dimarts, 12 de maig de 2015

sO yOuNg



Nueva era; mente abierta, corazón ahumado. Una camisa a cuadros, y el espíritu de 15 años atrás negándose a abandonar el barco. Llegar, y que en el escenario la banda toque 'Creep'. Ultimar detalles, deshacer entuertos, y sentarse a esperar en la barra. Que las primeras que lleguen sean las últimas en entrar en la historia dEsoRdeNada. Charlas, introducciones, y que empiece el desfile de vida en forma de caras, momentos y espíritus. Besos, abrazos, risas, y sentirse querido y completamente desbordado. Efectivamente, la convocatoria se te ha ido de las manos. Viene incluso gente a la que no habías invitado, pero debe ser cosa del boca-oreja, o incluso del whatsapp. Incluso Colega Malafolla invitó por Instagram a una súpermodelo que estaba en la ciudad y que, por supuesto, no vino. Habría sido ya el colmo del dEsoRdeN. Sensaciones similares a una década atrás, con el encanto de esa macedonia de seres y estares sin conexiones aparentes pero sí una certera: tú. Sí, por mucho que no te gusten los focos y te muevas mejor entre sombras, has sido tú quien ha unido a decenas de personas inconexas en ese lugar y en ese instante, generando reencuentros, nostalgias o incluso una situación quizás algo incómoda entre ex que no habías contemplado en la convocatoria. Has sido tú quien ha provocado ese estado de etilismo colectivo, euforia desmedida y felicidad temporal entre canciones que casi ni recuerdas, pero que suelen ser más o menos las mismas en ese templo del dEsoRdeN que podría explicar muchas cosas de ti si sus retratos decimonónicos o sus vinilos colgantes hablaran. Faltan muchas caras y cuerpos que te habría gustado unir a esa celebración del hedonismo y la vida en la oscuridad, pero nada es perfecto. Ni tan siquiera un momento así. Quien mucho abarca, poco aprieta, pero no es el día para eso. Es noche simplemente de disfrutar, de recordar, de reír, de bailar, y de echarle un pulso a la vida, como queriendo disimular miedos y vértigos haciéndote el fanfarrón. Libros, camisetas y alcohol. Así es como te deben ver, música mediante, claro. Y supongo que no van muy desencaminados, aunque sea un retrato incompleto. Es lo que tiene la vida que nos ha tocado vivir, donde muy pocos saben realmente sobre muy pocos, y casi todo el mundo se queda en el escaparate y no se atreve a entrar a chafardear, preguntar, o incluso probar. La noche va haciendo su selección natural, y el grupo de selectos escapados se lanza a escalar las montañas de la diversión difuminada en la otra punta de la ciudad. Incluso hay quien se queda por el camino, charlando con chicas acabadas de conocer por la calle. La anarquía que adoro y tantas veces he proclamado a los 4 vientos. El segundo escenario es también un clásico dEsoRdeNado, y sigue igual que siempre: las paredes sudan, la gente sonríe y cede su amor por horas o incluso minutos, y la pista es un campo de batalla donde es imposible que tus bambas sean del mismo color al entrar que al salir. Lo que allí pasa, allí se queda; a veces por voluntad propia, y a veces por incapacidad neuronal. Al salir ya es de día, y vuelvo a casa en helicóptero. Hacía tiempo que eso no pasaba, pero la ocasión se lo merecía. La noche ha sido como un slideshow parcial de tus últimos 10 años, con presencias y ausencias, deja vus y orígenes inciertos, y una puerta abierta para que entre el aire y se vayan fantasmas y quistes sin sentido. Que ya empezamos a tener una edad...


4 comentaris:

hiro ha dit...

Com la vas armar, eh? jaja vaja farra! m'alegro que t'ho passessis tan bé :)) I nosaltres ens la vam perdre, sorry... Que consti que jo tinc esperit jove però a vegades el cos ja no acompanya :(
A la pròxima no faltem!!

dEsoRdeN ha dit...

doncs sí, jeje :P Va estar molt bé, una llàstima que no us poguéssiu passar Reserveu-vos dia per d'aquí a 10 anys... ;D

Pio ha dit...

A mi no me llegó esa invitación al cotarro...te la guardo ¬¬

Anda! anda! que quemaste Barna y no dejaste ni las cenizas de tanto bailar.
Me alegro que fuese espectacular y por supuesto mis felicitaciones retrasadas :D

dEsoRdeN ha dit...

jeje; si llego a invitar a gente de fuera de diSoRderLand, tengo que alquilar el Palau St. Jordi, Pío... ;D Gràcies! :)