divendres, 31 d’agost de 2018

viVRe Sa ViE




Vivir tu vida y ver otras para comparar y valorar en la justa medida. Con todas tus virtudes, y todas tus mezquindades. Las personas ganarían serenidad si asumieran las suyas, pero nos educan en esta especie de búsqueda de una perfección inexistente. Es com la justicia, imposible, desde el momento en que existan distintos puntos de vista. Lo peligroso de las utopías es llegar a creérselas. La vida nunca cumplirá tus expectativas, ni tampoco las mías, y ya va siendo hora de que lo asumamos. Hay que aprender a odiarse a uno mismo para quererse. Porque odiando lo que no nos gusta de nosotros mismos estamos demostrando la voluntad y la ambición de superarlo, de eliminarlo, de cambiarlo. En definitiva, de evolucionar, para quererse más.

El documental de Sharon Jones me hizo llorar como una madalena. Qué fuerza y qué ejemplo de mujer. Recordé cuando la vi en el Palau de la Música, tras superar inicialmente su cáncer, arrasando como un auténtico torbellino. También vi otro sobre los bailarines del 'Blonde Ambition World Tour' de Madonna en 1991 (cuando era mi ídolo musical y erótico de adolescencia, y me la perdí porqué el día que tocaba en diSoRdErLand nos íbamos de vacaciones con mis padres, para gran cabreo mío. Tarde una década en quitarme esa espina, pero ya no fue lo mismo). También bastante triste, pero ahí contuve las lágrimas, aunque tuve muchos deja vus. Brutal el poder de la música para transportarte en el tiempo. Y continúo inspirado por Tired Nurse (estaba pensando en cambiarle el apodo a Mrs. Bizarre...) y su pasión cinéfila, y acabo de ver 'Vivre Sa Vie', con esta maravillosa escena de la encantadora Anna Karina...


*Se han cumplido 25 años de 'Last Splash', uno de aquellos discos que he machacado obsesivamente en mi vida. Y es que las Breeders también entrarían en el apartado de encantadoras dEsoRdeNadas



7 comentaris:

Pio ha dit...

Si nos dejasen aprender a vivir la vida a nuestra manera, la de cosas que nos ahorraríamos.

Estuve apunto de ver a Sharon Jones en el festival de Jazz de Valencia, y como siempre no fuí y cuando me enteré de su muerte me dío una pena. Era fantástica.

PD: tienes un email mio.

Besets

Nosu ha dit...

Y ver otras vidas para enriquecerse con esa comparación con la tuya.
Definitivamente no nos enseñan a querernos a nosotros mismos, sino a competir, pero bueno, si hay voluntad de evolucionar, aunque sea odiándose a uno mismo, quedémonos con eso.

Me apunto los documentales

Ses ha dit...

Ay, con lo bonita que es la imperfección. Mi marido se ríe cuando digo que, además de por su cerebro, me enamoré de las arruguitas que tiene en el lateral de los ojos cuando sonríe.

dEsoRdeN ha dit...

Uy, Pío, a ver si me acuerdo de la contraseña del mail, porque hace 1000 que no entro... XD

Totalmente, Nosu. Y sí, que no desaparezca nunca esa ambición hacia uno mismo.

Preciosa, Ses! Esas arruguitas me parecen una razón de perfecta imperfección para enamorarse de alguien

hiro ha dit...

Prenc nota dels documentals (en tinc la pila de pendents!)

Tired Nurse té molt bon gust cinèfil jaja. Aquesta escena de l'Anna Karina m'encanta! Hi ha una peli indie canadenca ('Emporte moi') que en fa un homenatge: https://www.youtube.com/watch?v=Vs4F0weRPCc

Pio ha dit...

Jajaja no te preocupes. Te lo mando al WhatsApp.

dEsoRdeN ha dit...

Sí que en té, sí! XD M'agrada, perquè m'ajuda a conèixer coses. L'escena homenatge està molt bé! M'has fet venir ganes de veure la peli ;) I he buscat a internet, i no hi ha manera de trobar quina cançó és la que sona en l'escena del ball d'Anna Karina (enamoradíssim d'ella estic...)