dijous, 25 d’octubre de 2012

yOuNg aNgeR





Hoy estoy prolífico, sí. Mi nueva vida de esta temporada se está caracterizando básicamente por dos cosas: 1) tengo demasiado tiempo libre para pensar, y eso me pone de mala leche con la humanidad y me encierra en mi mundo (algunas noticias de mierda que me provocan deja vus de hace un año no ayudan a potenciar mis ganas de socializar); y 2) me relaciono con gente más joven que yo. En unos casos, por pura casuística vital; en otros, porqué mucha gente de mi generación está acabada, no vale la pena, o ha optado por otros caminos vitales; y en unos cuantos más, por interés real hacia personas de otra generación con las que empatizo.

Siempre me ha gustado relacionarme con gente más joven que yo. Quizás porqué mi estado mental siempre ha sido joven y vitalista; quizás por querer prolongar hasta la extenuación unos hábitos y un estilo de vida con los que me siento como pez en el agua; quizás por sentir que estás aportando cosas positivas o conocimientos y experiencias nuevas a personas con la mente más despierta y predispuesta a vivir en mayúsculas (y no tengo ganas de renuncias ni de empezar a vivir en minúsculas...); quizás porqué me gusta interactuar con mentes más puras y menos 'castigadas' y amargadas por la vida; o quizás porqué me gusta contagiarme de la energía, el entusiasmo algo ingenuo y el descaro que conllevan determinadas etapas de la vida, en una especie de relación vampírica en la que beber del elixir de la eterna juventud para esquivar el inevitable paso del tiempo.

No tengo ninguna duda de que llevo encima algo parecido al síndrome de Peter Pan, y que mi subconsciente siempre se ha negado a aceptar la vida adulta, y todo lo que conlleva de absurdo y de amargo. La vida adulta es una puta mierda, y eso lo sabe todo el mundo que haya llegado a ese escalón. Y quién no lo sepa, o es un ingenuo, o un empanado, o miente (a los demás o a sí mismo). Y la gente adulta también suele ser una puta mierda, porqué suelen ser los más niños de todos: los que te sueltan moralinas por un lado y se las pasan por el forro por el otro; los que critican a los demás por la espalda, les ríen las gracias ante ellos, y luego acaban actuando igual o peor que las críticas que lanzan como cuchillos circenses; los que tienen su palabra más devaluada que la más débil de las divisas del planeta; los que te atacan y te intentan envolver con sus propias amarguras como si fueran la red de un luchador romano; los que se arrastran y te quieren pisar lo que haga falta por su puta avaricia... fuck them all!

Yo voy a seguir con mi dinámica de hacer lo que me venga en gana: irme a dormir a las mil, levantarme a las dos mil, leer, escribir, ver, escuchar, tocar, saborear, oler... todo lo que me dejen. Y a lo que no o a los que no, le pueden o les pueden dar por saco. Voy a seguir adorando a los 'perdedores' que ellos detestan, y detestando a los 'ganadores' que ellos adoran. Renunciar a todo lo que la masa aspira si a mi no me apetece, y sentirme orgulloso por ello. Orgulloso de mi individualidad, y de todo lo que me haga diferente y único, que es mucho. Y capaz de admirar y aprender de las otras individualidades que merezcan la pena. Con mucha hambre de vida, y con muchas ganas de liberarme de todos los que me matan poco a poco. Rodearme menos de los que restan y más de los que suman. Y pedir y luchar por esa pizca de suerte vital tan necesaria y que al final puede decantar la balanza de un lado o del otro...






10 comentaris:

X ha dit...

O quizás porque las que tienen diez tacos menos que tú están más buenas que las de tu edad, digámoslo todo. xDD

Campanilla ha dit...

Di que si, arriba el individualismo, que de borregos está lleno el mundo.
Brindo contigo por la suerte de ser "originales"
Besitos

hiro ha dit...

Subscric moltes de les teves frases, sobretot el paràgraf final.
Sí, la vida adulta és una merda! Però jo ja ho intuïa quan era una nena. Potser per això mai he volgut "madurar" en el sentit que la gent adulta té del terme, és a dir, aborregar-te i renunciar a una part important de tu per ser com la resta.
Si això li volen dir síndrome de Peter Pan estic encantada de patir-lo.


Cris ha dit...

"Rodearme menos de los que restan y más de los que suman. Y pedir y luchar por esa pizca de suerte vital tan necesaria y que al final puede decantar la balanza de un lado o del otro..." Mi comentario es buffff ( tu ya me entiendes, no? )
Achuchón!

hana ha dit...

ahhh juventud¡¡¡... divino tesoro


saludos


complicao dejar un comentario que no sea robótico

Anna K. ha dit...

Em vas dir una vegada algo semblant, que arribats a una edat les persones s'encaminen cap a un procés de decreixement personal i pèrdua de la curiositat.. brindo per les persones que s'oposen a aquesta tendència vital tan horrible

El que importa no són les edats, sinó el que fa especial i úniques aquelles persones. Sento dir-ho, però sinó és així, als meus ulls almenys, no valen res perquè aleshores són clons superficials...

Per cert, el síndrome de Peter Pan va més enllà del mer fet de no voler madurar, és una actitud d'irresponsabilitat, de covardia, envers la vida o les situacions difícils que poden sorgir... no crec que sigui el teu cas

dEsoRdeN ha dit...

Eso es así a veces, X, pero no siempre, ni mucho menos! Y no sólo hablaba de chicas, calentorro... XD

Viva el individualismo y la originalidad, campanilla! (un nombre muy apropiado para este post... ;D)

L'atac dels clons borregos, hiro! Lluitem contra ells! Visca la resistència!! :)

Creo que te entiendo, Cris, creo que te entiendo... :D

Viva la juventud de espíritu, hana! (no he acabado de entender lo del comentario robótico... ¿¿??)

Estic absolutament convençut que això li passa a molta gent, Anna K, i em nego a que se m'encomani! Molt d'acord amb el segon paràgraf. I sí, ho sabia, i per això vaig escriure "algo parecido al síndrome de Peter Pan...". Però gràcies pel 'piropo'... ;D

hambre voraz de vida

tan solo una cerilla ha dit...

estoy contigo, si hacerse mayor es tener una casita en una cuidad dormitorio con dos crios y un perro y dejar de sentirme viva me niego
casualmente me gustan mayores, y con todas personas mayores que he estado me han hecho sentir mas viva que los jovenzuelos, las ganas de vivir no entienden de edad, se puede estar muerto con 25

Pio ha dit...

Uba a añadir mi opinión pero cerilla la ha escrito antes XD

Sentirse vivo lo hace tú, tu alma y no la edad y si estás a gusto, a por ello!!!

dEsoRdeN ha dit...

Yo es que soy muy poco stándard, y no me gusta esa vida, cerilla :) Cuando he estado con chicas mayores que yo, lo que me han dado es equilibrio y serenidad. Las más jóvenes suelen darme vida y locura (más...) Muy de acuerdo con tu última frase!

Sí señora, Pio! Muy de acuerdo también!