dijous, 11 de gener de 2018

sÁLvaMe, KiM dEaL




Ha vuelto la rutina laboral, y con ella la sensación de soledad y de no preocuparle a nadie. Entre semana todo el mundo está ocupado, te dicen de quedar la semana siguiente, y cuando llega, tampoco pueden. Si tú no llamas, los demás no lo hacen, y los días pasan idénticos, uno detrás de otro. El martes lo llevé fatal; hoy he estado ocupado y ha sido algo mejor. El lunes hablé con Stones Song y le dije de quedar antes de irse a Londres, pero iba de culo haciendo cajas y quedamos en vernos cuando vuelva de visita. Eso puede ser de aquí a un mes, o de aquí a cuatro. R-Ojos-Claros estaba com gripe y todavía no hemos podido quedar para la charla pendiente. M-Pop y E-Rizada me dijeron la semana pasada de quedar ésta, y seguimos sin vernos. Y E-Platónica se iba hoy a Londres por curro, y hemos dicho de hablar la semana que viene. Ayer, ya harto, me declaré en huelga de teléfonos caídos. Quien quiera verme, ya sabe donde estoy. Me fui a ver un documental de Bowie, pasé de contestar whatsapps, y me fui a casa a ver The Fall y otro documental del 1 de octubre que volvió a sacarme lágrimas de impotencia e incredulidad mientras decía "qué hijos de puta" a los animales con porra que salían en pantalla. Hoy he ido a una presentación al mediodía, ha venido L-de-Lesbiana a casa por la tarde, y también me ha escrito La Chica Del Ex Novio Imaginario, tras 3 días de silencio y dejar espacio por mi parte. Me ha gustado que haya escrito, aunque no ha contestado mi respuesta posterior. Quizás no debería haberle dicho de ir al cine de manera tan directa, pero no me gusta reprimir mi naturalidad. Tampoco me quiero agobiar por todo ello. Igual que yo muchas veces paso de whatsapps hasta horas o el día después, ella también tiene derecho a hacer lo mismo. No quiero caer en la esclavitud y las estúpidas angustias de las malditas redes sociales. No nos damos cuenta realmente del mal que nos están haciendo a todos, en forma de control constante de nuestros movimientos, de voyeurismo hacia los de los demás, y de montarnos películas en la cabeza y volvernos locos todos, de pies a ego. Estoy en fase sociable y necesito hacer cosas, y hablar con gente. Necesito conversaciones etílico-filosóficas sobre la vida. Necesito estímulos. Necesito sentir que me pasan cosas. Y estoy cansado de puertas que se abren y se cierran tan rápido, y de días grises, y de sentirme tan prescindible. Soy demasiado dependiente para ser tan independiente...


  

Cap comentari: