dimarts, 12 de setembre de 2017

mE Voto eNCiMa




Ya hace 5 años de aquella primera gran manifestación que empezó a reclamar de manera masiva y sin tapujos el derecho a decidir una hipotética independencia de Catalunya respecto a España. Un lustro después, lo que podía parecer un arrebato desesperado y una salida en tiempos de crisis es hoy una realidad consolidada y una ilusión colectiva que sigue creciendo día a día. Y no hablo en términos políticos, sino sociales. Hablo de la gente de la calle, la que da o quita fuerza a este tipo de movimientos y reivindicaciones. La gente que está hasta los cojones de ataques a la dignidad colectiva, de amenazas políticas y judiciales, de gobiernos corruptos y de monarquías cómplices de dictaduras, de una prensa que se ha convertido en plataforma de propaganda del poder y que ha vendido la lucha por contar la verdad a cambio de explicar las mentiras que les interesan a los que pagan y mandan, o de la continua criminalización hacia unas reivindicaciones legítimas y totalmente razonables y democráticas. Votar nunca puede ser delito, y es completamente necesario saber de una puta vez la verdad sobre la cantidad de gente que querría este cambio de status quo y la que preferiría quedarse como está. Hayan sido un millón de personas, o medio, o 23 personas y 3 gatos, la multitudinaria manifestación de hoy en la Diada ha vuelto a ser un grito unánime y contundente reclamando ese referéndum del 1 de octubre que el gobierno estatal sigue negando de manera obtusa, dictatorial, torpe e irresponsable. Y ha vuelto a ser una fiesta cívica ejemplar, sin incidentes remarcables ni esa falsa violencia que siguen deseando desde la tribuna política y mediática cavernaria de la extrema derecha neofranquista que tanta incidencia sigue teniendo, lamentablemente, en la vida de este país llamado España. Os venderán las motos que quieran, pero los que hemos estado allí un año más (y os lo dice alguien con dudas y críticas al respecto de todo este tema) os podemos decir que es alucinante ver a tantísima gente de tantos perfiles sociales y económicos distintos luchando por lo mismo. O montones de abuelos (y cuando digo montones, me refiero a MONTONES) que casi no pueden ni andar pero no han querido perder la oportunidad de estar allí con una cara de ilusión impagable y sillitas plegables para poder descansar, uniendo su voz y luchando por lo que ya anhelaban sus padres y abuelos décadas atrás. Algo tan esencial y simple como ejercer el derecho a voto, para intentar crear un nuevo estado. Una lucha no solo para los que quieran votar SÍ. También para los que quieran votar NO. O para los que quieran abstenerse, o meter una papeleta con la foto de la Pantoja en el sobre. No me entra en la cabeza que alguien que crea en la democracia pueda negar un derecho tan básico. Pero no me extraña que lo hagan los talibanes peperos, porqué de demócratas, tienen bien poco. Lo que sí tienen, y mucho, es miedo a perder esa hipotética votación, y por ello optan por secuestrar la democracia con total impunidad y la complicidad de formaciones que van de partidos de izquierdas, un poder judicial a su servicio (¿separación de poderes? ¿Eso qué é lo que é?), o diarios, radios y televisiones lamiendo el culo del patético régimen que sigue robándonos libertades a todos. Pero mientras sigan tensando la cuerda con impresentables declaraciones de hooligan como las que ha hecho hoy Pablo Casado menospreciando a la multitud de gente que se ha manifestado de manera pacífica y totalmente legítima, más fuerza le va a dar al movimiento independentista. Y más ganas de votar nos va a dar incluso a los que seguimos siendo muy escépticos con muchas de las aristas, personajes y matices de todo este embrollo. Sinceramente, me importan bien poco sentimientos patrióticos ni banderas. A mi lo que me mueve es enviar bien lejos de una patada a todos estos mierdas ladrones manipuladores que siguen actuando como si la dictadura estuviera viva (que lo está) y que nos siguen tratando a todos como si fuéramos imbéciles...




9 comentaris:

NaoBerlin ha dit...

Yo estoy de acuerdo con que se debe votar, pero lo que se está enfrentando es el nacionalismo español contra el nacionalismo catalán, y te pongo un ejemplo paradigmático; Valencia está incluso peor financiada que Cataluña, recibe menos incluso que Cataluña en proporción de lo que aporta, y no quiere la independencia (ya no me meto en temas evidentes de desprecio culturales evidentes). En Cataluña eso ocurre porque se enfrenta el relato de la nación catalana al de la española; vamos, que no deja de ser un tema de sentimientos, de nación/país. En ese sentido la burguesía catalana es nacionalista, suele serlo y lo sé porque tengo familia en Barcelona (de hecho hacen la típica distinción entre ¿tú eres castellano o catalán? y yo una vez dije a una señora que me lo dijo, no yo soy gallego, y me suelta la señora, ah eres castellano, y yo, no señora, yo soy gallego...) y la CUP es como la versión catalana de NOS-UP, un partido independentista gallego antisistema que ansia la devolución de zonas de Asturias y Castilla y León que antes fueron parte de Galicia (en los mapas de la CUP aparecen los Països Catalans que incluyen el Rosellón, Baleares, Alghero, Valencia, zonas de Aragón, y el valle de Carche en Murcia), pero vamos es un tipo de nacionalismo de izquierda radical mientras que ERC es como una versión socialdemócrata y más moderna e inclusiva del nacionalismo que la antigua CiU. Que la gente tenga un sentimiento diferenciado es fruto del patriotismo/nacionalismo, que es algo que pasa en cualquier país, y de hecho la solemnidad nacional que se vive en la diada ya le gustaría que existiera en Madrid a mucha gente que vive en el barrio de Salamanca. Así que no Desorden, ahí no estoy de acuerdo contigo, si Cataluña se siente como se siente es porque tiene un sentimiento patriótico transversal (que implica a diferentes sectores de la población), de lo contrario no tendría esa sensación de agravio colectivo. Particularmente creo que el gobierno lo ha hecho fatal, ha pensado que esto se iba a desinflar y no ha sido así, siguen pensando lo de "españa es una y no cincuenta y una", y claro meterte una ostia contra la realidad es jodido... Pero en fin, el nacionalismo español es lo que tiene, algunos todavía no se dan cuenta que hay gente que se siente más catalana, o vasca, o incluso como es mi caso, gallega, que española, y no es por mal, es porque las cosas son como son. Aunque no soporto los aires de superioridad de la burguesía catalana (es un tipo de chauvinismo prepotente que en cierta medida es equivalente a la chulería madrileña) creo que lo que hacen todos los partidos nacionalistas catalanes es lo único que pueden hacer, porque la gente se lo reclama desde 2011 (de hecho creo que van seis años y no cinco). El PP es una máquina de fabricar independentistas, Junqueras (que a mí me da que es el verdadero ideólogo de todo esto) tiene que estar encantado con ellos.

dEsoRdeN ha dit...

En ningún caso niego que se enfrenten los nacionalismos español y catalán, eh Nao? Creo que no me has entendido: lo de que me importan un pimiento patriotismos y banderas lo decía por mi caso particular, que es también el de mucha gente que conozco y que está harta del españolismo rancio heredado directamente del franquismo que sigue menospreciando lo catalán, lo vasco, lo gallego... (lo diferente a ellos, vaya). Pero está claro que hay un transfondo de sentimiento nacionalista mayoritario en esta historia. Pero de hecho, creo que el gran triunfo del independentismo en estos últimos años es que ha conseguido atraer a muchísima gente que no nos hubiéramos acercado por sentimientos patrióticos, pero sí lo hemos hecho por motivos más pragmáticos, por hartura del menosprecio y la criminalización constante hacia lo catalán, y/o como vía de escape ilusionante hacia otra hipotética realidad futura que nos permita alejarnos de este Estado de mierda con modus operandi dictatorial. Y (vuelvo a hablar por mi) no seré tan iluso como para creer que si se consiguiera algún día la independencia (que lo dudo a corto o medio plazo), todo iba a cambiar por arte de magia, o se acabaría la corrupción (que en Catalunya también tenemos, y vuelvo a mirar hacia Convergència) y lloverían vino y billetes de 500 euros. Pero siempre pongo el mismo ejemplo: ahora mismo cargamos dos mochilas llenas de mierda (la española y la catalana), y si conseguimos quitarnos la española, será más fácil cargarse la segunda mochila (que para mi sería el objetivo final: deshacernos primero de la derecha española, y luego de la catalana, para construir una república social de izquierdas).

(divido el comentario que había escrito, que es demasiado largo y no me deja publicarlo todo en uno... XD)

dEsoRdeN ha dit...

Sí que es verdad que si hablamos de sentimientos, me siento más catalán que español (seguramente porqué asocio con prejuicios injustos 'lo español' a lo que representan PP, PSOE, Ciudadanos...). Pero me parece bastante absurdo el patriotismo, sea del color que sea, y eso de sentirse superior a otros porque hayas nacido aquí o allí (muy de acuerdo en que hay una parte del nacionalismo catalán ridículamente chauvinista). En lo que no estoy demasiado de acuerdo es que la burguesía catalana sea nacionalista. La burguesía de aquí (supongo que como todas las burguesías) son veletas que giran en función de cómo sople el viento, para salvaguardar sus bolsillos. Y el claro ejemplo de todo ello es CIU (aka Pdecat): no se subieron al carro hasta después de la manifestación masiva de 2012 (a la que Artur Mas, en plena negociación del pacto fiscal, no fue: http://www.elperiodico.com/es/diada-2012/20120906/artur-mas-no-ira-a-la-manifestacion-de-la-diada-2199043), y tras ver que aquello del independentismo empezaba a crecer de manera considerable. Eran expertos en lo que aquí llamamos 'la puta i la Ramoneta', que es nadar entre dos aguas de manera ambigua, no posicionarse de manera clara... se hacían llamar 'catalanistas', pero hasta entonces no se definían como 'independentistas' (palabra tabú entre convergentes por aquél entonces). Pero como son más listos que el hambre, envolviéndose en la bandera estelada encontraron la mejor manera de reaccionar a su bajada de popularidad en las encuestas y tapar toda su mierda de corrupción, 3%, Millet, luego Pujol... lo mismo que está haciendo el PP envolviéndose en la rojigualda, vaya. Al fin y al cabo, estamos hablando de dos partidos de derechas, y tanto monta, monta tanto. Adoro a la CUP (imposible no adorar a alguien que va al Parlament en camiseta... XD), aunque no esté de acuerdo con algunas cosas que hacen, o aunque caigan en incoherencias (¿y quién no? Los humanos somos incoherentes por naturaleza). Pero tienen muy claro lo que quieren y no se andan con tapujos. Y tienen (o ha tenido) algunas de las mentes más brillantes de la política catalana (David Fernández, Quim Arrufat, Antonio Baños, Anna Gabriel...). Creo que acabarán siendo los kamikazes necesarios (en el sentido metafórico) para que todo esto acabe fructificando (si acaba fructificando, que está por ver). Para mi los más listos de la clase son los de ERC. En todo este famoso 'procés', se han mantenido siempre en discreta segunda fila, dejando el desgaste para convergentes y cupaires, pero se acabarán llevando electores de un lado y del otro y acabarán gobernando Catalunya (sea como estado propio, o continúe como autonomía española). Sin duda, todo esto no habría sido posible sin el PP y su postura intransigente, inquisitoria y prepotente. Y a veces me entra la teoría conspiratoria sobre si toda esta historia no es un maquiavélico plan acordado entre peperos y convergentes para tapar sus respectivas miserias con una gigantesca cortina de humo...

dEsoRdeN ha dit...


Ah! Y lo de las fechas: la primera manifestación en la que yo escuché gritos masivos de independencia fue en julio de 2010, un día antes de que España ganara el Mundial (lo recuerdo perfectamente porqué fue como muy bipolar ver a gente gritando 'independencia' y al día siguiente celebrando el gol de Iniesta... XD). Pero la primera Diada en la que el independentismo sacó músculo de verdad y muchos empezamos a verlo como algo que iba en serio fue la de 2012 (esa la recuerdo por la polémica sobre si Artur Mas iba a ir o no, cómo se borró, y luego se subió al carro a toro pasado): https://elpais.com/ccaa/2012/09/11/catalunya/1347375808_419590.html

PD: Me ha dado por recuperar lo que escribí en su día sobre estas dos manifestaciones (2010 y 2012), y sabes qué, Nao? Creo que la entrada de la de 2010 fue la primera vez que escribiste aquí, porqué te digo el clásico "bienvenido!" que escribo siempre que alguien me deja un comentario por primera vez! ;D:

http://9desorden.blogspot.com.es/2010/07/desamores-desordenados.html

http://9desorden.blogspot.com.es/2012/09/ja-queda-menys.html

hiro ha dit...

Aquest any vaig estar a punt de no anar a la mani perquè estava fora de Bcn però al final vaig venir amb part de la meva família.
És al·lucinant comprovar, com després de cinc anys, es manté la il·lusió i l'alegria de totes les manifestacions anteriors.
Tenia una iaia al costat, asseguda en una cadireta, que cridava i cantava més fort que ningú.
No sé, aquestes coses em fan sentir orgullosa d'aquest poble. Si som capaços de fer manifestacions així de ben parides, imagina una república!

Ja veurem que passa el dia 1...

NaoBerlin ha dit...

El problema estriba en que todos somos en mayor o menor grado nacionalistas, es lo que tiene vivir en un mundo post-revolución francesa. Nuestra sociedad occidental ha sido parida para eso, nos guste o no.

En cuanto a lo de que la derecha catalana no es independentista... antes de que la izquierda fuera independentista a principios del siglo pasado la derecha ya era independentista, y no solo en Cataluña, en cualquier lugar. En Cataluña una cosa era Duran y Lleida y otra por ejemplo Oriol Pujol, que era independentista desde siempre, o el propio Puigdemont. Movimientos como la CUP solamente se hicieron independentistas a partir de los sesenta, porque antes de las revoluciones de Latinoamérica el comunismo seguía diciendo que el sentimiento patriótico era un sentimiento burgués (algo que en el fondo es cierto, aunque en parte). Si hablas de los últimos cuarenta años, sí, la derecha catalana echó el freno con eso de la independencia (auspiciada por un tío de ERC como Tarradellas), pero si miras de manera global la derecha catalana fue y en el fondo siempre lo fue, ha sido independentista. Ellos miran por encima del hombro a cualquier cosa que les suene a España, y han sido los primeros en desconectar de España, desde hace ya décadas. Yo lo veo así.

Myowndisaster ha dit...

Nao, suscribo todas tus palabras, muy de cuerdo contigo. No voy a seguir con el hilo del debate porque creo que quedan muy claros vuestros argumentos. Ójala este debate inteligente y respetuoso se hubiera producido entre ambas partes, hubiera sido muy interesante verlo incluso por televisión.

Myowndisaster ha dit...

Jeje Desorden...lo mismo no es tan conspiratoria esa teoria..yo creo que los tiros van por ahí ;)

dEsoRdeN ha dit...

Jo vaig flipar molt amb el tema dels iaios, hiro! N'h havia moltíssims! I alguns no podien ni aguantar-se les pets, però allà eren! Increïble...

Es cierto que nos educan así (empezando por algo tan aparentemente trivial como las competiciones deportivas, en que los equipos se agrupan por nacionalidades y todo el mundo ensalza a la suya. Lo damos como algo natural, pero ¿por qué agruparlos por el sitio de nacimiento y no por el sexo, por la raza, por el color de ojos, o por los grupos de música que le gusten a cada uno...?). Tú tienes muchos más conocimientos históricos que yo, pero mi impresión es que la derecha catalana siempre se ha movido y cambiado de chaqueta por intereses (al menos la que yo he vivido): tanto ha tenido a uno de los padres de la constitución española que ahora tanto denostan (Miquel Roca i Junyent), como ha pactado con el PP para investir a Aznar, como ahora se han subido al carro indepe para tapar su propia mierda (en el caso de Puigdemont, sí que es un sentimiento real. Tengo una compañera de curro de la que fue jefe hace años, y me dice que siempre ha sido independentista. Pero en el caso de Artur Mas, era pura impostura interesada; en el fondo, la CUP le hizo un buen favor obligándole a dejar la presidencia de la Generalitat, porqué se evitó un buen marrón). Y otra cosa por la que me guío son los continuos giros de linea editorial del diario convergente por antonomasia: La Vanguardia. Por todo eso creo que la derecha catalana sí que ha sido muy chauvinista, pero raramente independentista. Su única patria, como la de todas las derechas, es el bolsillo de su chaqueta. Y si hay que cambiar la chaqueta, se cambia.

Ese es uno de los grandes problemas que ha habido (y hay en todo este tema), Myowndisaster: que se ha llevado todo al extremo, al ruido, a la exaltación de sentimientos... y ha habido poca reflexión real, serena, equidistante, poca capacidad crítica de la masa, o poca autocrítica desde ambos bandos. Y, sinceramente, creo que al final eso le puede jugar una muy mala pasada al gobierno del PP. El otro día lo hablábamos comiendo en el curro: han sido realmente estúpidos, porqué si hace un par de años llegan a acordar un referéndum pactado y vinculante, sale el NO seguro, se acaba el problema, y quedan como una democracia seria (rollo UK con Escocia). Pero con su postura intransigente, 0 voluntad de diálogo, crispación continua, judicialización de un problema político, criminalización de todo lo catalán, etc. han conseguido encabritarnos a los que nos lo mirábamos conservando un espíritu crítico con ambas posturas. E incluso se les están cayendo las caretas de tal forma que hasta están consiguiendo que mucha gente en España empieza a entender o empatizar con el movimiento independentista. ¿Y sabes por qué? Porqué ha pasado de ser un asunto de soberanías a convertirse en una lucha por derechos civiles básicos en una democracia y que nos están intentando robar los herederos del franquismo (libertad de expresión, libertad de prensa, derecho a decidir...). Y esa segunda lucha no sólo afecta a los catalanes, sino a todos los españoles... (y lo de la teoría conspiratoria ya lo habíamos hablado tú y yo entre tapas y cañas ;D Y sigo dándole un margen de realismo nada descartable...)

Se os quiere!