dimecres, 9 de juliol de 2014

eSoS 18 MiNutoS...


Yo en los Mundiales siempre había ido con Brasil. Eran algo diferente, mágico, espectacular. Jugaban para divertir y divertirse, y tenían a los mejores jugadores del mundo: Zico, Socrates, Romario, Bebeto, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho... por no hablar de los que nunca llegué a ver: Pelé, Rivelino, Garrincha... eran la sonrisa del balón, el esplendor en la hierba, los del 'jogo bonito'. Pero hace un tiempo que todo esto cambió. Desde hace unos años, a alguien se le ocurrió la brillante idea de que el equipo diferente se tenía que mimetizar con el fútbol cada vez más físico que imponía su soga global, y renunció a la magia para entregarse al músculo. Arrinconó el talento y lo dosificó en minúsculo cuentagotas, pensando que en el país de las sonrisas se podía instaurar el fútbol de americana y corbata gris. Y con esa idea, Luiz Filipe Scolari construyó este Brasil mediocre, gris y vulgar, pensando que con esta fórmula podría ganar el Mundial en casa. Su mundial. Y, obviamente, por cuestiones de principios futbolísticos irrenunciables, hace tiempo que dejé de querer que Brasil ganara sus partidos (al contrario) y empecé a quedar cautivado por el fútbol de otras selecciones...

...paralelamente, también hace unos años (quizás los mismos), a Alemania llegó un señor que le dio la vuelta de tuerca a la Maanschaft: Joachim Löw. Y a una selección que se había caracterizado siempre por su gran poderío físico y su férrea disciplina táctica pero brillo limitado, le añadió, retocó y mejoró los ingredientes a la fórmula: talento, imaginación, juego combinativo de toque y desmarque... 'jogo bonito', vamos. Un fútbol para jugadores como el mejor Özil, Müller, Kroos o los más recientes Göetze, Reus, etc. y que ya me enamoró en 2010 en el Mundial de Sudáfrica. Hace 4 años tuvo la mala suerte de toparse con la mejor selección española de la historia, que estaba un escalón por encima en su grado de magia en las botas. Pero un 8 de julio de 2014, esta Alemania brasilizada se ha cruzado en el camino del Brasil más físico de la historia... y le ha masacrado de la manera más humillante posible: en casa, ante toda su afición, y con 18 minutos de puro holocausto canibal futbolístico: desde el 0-1 de Müller en el minuto 11 al 0-5 de Khedira en el 29, posiblemente hayamos vivido el mayor y más sangrante destrozo futbolístico de la historia de los Mundiales, superando de largo el Maracanazo de 1950. Personalmente, no veía algo así desde el 2-6 y el 5-0 del Barça de Guardiola al Madrid de Juande Ramos y Mourinho, respectivamente. Eran adultos paseando entre niños. Jugando con ellos, y manejándolos a su antojo y deseo. Y, lógicamente, lo he celebrado, como gran amante que soy de este deporte. Hoy ha perdido Brasil, pero ha ganado el fútbol...

...y me sabe mal por la afición canarinha, y por las muchísimas ilusiones que habían puesto a este campeonato, en una realidad como la que les toca vivir, y que seguramente se verá recrudecida por este resultado. En un país donde el fútbol es religión, y donde gran parte de la población se había opuesto a la celebración de este Mundial por los muchísimos problemas sociales que sufren, pinta a que esta derrota deportiva puede ser la mecha a una reacción más allá del puro deporte que se vea reflejada en las calles. Pero la verdad es que celebro muchísimo este 1-7 por Scolari, gran culpable y ladrón de identidad de una selección que era diferente a las demás y que ahora no es más que una vulgar copia de todas las selecciones vulgares y una mala caricatura de las miserias del fútbol actual. Ése donde lo que cuenta no es ganar, sino no perder; donde lo que importa no es marcar, sino que no te marquen. Donde es preferible un 1-0 de penalty injusto que un 4-3 con remontadas alternas. Y lo celebro también por la FIFA, que parecía haberlo teledirigido todo de manera intere$$$$ada para encaminarlo hacia la deseada final de máxima rivalidad histórica Brasil-Argentina. Cuidado, que no vayan a enfrentarse en el partido por el tercer y cuarto puesto...

Quizás suene demasiado frívolo hablar así de algo tan irrelevante como el fútbol, en un día en que Israel está masacrando Palestina, o en que por aquí siguen habiendo más corruptos que hospitales sin listas de espera. Pero es que, en el fondo, no sólo estoy hablando de fútbol, perfecta metáfora de la vida. Estoy hablando de traicionar esencias. De modificar identidades. De renunciar a uno mismo para caer en el aborregamiento de la masa. De censurar talentos y fantasías. De borrar sonrisas, teñirlo todo de gris y pensar que, incluso con resultados favorables, a eso se le pueda considerar una victoria...



6 comentaris:

Anònim ha dit...

Nueve de Julio, Dos Mil Catorce


Hoy, unas letras para -adelantar el animo a los Holandeses y como no, a sus Reyes... no tengo nada en contra de ellos, al contrario, ssoy su Gran Fan despues de Espania pues si no hubiese sido por Johan Cruiff a saber de que equipo hubiese sido mi favorito sino ha sido siempre BARCELONA. Pues... como decia, ANIMO, AMIGOS, Os Lo Mereceis desde Gran Larga Derrota, Disculpar a Los Espanioles si no os dejamos Ganar en Johanasburg, Africa, pues Nosotros tambien buscabamos "tal Lugar por muchos Anios.

SUERTE, AMIGOS/AS!!




~ La Desperta~

El viento sacude las ramas con preciso instinto;todo se mueve a fuerza de esta ventisca.... es como un abanico que calma la sed de amar bajo el tibio Sol que poco a poco quema tu piel con la misma insignia que este intenso aire podria derribar un arbol y lo que menos te imaginas....

Y me quedo callada, inmovil, sin casi respirar solo para oir su jadeo, hasta donde nos llevasu ritmo que mas que un susurro o conversacion es un himno de Evangelio para que de pronto comienze la tormenta y se ponga a llover sin parar y Nuestro Senior se "despierte en un abrir y cerrar de ojos, mas bien, en Un Santiamen.

Ysa,


Feliz Verano y San Fermin!!

V.M. ha dit...

Me encantó tu texto, Desorden!
Es exactamente eso! Y sólo espero que eso realmente se refleje en las calles y en las elecciones que tenemos este año, porque el país esta echo mierda, ahora los de la FIFA se van y nos dejan aquí con arenas fantásticas que no sirven de nada, mientras por las calles encontrarás miles de personas sin tener un techo o algo de comer.
Mucha gente por aquí con verguenza de jaber perdido un partido, pues yo me muero de verguenza por todo lo que veo todos los días y por equipo, lo más gran cariño, porque son chicos fantásticos que hicieron lo que les fue mandado!
un besote!

Ses ha dit...

Ay, me aburre tanto el futbol y todo lo que a su alrededor acontece...

dEsoRdeN ha dit...

Holanda merece de una vez por todas un gran triunfo en un Mundial, Ysa; en eso estamos de acuerdo

Lo celebro, V.M. :D Pues espera, que ahora vendrán los del COI, para rematar la faena... :S

El fútbol es un juego maravillosos y la perfecta metáfora para la vida, Ses; pero, ciertamente, todo el circo que lo rodea es asqueroso

hiro ha dit...

Quan vaig engegar la tele i vaig veure que al minut 28 Brasil ja perdia per 0-5 vaig flipar. Però és que la canarinha d'ara no s'asembla gens a la de fa uns anys. Alemaya els va donar un repàs històric. Sí, qui renúncia a la seva essència està perdut.
M'agrada el joc d'Alemanya però a la final aniré amb Argentina.

dEsoRdeN ha dit...

Jo anava amb Alemanya, tot i que em va saber greu per Messi, i encara més, per MAscherano. Quin Mundial ha fet! Ell sí que mereixia la Pilota d'Or, i no Leo...