dilluns, 7 de juliol de 2014

La NoChe dE LoS RoLEs cAMbiadOS




Tarde de fútbol y amigos; noche de fútbol y amigo, shawarma mediante. Reencuentros periódicos, con más novedades que en otras ocasiones. Lentillas resecas, y soluciones de previsor. Calorcito veraniego, y terracitas abortadas, bajo la atenta mirada de la patrulla. Volver al templo de los bailes nocturnos, y que te reciba el Flowers en la puerta. Sala a medias, y todo el mundo tranquilito hablando junto a barras y paredes. La foto del contraste con el fin de fiesta es lo que más me fascina de esta sala, donde la gente parece convertirse a medida que pasan las horas y las copas. Nadie parece atreverse a romper el hielo, mientras hablamos con X-Fiestero de la fantasía del intercambio de roles de género, y poder saber qué se siente en el otro lado de la noche. Sale a fumar, y mientras me quedo solo en la barra, se acerca una de las dos chicas estratégicamente sentadas en diagonal, ni muy cerca ni muy lejos. Será por falta de ritmo, o por falta de ganas, pero no le digo nada. Sólo es la primera tímida señal de la noche de los roles cambiados. Empieza a llegar más gente, y el instinto me pide baile. Aquí siempre es fácil alimentarlo, porqué las píldoras están específicamente buscadas para causar el efecto deshinibidor deseado por la pequeña masa. Hacía tanto que no venía a este pequeño paraíso de diSoRderLand que no me acordaba de cuánto lo echaba de menos. Suele pasar que no encuentras a faltar algo hasta que no vuelves a tenerlo. Puro mecanismo de autoprotección que te había llevado a un falso olvido para hacerlo todo menos doloroso. Cantas 'Boys Don't Cry' a dúo con una Bajita Bonita que te ha puesto el micro imaginario en la boca. Una chica con sombrero cowboy más alta que yo (que tampoco es difícil) se te pone a bailar al lado haciéndose la interesante cuando te vuelves a quedar solo por los hábitos tabacaleros de tu amigo. Aprovechas para ganar espacio en otro rincón menos concurrido, y no sabes de dónde, sale una chica y te rapta, cogiéndote las manos y preguntándote algo que no alcanzas a entender; cuando le dices que te lo repita un par de veces, te das cuenta de que es italiana, y que no se corta un pelo: "sei gay o eterosexuale?". No sé cómo debería tomarme la pregunta, pero supongo que la reciente rapada conservando la barba puede dar pie a confusiones, así que le contesto la verdad, y me arrastra a bailar con ella. Prometo que no he hecho nada, chicos. F-Turiniananoniana está on fire, y nos hacemos los reyes de la pista enseguida, costalazo incluído al intentar bajar nuestros pasos sexys a ras de suelo. Ya levantados, sin comerlo ni beberlo, se columpia en mis labios, mientras las miradas luchan por ver cuál de las dos llega más adentro. Prometo que no he hecho nada, chicos. Me empieza a hablar, me parece entender que me dice que se casa el 30, y con cara tragicómica, me dice que "la nostra relazione é finita", o algo así. Le pongo morritos tristes, y seguimos la fiesta cada uno por nuestro lado, pero no para de volver a seguir diciéndome cosas que intento replicar en mi italiano macarrónico de curso básico que hice hace 1000 o 2000 años. Creo que una de sus amigas, que lleva también gorro de cowboy como la chica de hace un rato, se pone a hablar conmigo, y le digo que si F-Turiniananoniana se va casar, respeto total. Con 'People Are Strange' y 'Video Killed The Radio Star' volvemos a los duetos con Bajita Bonita, y no me acuerdo con qué canción, me coge y se pone a bailar conmigo. ¿Qué narices está pasando? ¿Dónde está la cámara? ¿Por fin el mundo es un lugar normal donde vivir y disfrutar con naturalidad los unos de los otros? Nos pegamos unos buenos meneos, brincos y giros, pero estoy tan en éxtasis que ni me acuerdo de preguntarle el nombre. Sin saber de donde, reaparece F-Turiniananoniana con cara de morritos teatrales, y me suelta un "sono gelosa". ¿Pero no me has dicho que "la nostra relazione é finita", chiquilla? Me vuelve a coger para bailar muy muy pegados, como marcando terreno. Aunque no entiendo nada, me resulta divertido, y me gusta que, en cierta manera, se esté cumpliendo el deseo-inquietud-conversación previa con X-Fiestero. Y también necesitaba un chute de ego, todo sea dicho. Estamos un buen rato jugando al gato y al ratón, me roba algún beso más, intento contrataacar pero no se deja,  y me explica que están de despedida de soltera de otra amiga y se van por la mañana. Los hits siguen sonando, y como siempre, la noche se hace cortísima porqué cierran a las 3:30h. Me dice que quiere seguir la fiesta, le digo que ok, y salimos todos hacia fuera. Cuando vamos a coger un taxi, sus amigas la secuestran y se la llevan... y la noche de los roles cambiados acaba a medias. La decepción dura el poco tiempo que tardo en darme cuenta de las muchísimas ganas que tenía de volver a sentir este chute de vida. De cómo lo echaba de menos. De cómo me gusta vivir de noche en mayúsculas, y de lo poco que lo hago por las circunstancias laborales habituales. De lo bien que me siento riendo, saltando, bailando, y cantando a gritos, por muchos años que pasen. De cómo me gusta conocer desconocidas y compartir momentos de felicidad fugaz. Me acuerdo de una historia similar con otra italiana, hace unos cuantos años en el Sidecar, y sonrío solo mientras vuelvo a casa. En mitad de camino, me reencuentro con el grupo de Bajita Bonita, y un amigo?/novio? con el que habíamos hablado dentro me choca la mano y nos deseamos buenas noches. Me encanta pensar que seguramente no nos volveremos a encontrar nunca más en la vida, pero el azar ha querido que hayamos compartido esos pequeños momentos de empatía casual que se irán diluyendo cuando el tiempo pase, pero que siempre estarán metidos en algún rinconcito de la memoria; y el día menos pensado, soltaremos nostálgicos un "te acuerdas de la noche de los roles cambiados...?"


PD: Y aunque ayer no sonó, es un clásico de la sala la canción que Ian Curtis compuso pensando en su amor platónico, Annik Honoré. Falleció el jueves. Si no la habéis visto, os dejo la recomendable peli 'Control' sobre la vida del tortuoso cantante de Joy Division, donde también se refleja esta relación que mantuvieron. D.E.P., Annik...




Ah! Y ante las peticiones, he improvisado deprisa y corriendo el clásico recopilatorio veraniego dEsoRdeNado (aunque me ha acabado saliendo algo otoñal). Sed felices, y que no os salgan varices...


4 comentaris:

Ses ha dit...

Es curioso que por la noche todo el mundo acabe siendo un buen amigo, he, he. Luego, lo que dices, no te volverás a ver. Tal vez sea por eso...

hiro ha dit...

Aquesta classe de nits molen! he imaginat l'escena, tu ballant com una baldufa ara amb una, ara amb l'altra. Estàs fet tot un heartbreaker ;D
No hi ha res com ballar, saltar i cantar per carregar piles i sentir-te viu. M'hauries d'haver vist a mi saltant i cantant com una boja al concert de Els Pets jaja

Pd: just l'altre dia vaig veure un noiet amb una samarreta de Joy Division i vaig pensar: "vols dir que els ha escoltat mai?". No entenc la gent que porta samarretes de grups que ni tan sols coneix.

Pd2: guai!! recopilatori estiuenc descarregat!!! :D

Pio ha dit...

Uuuu! señorito Desorden, ha vuelto usted con muchas ganas y mucha alevosia! :D

Anda que no eres pillo y te lo pasaste genial, me alegro mucho. Quiero salir un día de fiesta contigo a ver si se me pega el magnetismo tan tuyo


Notamental: Bajando recopilatorio! Gracias rey!

dEsoRdeN ha dit...

Predisposición y caducidad son un buen cóctel, Ses. Quizás sea por eso

Aquestes nits són VIDA, hiro. Heartbreaker no, però m'encanta ballar, fer el burro i riure :P Quan vulguis t'ho demostro, però si pot ser, no a un concert dels Pets! ;D Ui, això com qui porta la típica samarreta de Ramones en tons daurats o platejats, rollo glamourós-hortera, i no deuen saber ni que eren un grup de música... #napalm

Ya me haxcía falta, Pío! :D jaja! cuando quieras!