dijous, 26 de setembre de 2013

sWeAt, ShaKe & RoLL!!



Noches deja vu, para bien y para mal. Papis que salen por primera vez en 1000 años. Reencuentros inesperados como goles en el minuto 90. Ver un concierto junto a 2 fresonas rebeldes. Joder, cómo pasa el tiempo, y cómo hemos cambiado. Koko-Jean tiene la aureola mágica. Volcán de energía y sexo subiéndose una minifalda rebelde a ritmo de hot hot soul y rythm'n'blues. Un abuelo de talla S baila solo con estilo peculiar, sonrisa ida y auriculares de botón. La chica que baila como un pato se me arrima, en ese terreno de ambigua incerteza entre el flirteo, la ebriedad o un exceso de fantasía propia. Exciting moments, Excitements t-shirts. Paseo agradable al norte. Redes sociales indiscretas chivándote cosas al oído. La noche muta a día como mero entretiempo de una nueva noche. Mano a mano intergeneracional. Puertas crappy que se cierran, invitación al paraíso sidecariano. El camarero nos da una lección de los misterios del vodka, pero a mi me da igual; yo soy de whisky. Hoy es noche rockera y rockabilly, y han invitado a Elvis, al pequeño Richard o hasta a Nick Curran. Si los pies despegan, habrá que seguirlos. Se nos cruzan entre manos lituanas, hispanas o catalanas, y un chico con cara mortadelo me dice que soy un buen bailarín. No soy yo, es la música, que se me folla y me retuerce y me agita a un lado y al otro sin control, entre contorsiones y juegos de pies absolutamente incontrolables. La Ginger de granate sonríe y me atrae, pero aparece salida de no sé dónde la chica de blanco a la que le había echado el ojo nada más entrar. Y hacía tiempo que no bailaba con alguien con tanto desenfreno y pasión. Hasta a mi me cuesta seguirla, y me agarra con tanta fuerza que me deja la mano adolorida durante horas. Y me hace sudar a litros, y me deja ardiendo y resoplando al final de la noche. Hay un par de parejas que bailan espectacularmente bien, y tienen esa sonrisa de felicidad orgásmica que sólo sale en momentos de autoliberación, afirmación personal y melasudismo absoluto respecto a tu entorno inmediato. El día que a todos se nos caigan para siempre caretas y escudos, por fin podremos ser felices y auténticos al 100%. Una rata tamaño diplodocus corretea en pleno centro, como si fuera a perder el autobús al aeropuerto. Subir de vuelta a diSoRderLaNd, con parada borrosa previa. No quisiera interrumpir. La noche oculta muchas cosas, y todos lo hacemos. A veces por miedo, a veces por timidez, a veces por un curioso sentido de la justicia. Por aquello de no regalar según qué virtudes a quién no haga méritos, porqué les restarías valor. Por aquello de que haya cosas que los demás no entiendan, u otras de las que no estés especialmente orgulloso. Noches deja vu, para bien y para mal. 



10 comentaris:

begusa ha dit...


me gusta la gente que se deja follar por la música...
creo que saben de qué va esto de la vida.. ;)

Cé. ha dit...

Hoy leí en un libro infantil algo así como que una buena canción era como un beso, porque te dejaba sin respiración y te hacía evadirte del mundo. Me pareció que había libros infantiles que decían cosas que merecían la pena. Suena a buena noche, y me gusta la foto desordenada.
Muá!

V.M. ha dit...

Ah, las canciones... siempre tan poderosas...

Anna K. ha dit...

Mola la cançó, la foto, l'actitud

Quina pena que es morís ara fa gairebé un any :(

Ses ha dit...

Para mí la noche hace tiempo que se ha convertido en un Deja vu, me aburre soberanamente.

dEsoRdeN ha dit...

totalmente de acuerdo, begusa... :)

es una buena metáfora, Cé. Fue una buena noche, aunque la foto es del último Primavera, pero me pareció que pegaba... :)

Y nunca pierden su poder, V.M. !

Merci, Anna K. Ja :( li vaig dedicar una entrada quan va morir; aquest disc em posa a 1000!

A mi eso me pasa con el día, Ses. Las cosas más interesantes, divertidas y auténticas siempre me pasan de noche


hiro ha dit...

Com trobo a faltar nits com aquestes en que no parava de ballar fins que em feien mal els peus! encara que no sé si ara ho aguantaria... A l'Id no li agrada ballar :( només ho fa si està borratxa així que no es qüestió de tornar-la alcohòlica per fer unes "ballarugues" XD

dEsoRdeN ha dit...

aquestes nits són lo millor del món, hiro. Poques coses a la vida em fan sentir tan viu! Doncs què vols que et digui: jo crec que sí valdria la pena alcoholitzar-la... XD

yo, la reina roja ha dit...

Esta es la mejor frase que te he leído: "No soy yo, es la música, que se me folla y me retuerce y me agita a un lado y al otro sin control, entre contorsiones y juegos de pies absolutamente incontrolables". Olé.

dEsoRdeN ha dit...

Y el caso es que es bien cierta, reina roja: cuando la música te penetra, es imposible resistirse, y lo único que puedes hacer es sentir y gozar con movimientos anárquicos o imposibles...