divendres, 1 de maig de 2015

bAiLaNdO




Pocas cosas disfruto tanto como bailar. Y no hablo de la moda ésta de bailar swing académico (ahora parece que no seas nadie si no vas a clases de lindy hop...), ni mucho menos de salsas, bachatas y demás ritmos caribeños que me hacen vomitar. Hablo de salir de noche y bailar a mi aire rock'n'roll, rhythm'n'blues añejo, indie, pop o cualquiera de las chorropocientasmil canciones de la historia que me trastocan el alma de arriba a abajo y me hacen sentir VIVO. Como anoche, en la cena indie con amigos de Ukelele Boy, un chico muy majo con el que coincido en los intercambios de inglés. Me gusta la excitación que me provocan estas citas, por la incerteza de saber cómo será la gente que vas a conocer, y la posibilidad de que conectes con alguien, ya sea para una noche de diversión, o para lo que dé de sí a más largo plazo. Las nuevas caras son como salvavidas a los que aferrarse en el océano de rutina en el que se mueven nuestras acomodadas vidas de clase media: sean de aquí, de Madrid, o un italiano con acento parecido al de la A-Lombarda (de hecho, él también es lombardo). Bailas a tu aire, también con alguna de las chicas del grupo, o con varias que se acercan con más o menos disimulo: la morenita de rizos muy maja, la Mia Wallace con mirada algo ida, otra que aparece de no sé dónde y te coge dando un grito, la chica de rojo de mirada tímida, o hasta un negro de pelo rasta con el que chocamos la mano con complicidad tras marcarnos unos pasos que debían venir del más allá... siempre he estado convencido que fui negro en otra vida. La música del Marula es cojonuda, tirando de soul, r'n'r y r'n'b sesenteros, de aquella que se te mete el ritmo en el cuerpo y no puedes parar de moverte, reír y ser amable con los demás. Igual que otra vez anterior en la sala, coincides con una actriz que viste por primera vez hace unos días y te gustó bastante. Al acabar la noche, los últimos supervivientes te preguntan por qué no has intentado nada con la morenita de rizos que ha vuelto un par de veces ("si la tenías en el bote..."), y aunque casi ni tú sabes por qué, la verdad es que te daba pereza. Sí, te hacía gracia, pero sigues en este pozo de pasotismo extremo hacia el género femenino, y supongo que un poco con el rebote ése de pensar que también ella te podría haber tirado la caña si realmente le gustabas. Nunca he entendido los estúpidos roles preconcebidos en esto de las conquistas chico-chica, y me tocan bastante las narices las aburguesadas actitudes pasivas de muchas chicas. Aunque luego, con la noche ya hecha día, y al ir a despedirte con la última chica del grupo con la que te quedas solo al final, intentes besarla sin éxito, en un acto reflejo instintivo de esos que te sale sin saber por qué, cuando ya has desconectado el cerebro y vas con el piloto automático del deseo guiando tus pasos. Quizás era un simple intento inconsciente y desesperado de no acabar solo una noche cojonuda, como buscando un lacito carnal sin compromiso con fecha de caducidad. Pero es que a veces no te entiendes ni a ti mismo...


PD: Dos semanas después de quedarnos sin Percy Sledge, ha muerto Ben E. King. El soul se nos está tiñendo demasiado de negro últimamente... :(




5 comentaris:

Cé. ha dit...

Odio los roles y yo tampoco me entiendo, pero ojalá pudiera bailar como describes.

hiro ha dit...

Jo tampoc entenc aquests rols estúpids. Però el que és segur és que els nois balladors lliguen més ;D
M'encanta ballar com si no hagués un demà (encara que per fer-ho necessito un parell de copes, cosa de la timidesa...) Diumege al final vam anar a l'Apolo i va ser genial! la Dolo Beltrán és una crack dalt l'escenari.

Pd: quina pena que Ben E. King hagi mort :(

dEsoRdeN ha dit...

Querer es poder; y no hacer es no querer...

A falta d'altres encants, ballar funciona prou bé, hiro... :P Poques coses em fan xalar tant; jo per fer-ho només necessito música que em motivi. Més d'una i de 1000 vegades m'he emborratxat de música, sense necessitat de més estímuls externs. Celebro que ho gaudissis! :)

PD: doncs sí... :(

Paola Vaggio ha dit...

Tus intercambios de inglés pintan interesantes. Yo también quiero.

dEsoRdeN ha dit...

oído cocina, Paola Vaggio! Marchando una de fish & chips para la mesa 7!