divendres, 30 de març de 2012

dE VeRgüEnZaS aJeNAs



Me encantaría que todo el mundo hubiera hecho huelga. Me encantaría que mis compañeros de curro que siempre se están quejando de las condiciones y recortes, se hubieran mojado el culo como hemos hecho sólo 3 personas de mi departamento (las mismas que en la última huelga). Me encantaría que la gente tuviera conciencia de clase. Me encantaría que las personas fueran conscientes de su poder para cambiar las cosas. Me encantaría que la gente pusiera sus ideas, convicciones y dignidad por encima de sus miedos. Me encantaría que no hubiera empresarios cabrones que presionan y chantajean a sus trabajadores para que vayan a trabajar en día de huelga. Me encantaría que los trabajadores fuéramos más solidarios los unos con los otros, tengamos la suerte o no de tener trabajo ahora mismo...

Me encantaría que no existieran los piquetes. Me encantaría que se respete a la gente que ejerce su derecho de trabajar en día de huelga. Me encantaría que algunos imbéciles entendieran que para protestar contra las injusticias sociales y laborales no hace falta quemar contáiners ni destrozar escaparates. Me encantaría no ver tiendas con la persiana medio bajada por miedo. Me encantaría que no hubiera cabrones que sellan cerraduras de persianas con silicona para que las tiendas no puedan abrir. Me encantaría que se respetaran los servicios mínimos pactados en empresas y transportes públicos.

Me encantaría que algunos medios de comunicación no desinformen y manipulen de manera tan tendenciosa, interesada y perversa. Me encantaría que existieran órganos de control y sanción para este tipo de medios de propaganda. Me encantaría que los ayuntamientos no encendieran las farolas de día para manipular el consumo energético y, por consiguiente, los datos de seguimiento de la huelga. Me encantaría que Gobierno, políticos y sindicatos no fueran tan sinvergüenzas. Me encantaría que existiera alguien con suficiente independencia y credibilidad como para creerme los datos que me dan al respecto del seguimiento real de la huelga y la asistencia a las manifestaciones. Me encantaría que nadie quisiera apropiarse de los éxitos y fracasos de una huelga como ésta. Me encantaría que fuera, simplemente, una huelga popular y espontánea, ejercida (o no) por las convicciones de cada uno, al margen de presiones de unos y otros.

Me encantaría que en el mundo imperasen el respeto, la honestidad y el sentido común. Pero, lamentablemente, me ha tocado vivir entre seres humanos...





7 comentaris:

Sico Pérez ha dit...

''Cuidado con esos que hablan del fin de las ideologías, pues son los verdaderos ideólogos...''

C. ha dit...

Creo que algún día la palabra incoherencia aparecerá al lado de humano en la RAE.
Aunque esta huelga, habiendo votado al PP... ya se sabía lo que iba a suceder, no hacía falta ser adivino par ello. Que la coherencia debería haber aparecido un poco antes.
De todas formas, sí. Me parece bien la huelga (más que la huelga, manifestarse) pero en absoluto romper escaparates de tiendas o pinchar ruedas de coches que han decidido ir a trabajar, eso no. Porque cada uno está en su derecho de decidir qué hacer, porque hay personas que quizás tienen que ir por obligación, porque sino se lo descuentan del sueldo y no llegan a fin de mes, o negocios para los que estar un día cerrados supone la quiebra. Yo que sé, sea como sea, somos libres de decidir.

Laura Colored ha dit...

Siento decirte que eso nunca va a pasar.
Primero porque si tú quieres hacer huelga, a lo mejor ese día te lo descuentan del sueldo. Y por desgracia hay gente que no puede permitírselo.
Segundo porque de repente parece que si no haces huelga eres un fascista y es necesario romperte el coche. Porque de repente esa tolerancia de la que muchos huelguistas hablan es lo que más necesitan ellos.
Y por último, porque si te contaran la verdad e hicieran todo bien no vivirían a cuerpo de rey.
Claro, que así es más emocionante para nosotros. Más cosas que hacer por el mundo ;)

Pd: los relatos de Colored in Wonderland son casi todo metáforas

Pio ha dit...

Poca más que decir, de acuerdo en todo, hay cosas que por mucha modernidad y aprendizaje no hay avances, en mi ofi hemos sino 15 de huelga de 24 un exitazo, se sabía que no se iba a conseguir nada pero, la conciencia social podía.

Y para Laura, a mi no me sobra el sueldo y he hecho Huelga por mis derechos de trabajador

dEsoRdeN ha dit...

Cuidado con ellos, pues, Sico Pérez... :)

Para mi, 'incoherencia' y 'humano' son sinónimos, C. Nunca entenderé que partidos de derechas como el PP o CIU obtengan mayorías absolutas; la gente tiene lo que merece, aunque nos toque sufrirlo a todos...

Lo sé, Laura Colored; la realidad es una mierda, y no hay más tu tía... :( A mi no me sobra el sueldo, pero mi dignidad y mi futuro bien valen apretarse un poco el cinturón en la nómina del próximo mes

La gente de tu oficina mola, Pio :) (ídem en cuanto a lo del sueldo y los derechos)

Amapola Domingo ha dit...

Sentido común, tu lo has dicho, eso es lo que hace falta aquí.

¿Vivimos entre seres humanos o entre robots que se mueven por masas?

Yo soy un animal, yo quiero ser un animal, yo quiero creer que despertaremos de esta somnolencia que ya dura demasiado.

dEsoRdeN ha dit...

Ellos son robots, amapola; nosotros, animales. Que empiece la batalla!!