dijous, 21 de gener de 2016

aNimAL NiGHtrAte




Cómo me gusta escribir de noche. De noche pienso más fuerte. Y más claro. Ni tan siquiera es cosa de las cervezas que hemos compartido mientras pensábamos en nuevas fiestas y proyectos que nos proponen tras el éxito de la primera. Es cosa de biorritmos. Yo nací de madrugada, así que es mi estado natural. La calma que reina fuera también ayuda, si bien la distorsiono con la música que suena en mis auriculares. Sí, soy de los que escucha música con auriculares y pone luces ténues de noche para no molestar a los demás. Es por eso que me cabrea un montón cuando los demás no piensan en mi. Si yo lo hago con ellos, no veo por qué el trato no puede ser recíproco. Sería lo justo. Pero supongo que la justicia no existe en el serrín cerebral de los subnormales. Y el mundo está lleno de ellos. Incluso tú o yo lo somos a veces, aunque no sea algo voluntario. Otra cosa que no entiendo es la gente que lee un blog y no escribe, o a los que no contestan un mensaje. Poca empatía, poca inquietud, mucho ombligo. Lo único malo de este ritmo nocturno es que casi no veo el sol (y así voy, que me dijo mi oftalmóloga favorita que me faltaba vitamina D), por culpa del maldito invierno y de la estúpida (e inútil) manía de cambiar los relojes de hora. Yo gasto más electricidad así, por mucho que me intenten vender la moto de que es al contrario. No os creáis lo que os digan otros, porqué en el 90% de los casos será mentira...

Últimamente estoy muy activo. Serán las compañías estimulantes, el hecho de sentirme mejor conmigo mismo, o las urgencias por vivir que le vienen a uno cuando los problemas de salud (propios o ajenos) revolotean alrededor. Como le decía a no sé quién, creo que lo mejor que podríamos hacer todos es vivir como si nos quedaran 3 meses de vida. Evitaríamos conformismos y rutinas, seríamos más valientes y decididos, y el mundo sería un lugar mejor para vivir. Hoy parece que las faldillas se han calmado, tras la avalancha de ayer. La escucha obsesiva de las Hinds me ha llevado a acordarme y rescatar antiguos discos de otros grupos garajeros femeninos, como Thee Headcoatees, las Delmonas, o Detroit Cobras. Adoro a estos grupos, y estos ritmos, y estos sonidos añejos y grasientos.


Cambiando de sonidos, el viernes salen los discos de Suede y Savages (que ya he escuchado, y me ha vuelto a encantar como el anterior). Hoy los cabrones del Primavera nos han tenido toda la tarde pendientes del puto cohetito que no despegaba ni a tiros (son casi las 4 de la mañana, y ahora mismo hay 175 usuarios conectados). El rumor era que mañana anuncian el cartel, aunque también me decían que podían aguantarlo hasta el lunes. Es innegable que manejan perfectamente el marketing para mantener la expectación, cosa que siempre es más fácil cuando eres un festival mastodóntico que mueve millones de euros. Seguiremos esperando a que se cansen de jugar con nosotros, malditos bastardos...



2 comentaris:

Paola Vaggio ha dit...

Tal vez no nos lee nadie, desorden, y por eso no nos hablan XD Me gusta la selección musical de hoy. A mí me gusta escribir de noche, también. Los blogs personales, los que sobrevivimos, definitavemente somos nocturnos.
Como esos barss de las pelis en los que te ponen una copa y el/la camarero/a te aconseja o aguanta tu borrachera porque le caes bien.


P.d. Me lo dijiste a mí. Lo de los tres meses...

dEsoRdeN ha dit...

jeje, en el administrador de posts hay un apartado de estadísticas, y según eso, sí que entra gente a leer el blog. Deben ser tímidos, o mudos, o mancos, y no pueden teclear. Si te gusta esta selección, un día te secuestraré para llevarte al Balam Bam Boom (tengo un topo allí que me ha dicho que irán volviendo puntualmente). Me gusta esa analogía de los blogs y los bares. Yo suelo acompañar la noche con crussancitos de chcolate, en vez del whisky on the rocks que le pediría al camarero...

PD: cierto! Ahora que lo dices, lo recuerdo. Yo y mi mente dEsoRdeNada...