dimarts, 14 d’agost de 2018

i CaN't gEt No...




Días de aparente serenidad. De calma antes de la tempestad. Pero tempestad buena. El miércoles empiezan les Festes de diSoRdErLand, y tengo ganas. Cada año las tengo, pero el año pasado tuvieron un sabor muy amargo, por culpa de los atentados y la lógica y consecuente suspensión de gran parte de los festejos. Era el año del bicentenario y tenía que ser un año muy especial, pero lamentablemente lo fue por razones que nadie hubiera esperado. He montado un par de cenitas en mi azotea, y estoy intentando quedar con ésta o con aquella para ir rellenando los días con buenas compañías con las que compartir momentos. Tengo muchas ganas de momentos. Los colecciono, pero encuentro a faltar los de gama extra. Los que comportan complicidades, magia e intimidad. Y verano es época especialmente propicia para que se den. El simple hecho de abandonar la asquerosas rutinas del resto del año ya es motivo de estímulo y buena predisposición.

Últimamente me he cuestionado bastante mi sitio en la vida. No lo encuentro. No hablo de algo físico o geográfico. Por supuesto que me gustaría vivir una época en otro rincón del mundo, e incluso me he estado planteando solicitar un permiso en el curro y largarme a viajar. Pero al final siempre querría acabar volviendo a donde vivo y donde nací, porque en ningún lugar estaría mejor. Pero me refería a algo más abstracto. Mi trabajo me aburre soberanamente, pero curro menos días que nunca y cobro y tengo condiciones laborales como no había tenido en la vida. Así que bajo ningún concepto querría cambiarlo. Al fin y al cabo, el trabajo como concepto siempre ha ocupado un lugar subterráneo en mi lista de prioridades vitales. Lo he disfrutado durante mucho tiempo, e incluso aún lo hago puntualmente, aunque más bien en actividades fuera del curro que me busco yo por mi cuenta y por la patilla. Pero me importa una mierda el trabajo, y si algún día me toca la lotería, dejaría de currar al día siguiente. Yo lo que quiero es seguir viajando y conociendo mundo.

Por otra parte, me siento bastante aislado. Sí, conozco a muchísima gente (en los festivales mis amigos flipan porque estoy encontrándome a gente constantemente), y como todo el mundo, tengo no sé cuántos 'amigos' en redes sociales. Pero en la vida real, en el día a día, me cuesta un montón encontrar a quién decirle de quedar para hacer tal cosa o tal otra. Es cierto que mis horarios salmón no ayudan, y que muchos amigos/conocidos tienen planes de vida completamente distintos y difícilmente compatibles con el mío. Pero incluso me cuesta con la gente más afín o en un contexto más parecido al mío. Tengo la sensación que la gente cada vez es más introvertida, miedosa y cerrada, y pierden toda su naturalidad mirando su ombligo en las redes sociales. Yo también lo hago a ratos, pero intento que eso no me impida seguir haciendo mi vida de carne y hueso con normalidad. Y los demás parecen cada vez menos de carne y hueso y más de pantalla LCD.

Y en relación con esto, y también con lo de la falta de complicidades, también estoy aburrido de mi vida emocional. Como en el fondo es tan aburrida y vacía, busco constantemente la excitación de la novedad en relaciones de usar y tirar. Y aunque siempre está muy bien esa emoción de jugar a seducir y ser seducido a corto plazo, acaba siendo tediosa y rutinaria. Salir, beber, bailar, con un poco de suerte, besar, y el día que se alinean los planetas, follar. Hay días que te quedas en el paso 3; otros, en el 4; y alguna que otra vez, llegas al 5. Pero luego no suelen tener continuidad, y vuelta a empezar. Y es como ser un hámster atrapado en una jaula y dando vueltas a la ruedecita.

Y luego está la completa estupidez del ser humano, así en general. Desde el mongolo de esta noche con cresta azul y todo el cuerpo tatuado que no ha dejado salir antes de entrar en el vagón del metro, al tipo ya más maduro que se queda en mitad de la puerta abierta de ese mismo vagón, a los mil incivismos que presenciamos día a día, al taxista que porque dos chicas cruzan por mitad de la calle dice "¿qué les pasa? Que van mal folladas?". O la farsa de circo mediático que vemos cada día por TV, radio, diarios o redes sociales, donde la propaganda ha sustituído al periodismo. O la mediocre clase política de esta farsa de democracia en la que vivimos. Me ponen nerviosísimo, tratando a la gente como subnormales. En parte con razón, porqué un porcentaje importante de la población es realmente subnormal. Me refiero a toda esa gente que no razona ni estimula su propia opinión ni su sentido crítico, sino que se limitan a repetir como loros los mensajes prefabricados que les van administrando cada día como si fueran pastillas narcóticas. Odio eterno al ser humano moderno.

La eterna insatisfacción de la vida actual. Tener un montón de aparentes motivos para sentirse completo y ser feliz, pero que la realidad no sea esa. Estar más preparados que nunca, y que los estudios digan que cada vez somos más estúpidos. El ser humano y el planeta se van a la mierda, y la lucha del día a día y objetivo vital es ser lo menos gente posible. Aunque haya momentos que sientas que eres una persona de mierda, y tus preocupaciones una insolencia de malcriados amargados sin motivo. O quizás sí los tengamos, tampoco nos infravaloremos...


*Puta maravilla de canción...



6 comentaris:

ardid ha dit...

Hola Desorden! Cuánto tiempo! Me ha gustado volver a tu rincón porque la forma de escribir que tienes es pasional y eso mola, tu sinceridad también. Eres lo contrario a una persona frívola :) Y la canción es una maravilla, tienes razón. Me encanta ! Te deseo planes chulos con gente más interesante aún lo que queda de verano, porque la vida es impredecible cuando menos te lo esperes, eh? Y si no, que me lo digan a mí ;) Un abrazo.

Laura ha dit...

Salir, beber, bailar, con un poco de suerte, besar, y el día que se alinean los planetas, follar.

amigo, me has hecho reir.... con esto.

Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, a veces me siento mediocre y cada vez tengo menos ganas de insistir en algo que no funciona solo... nos hemos vuelto gilipollas con todos los extras y en mi caso, la poblacion de las redes sociales a mi me produce soledad..... esa es la verdad... pero volver atras en el tiempo y disfrutar de lo que teneiamos antes es imposible, asi que seguiremos caminando hacia adelante mientras seguimos amoldandonos a lo que la vida nos depare (digo yo, no?) :) besos y abrazos desordenados.

hiro ha dit...

Has descrit a la perfecció aquesta sensació d'insatisfacció vital que comporta la vida moderna. Jo també em sento així molts cops, últimament més del que m'agradaria. Tinc la sensació que necessito un canvi vital dràstic, que la vida torni a tenir sentit...
Com estan afectan les xarxes socials i les pantalles a la gent em deprimeix, la meva feina també, l'apatia generalitzada, la pseudodemocràcia en la que vivim, la deshumanització, el neofeixisme que sembla agafar força... En fi, serà millor que pari jaja. Vaig a escoltar la cançó que ens has compartit, segur que reconforta ;)

Petons!

Ses ha dit...

Pues igual te hace falta un cambio de aires, aunque vuelvas luego al mismo sitio. Hay gente que cambia de rumbo y se va a vivir a la conchinchina y les va genial... yo soy de pocos cambios, así que no lo recomendaría, pero si puedes, por qué no.

dEsoRdeN ha dit...

Ardid! Cuánto tiempo, qué ilusión! Es curioso que eso pase con personas que ni tan siquiera nos conocemos, pero pasa, no...? Y qué te ha pasado? Te leo, no sea que lo cuentes! (y no te creas; a veces sí que soy frívolo, pero me gusta serlo cuando toca...)

Pues sí, sabias palabras, Laura! :)

És curiós que a vegades l'única cosa que em fa sentir viu és la ràbia que sento contra tot el que m'envolta, hiro. És senyal que encara hi ha alguna cosa dins que es rebel·la, i per tant, que és conscient de tota la merda i vol canviar-la per alguna cosa millor. És com un consol, un punt de llum i lucidesa al que agafar-se

Es una duda que todavía no tengo del todo clara, Ses. Supongo que al final todo es dejar que las cosas fluyan y te marquen el camino a seguir

ardid ha dit...

Desde luego que es curioso que eso pase :)