dimecres, 20 de gener de 2016

pASaNdO eL RatO




La ley del todas o ninguna sigue vigente. Yo sigo siendo igual de feo, pero será la erótica del poder, o que últimamente ando por la vida muy desenfadao, chisposo y melasudista. No suele fallar la tesis del no busques nada y encuéntralo todo; o la del desnúdale el cerebro y la ropa caerá sola (adaptación dEsoRdeNada de una frase que he visto hoy y me ha parecido brillante a ratos, y asquerosamente Paulo Coelho a otros). O aquello de lo importante no es ser guapo, sino desprender follabilidad. Y eso es algo que no se consigue en el gimnasio, sino dándole a la quijotera y al descaro, tras muchas horas de cultivo por vías diversas. Al fin y al cabo, si uno se pone introspectivo y reflexivo, al margen de los (1000) deseos carnales que uno pueda sentir diariamente con gente que ve en la calle, en el metro, en el curro, en un bar, en un anuncio, en una peli... lo que todos buscamos es alguien que nos despierte las ganas de follarle el cerebro. O al menos a mi me pasa. Quiero encontrar a alguien que me estimule y me ponga dura la materia gris. Que con su sola presencia y conversación me haga eyacular 1000 ideas disparatadas y planes que compartir, surgiendo a borbotones. Alguien que me descubra grupos, películas, gusto por aficiones que ni sé que tengo. Que me despierte ganas de enseñarle cosas, y viceversa. Y mientras eso no llegue (si es que llega alguna vez...), me conformo con revolcones de diversión carnal por instinto de supervivencia, que ya me llenan (o vacían, según se mire) lo suficiente como para ir tirando por la vida con cierta felicidad. Y como todo esto lo huelen con ese inquietante Séptimo Sentido femenino, en un solo martes La Chica del Tatoo en la Ingle me dice de ir un día a hacer unas birras, J-De-Las-Afueras que si voy a un concierto, A-Cosas-Claras-O-No-Tanto de vernos en un par de semanas, y una antigua M que me volvió loquito años atrás que si quedamos el jueves en su casa. Y para rematarlo, L-Rizos-Dorados me dijo en la fiesta del otro día que la avisara si iba el viernes al concierto de Les Sueques. Sin olvidar que a final de mes coincidiré en otro concierto con la Ex-Cañí con la que compartimos dulce bienvenida al 2016 en fin de año, y que a estos dos conciertos podría apuntarse también J-de-las-Afueras... parece que 2016 ha empezado caprichosamente juguetón...


PD: Fui a ver la de Tarantino, y me dejo más frío que el que pasan sus protagonistas. Es él, que empieza a repetirse, o soy yo, que me hago viejo...?