dimecres, 4 de novembre de 2015

tERroReS, aMOreS, aRdOReS...




Sudor frío; angustias; temblores; casi 8 años de dEsoRdeN han pasado delante de mi maltrecha retina en 5 segundos. Por aquellos misterios de la maldita informática a la que tanto odio, mi cuenta con la que entro y escribo aquí y en Musas dESoRdeNadas había desaparecido de mi ordenador. Normalmente me salía por defecto, y yo simplemente introducía la contraseña de manera automática, como un robot, de tantas y tantas veces que lo he hecho. Pero hoy no me salía, y he estado unos buenos 15-20 minutos que me han parecido horas, intentando entrar sin éxito, o hasta haciendo eso de la recuperación de la cuenta en la que me pedían cosas que ni recuerdo. Me ha pasado por la cabeza el terrible momento que supuso comprobar que Blogger me había borrado mi primer blog dEsoRdenado, hace un montón de años. En aquél momento me sentí como si me hubieran extirpado un órgano; como si me hubieran robado mis recuerdos; como si me hubiesen atracado y se hubieran llevado una parte de mi vida con alevosía y sin mi consentimiento. Sentí una rabia enorme, y la frustración de ver que no podía hacer nada. Tiempo atrás había empezado a copiármelo todo en Word, pero no llegué a completar ese trabajo de chinos. Y aunque lo hubiera hecho, no era lo mismo. Faltaba el diseño, la parte estética... y las canciones. Ésas que dicen tanto o más que el texto, o que lo rematan, o que juegan y bailan con las palabras previas para darle un sentido conjunto, o sin junto. Afortunadamente la pesadilla ha acabado cuando he recordado la manera que diseñé un día para casos de contraseñas perdidas y urgencias informáticas de pavor extremo. Respiro, como cuando marcas un gol en el minuto 90 que te salva de la debacle...

Entre ayer y hoy, he visto 4 documentales en el In-Edit; el jueves me esperan 3 más, y el viernes, los 2 últimos. Bueno, miento, porqué también tengo créditos para ver 4 más on-line. En total, serán 14, si le sumo el de Daft Punk de la jornada inaugural. Adoro los documentales musicales. Siempre me han encantado las biografías musicales. Saber de dónde vienen los artistas que me fascinan; conocer su contexto; de dónde narices salió tal canción, o qué se esconde detrás de sus letras, y que normalmente no suele coincidir con mi propia interpretación personal e intransferible. Pero el formato documental es triplemente atractivo: le añade imágenes originales a lo que te pueda contar un libro, es más fácil de digerir y de recordar, y por supuesto, lo envuelve todo con el elemento primordial: la música. Ver el pueblecito de donde salieron The Jam, conocer la cara oscura (y no va con doble sentido) de James Brown, disfrutar de la estética conceptual de 'Station to Station', ver lo cretino que era Michael Stipe en sus inicios... una experiencia impagable, y que te hace redescubrir discos y artistas, y verlos con otros ojos, o con los mismos de antes pero aumentando o disminuyendo su potencial emocional. Adoro este festival, y me siento enormemente privilegiado por poderlo disfrutar en mi ciudad, y por contribuir con un pequeñito grano de arena a su difusión y memorabilia.

Por lo demás, el viernes me enamoré locamente de una chica con supuesto novio pasivo a la que conocí bailando (como no). Un par de cruces de miradas y sonrisas, un avanzar un par de pasos y estirar el brazo hacia ella, un contornearnos aquí y allí entre miradas ajenas de asombro, un enganchar nuestros cuerpos de manera despreocupadamente obscena, un cantar juntos canciones de los 90, un pedirle un nº de tf o un contacto vía redes sociales, un "no sería plan, que he venido con mi novio", un adiós entre sonrisas y besos en la mano, un verla volver inesperadamente a por mi cuando suena 'Qué Puedo Hacer?', un intercambiar anécdotas de Los Planetas, una segunda despedida, y un decirle que si por aquellas cosas de la vida rompe con su novio, venga a buscarme. La Chica de las 3 Ms era maravillosamente dEsoRdeNada, y al día siguiente me estuve lamentando por no haber sido más insistente para sacarle un contacto y volverla a ver. Joder, si algo soy, es tozudo, pero mi obstinación debía estar durmiendo a esas horas... 

Mañana he quedado con Rubiaza Locuela para que me acompañe y me haga de talismán. Han elegido unas fotos mías entre las finalistas del concurso de Festes de diSoRdErLand, y mañana será la entrega de premios donde desvelarán quiénes son los ganadores. Es la primera vez que me presentaba, y la verdad es que me hizo mucha ilusión la llamada que recibí ayer anunciándomelo y preguntándome si iría a la gala. Cuando presenté las fotos semanas atrás y me dieron el número 13, tuve un buen pálpito. Ganar algún premio ya sería la leche, pero al menos he dado el paso que me decían mis padres y amigos de que me presentara a algún concurso o expusiera. Será exceso de humildad, o que no soy capaz de tomarme en serio porqué me parecen unos auténticos cretinos patéticos los que lo hacen. Qué sé yo. El caso es que mis fotografías estarán sí o sí en la exposición colectiva en el ayuntamiento de diSoRdErLand, y eso mola, qué cojones...






6 comentaris:

Paola Vaggio ha dit...

wowwww me encanta la historia de la chica. Yo también quiero que me pase. Si después de tanto tiempo... (Que le zurzan al novio.)

Paola Vaggio ha dit...

felicidades por lo de las fotos. Disorderland es mi ciudad o es otra?

dEsoRdeN ha dit...

Sí, fue genial pero fugaz, Paola. Pero anduve muy lento de reflejos para, al menos, haberle dado ni que fuera yo mi contacto y dejarle elegir si quería volver a verme o no... (pero sí, le deberían haber zurcido al novio... a veces me pregunto si soy demasiado estúpido por negarme a historias con novios ajenos de por medio).

Gracias! :) diSoRdErLand es un término un poco ambiguo, como tantas otras cosas dEsoRdEnadas; a veces lo uso para referirme a mi Vila, a veces para tu ciudad (que engulló a mi Vila hace algo más de 100 años atrás), o a veces incluso para todo este territorio que ahora quiere vivir libremente como Estado propio...

Key Hunters ha dit...

Te recomiendo mucho que pongas en el blog uno de esos enlaces para suscribirse por correo electrónico a las entradas que se publican (es un gadget de ésos de blogger) y te suscribas a tu propio blog. Yo puse el gadget porque me lo pidió un lector, me suscribí y ahora tengo una copia de seguridad en mi correo de cada entrada que publico. Para el día que falle blogger, porque cualquier día veo que desaparecen todos los blogs por error o algo así. Google mola, pero blogger la verdad es que es un desastre.

¡Besos besos!

hiro ha dit...

El que has descrit a la primera part del post, és un dels meus pitjors malsons! De fet, quan fa temps vas explicar que t'havia desaparegut l'anterior blog, vaig anar corrents a fer una còpia del meu.

Ara em mataràs... però encara no he anat mai a l'In-Edit... i això que m'encanta conèixer la genesi dels grups i el que s'amaga darrera de les cançons. A veure si l'any que ve m'estreno en l'In-Edit. Tenen molt bona pinta els documentals que has linquejat.

Pd: Felicitats!! a veure si passo per l'ajuntament de diSoRdErLand a veure l'expo ;)

dEsoRdeN ha dit...

mmmm... tendré que investigar eso que me dices, Key. Gracias por el consejo! :D Blogger fears!!

és terrible, hiro, recordo perfectament la ràbia i la impotència que vaig sentir aquell dia. Mamma mia! Ja trigues a anar alguna vegada a l'In-Edit!! És un paradís d'històries musicals fascinants!! NO és el mateix que anar-hi a veure-ho en pantalla gran, però també pots veure documentals online (http://www.in-edit.tv/webapp/). Ja diràs què et semblen les fotos si t'hi passes! ;D Per cert, aquesta setmana s'inaugura l'expo del World Press Photo al CCCB!