los que leen la última frase del libro antes de empezarlo, o a los que chafardean el setlist de un concierto antes de que empiece. Asesinan la emoción del 'qué pasará?' por estúpida y absurda impaciencia. Y os habla el más impaciente de los impacientes. El que no soporta hacer cola de 1 persona en la caja del súper. El que se sube por las paredes cuando espera medio minuto para que le respondan un mensaje. El que se caga en todo cuando el bus tarda 5 segundos más de lo normal en cerrar las puertas y reemprender el camino...

Libertad condicional de casi un mes. Plantarse en la casilla de salida, coger el dado y tirar a ver qué pasa. Y pasa nada más empezar, y por puro azar, como mandan los cánones del dEsoRdeN. Que si ver un tuit casual, que si mensajito por aquí, que si mensajito por allá, que si ven, que si no me lo digas dos veces... que si billetes comprados para el paraíso a la vuelta de la esquina. Ganas máximas de relax, reír e improvisar en buena compañía. Ya me he comprado el último de Kiko Amat, aunque quizás me lleve uno que ocupe menos. John Waters tiene muchos números. En un ataque consumista, también me compre el 'Goo', el día que cumplía 25 años; y 'Juno'; y documentales/pelis de Daniel Johnston y Joy Division; y unas bambas, que quizás estrene en la boda de aquí a 3 semanas. Y he buscado mi mejor Yo en los cajones; y he enviado mensajes; y me he apostado conmigo que seré capaz de encontrar la despreocupación y la espontaneidad y pasarles la mopa para quitarles el polvo. Me quiero querer y odio odiarme, y así quiero que sea este verano...



2 comentaris:

Espérame en Siberia ha dit...

Pues parece que será un verano de puro desenfreno desordenado. Como debe ser.

Un beso.

dEsoRdeN ha dit...

Ha empezado bien; a ver cómo sigue...

besos, Siberiana!