dijous, 24 de juliol de 2014

SeLfiE dAy




El verano ya está aquí, y eso siempre es una buena noticia. Nada como improvisarte un tren a la costa y escaparte de la jungla de asfalto. Ipod, bocadillos, gorra, toalla y poco más, aunque la mochila siempre acabe llena. Lo adorable de todo esto es mearte en los relojes y hacerlo todo a tu ritmo, según venga en gana. A tu aire y sin depender de nadie, como más te gusta todo. La arena esta dura y compacta, y está claro que no hace muchas horas todo esto estaba cubierto de mar. Agua cálida y algo de oleaje, pero ambiente ideal para repetir secuencias de baño-toalla-baño-toalla sin exceso de calor ni de viento. Todo en su punto. Las ventajas de ser miope son que no te pones tan nervioso y dejas volar más la imaginación. Los niños deberían estar prohibidos en las playas, salvo ese que se ha intentado colar por un agujero unos metros por encima del agua diciéndole a su madre: "quiero tirarme; no quiero vivir!". Un chaval nihilista a los pocos años, pobrecico (o afortunado) él. A sus 25 años, me atrevo a decir que el Magnum Frac está en el Top-1 de mis helados veraniegos, aunque el que compro habitualmente en esta época de frutas del bosque también optaría a la posición de privilegio. Leer a la sombra mientras secas toalla y bañador al sol es otro de los grandes placeres veraniegos, y las risas están aseguradas con Ignatius Reilly. Agradable paseo hasta la estación, actualización de mensajes pendientes, y vuelta a casa. Duchita, cena rápida, y al cine, aunque no consigas engañar a nadie. La chica del 14 de julio es absurda y divertida, tiene su encanto, y me recuerda a una antigua M que ahora es madre y se acaba de separar. La vida, que es así de caprichosa. Mensaje al salir para salir, pero el sitio no me motiva la suficiente como para desafiar al cansancio post-playero. Mejor quedarse en casa a acabar de disfrutar de un selfie-day, y a fisgonear esto del Deezer, que me han regalado 2 meses...



2 comentaris:

hiro ha dit...

M'agrada això del selfie-day :D
Fa temps que vull anar a fer una escapadeta al mateix lloc, m'encanta la platja de San Sebastià.
Llegir a l'ombra després d'un dia de platja és un dels plaers de l'estiu.
Jo sóc més de gelats amb tarrina o cucurutxo ^^
Què tal el Deezer? jo estic molt farta de l'Spoty

dEsoRdeN ha dit...

S'ha de fer de tant en quant, hiro! :) M'agrada perquè és una platja relativament tranquil·la, per ser on és. Aquests últims dies (bé, avui no, que queia un xàfec) he gaudit llegint a la fresca al balconet. Jo més de tarrina que de cucurutxo. Està bé, però encara no sé si pagaré quan se m'acabin els 2 mesos gratis