dijous, 9 de novembre de 2017

tAke a WaLk oN ThE dArK SidE




Mientras miles de personas paralizaban el país cortando carreteras y estaciones de tren en un ejercicio de dignidad colectiva realmente emocionante, yo no he salido de casa en todo el día. Creo que ha sido una mezcla de fatiga psicológica, física y emocional. Psicológica, por la cantidad de movilizaciones a las que he ido últimamente, y por cierto desengaño ante cómo se está desarrollando todo. Física, porqué llevo semanas de mucho tute, y necesitaba un día de reposo (aunque no he parado estando por casa, pero el simple hecho de estar todo el día en pijama y sin tener que hablar con nadie ha sido liberador). Y emocional, porqué estoy en fase de 'me cago en el amor', y eso acaba afectándome en todo lo demás, en forma de mal humor y/o desgana/apatía. Bueno, sólo a ratos, porqué el protagonismo que está cogiendo en mi día a día La Chica Del Ex-Novio Imaginario me está ayudando a llevar mejor la prolongada frustración que me genera La Chica Con Pelo De Chico.

Anoche estuve con la primera en el precioso concierto (again) de Aldous Harding. De hecho, antes estuvimos visitando a un compañero de trabajo que ha sido padre. Estoy convencido de que cuando nos fuimos debieron preguntarse si estamos juntos, como ya me preguntó semanas atrás otro compañero de curro; o como semanas atrás la novia polaca de otro chico del trabajo. Es cierto que últimamente hacemos muchas cosas juntos y estamos en contacto casi diario. Supongo que vivimos situaciones paralelas. Ella rompió con su novio de toda la vida hará cosa de año y medio o dos, y tuvo alguna historia que acabó mal, así que estamos igual: solos, aburridos, y con ganas de salir, entreternos y disfrutar de música en directo, y de canciones y grupos oscuros que nos vamos recomendando mútuamente. Me gusta, y aunque hay momentos que me parece que quizás yo a ella también, luego hay algo que me dice que el sentimiento no es recíproco. Tengo que encontrar el momento de sacarle el tema, pero no quiero que sea algo forzado. De todas maneras, me siento atípicamente desganado en temas carnales. El desgaste anímico, supongo. O el maldito invierno en otoño. Sí, eso también me pone de malísima hostia...






2 comentaris:

hiro ha dit...

Jo també em sento cansada i apàtica, tan físicament com emocional. Crec que és cosa del puto fred i d'una espècie de "crisi" existencial que fa uns mesos que arrosego.

En fins, paciència i a anar ratllant el dies que ens queden perquè arribi l'adorada primavera. Snif...

Pd: tinc pendent aprofundir amb la discografia dels Rusos blancos

dEsoRdeN ha dit...

Crec que passem etapes similars, hiro. La vida moderna ens està passant factura. Massa inputs, massa pressions, massa exigències. I en el meu cas, massa carències i massa buidors.

PD: ja trigues. Les lletres són àcides i intel·ligents. I poden arribar a ser doloroses com et recordin a algú...