divendres, 23 de març de 2012

VeRgüEnZa aJeNA





Esta noche hemos vuelto a ganar después de muchas semanas sin hacerlo, y estoy tan molido que no me llega sangre al cerebro para pensar algo ingenioso. Así que me limitaré a hablar, precisamente, de fútbol. O quizás mejor debería hablar de antifútbol. El Equipo del Mal podrá ganarnos la liga o no, pero ya sólo las risas que nos estamos echando ante el patético espectáculo que dan en cada partido de mal perder de vergüenza ajena, y lo cagaditos y desquiciados que están por ver que, ay, ay, ay que todavía les atraparemos... ya sólo por todo eso, esta liga habrá valido la pena. Y es que son, probablemente, el equipo que más daño le ha hecho al deporte mundial en la última década. Empezando por su lamentable entrenador, y acabando por los que le ríen y justifican sus injustificables actuaciones de egoísta mimado y pésimo deportista. El que encarna los valores que nadie debería seguir en la vida cotidiana, y que ha convertido a su club en el más odiado del planeta fútbol...






4 comentaris:

Pio ha dit...

Ya se ponen cansinos, no te puedes permitir perder 4 puntos por el mal juego, lo demás paja.
Por favor que ganen la liga de una puñetera vez y se queden tranquilos, no creo que el Madrid necesite tanta parafernalia con la trayectoria que tiene

candela ha dit...

Yo no soy muy futbolera..., pero realmente dan una imagen bastante patética...

Besos

C. ha dit...

Yo que no tengo ni idea de fútbol. Pero ni idea. Que sé que consiste en meter gol en la porteria contraria, y no me saques de ahí. Aunque en parte envidio a los que lo vivís y sois capaces de enfadaros o alegraros por los resultados.

dEsoRdeN ha dit...

Les puede el complejo de inferioridad tan evidente que tienen desde hace años, Pio. Y eso, y sólo eso, puede ser suficiente para que pierdan una liga que tenían en la mano (ojalá pase...)

Totalmente, Candela. Puro complejo de segundones

A mi me encanta verlo y jugarlo, C. Y me encanta apasionarme con el juego, sabiendo siempre que, cuando gana mi equipo, soy súper feliz; y cuando pierde, celebro que sea solamente algo tan insustancial como, simplemente, fútbol...

goleadas