dilluns, 13 de novembre de 2017

fOTogRAfíaMe eL dESeO




Llevo días poniendo a punto cosas pendientes que tenía por hacer en casa: cosas cotidianas, que van desde cambiar el reloj de la cocina que se me rompió, un alargue de 4 enchufes para el baño (hasta ahora tenía uno de 3 que se me quedaba corto, entre estufas, música, cortapelo, secador para la barba...), hasta comprar unas nuevas zapatillas de invierno para sustituir a las que tenía y perdí (me di cuenta esta semana al ir a cambiar la chanclas de verano por las pantuflas de invierno; dudo si me las debí olvidar este verano en Escandinavia...). Pequeñas tonterías de éstas que van quedando acumuladas por el día a día, y que cuando las haces, en realidad esconden cambios más profundos dentro de ti. Igual que cambio de salvapantallas cuando entro en mala racha, estos pequeños cambios son gestos inconscientes que indican un deseo de pasar página o de cerrar ciclos a nivel vital. Y sé perfectamente por donde voy, porque llevo unos días reflexionando al respecto.

Mi vocecita interna me está diciendo a gritos que ha llegado el momento de cerrar el capítulo de La Chica Con Pelo De Chico de manera definitiva. Me lo paso muy bien con ella y me siento tremendamente bien cuando estamos juntos, pero ya hace tiempo que cuando quedo con ella me acabo sintiendo mal: cada uno acaba yéndose por su lado, y a mi me queda una sensación de vacío, frustración y deseo incompleto que no creo que compense el buen rato que pasamos juntos. Las últimas veces que he quedado con ella he acabado con ganas de vendetta vital, y me he acabado liando con la primera que se me ha cruzado por el camino la misma noche. Me provoca gran impotencia no ser capaz de volver a seducirla y ver que ya no la desarmo, y no consigo tocarle la tecla para que abandone de una puta vez esa postura cobarde que adoptó hace unos meses, cuando se cagó al ver que podía tenerme, y que el teórico imposible se había convertido en realidad. Hace días que ya ni tan siquiera tengo ganas de escribirle, y me da pereza volver a quedar con ella. Hace un par de noches, dando vueltas con mi almohada, me planteaba decirle que no quería volver a verla nunca más. De esos pensamientos que por la noche ves clarísimos, y cuando se hace de día te parecen una locura absurda. De día la mente suele ser mucho más conservadora que de noche, cuando las caretas caen y la gente es más sincera, pura, lanzada y honesta (para bien y para mal).

En todo esto ha jugado un papel importante La Chica Del Ex-Novio Imaginario. Como ya decía el otro día, nos hemos acercado mucho en estas últimas semanas, en que estamos haciendo muchas cosas juntos y nos escribimos casi a diario. He notado en el trabajo cómo más de uno y más de dos nos han mirado con curiosidad (o directamente, chafardeo), porqué detectan nuestro acercamiento evidente. Y así como semanas atrás me parecía claro que ella no estaba por la labor, ahora tengo dudas. No sé si porque yo cada vez tengo más ganas de ella y lo ha percibido. O porque ve que lo mío con La Chica Con Pelo De Chico está agonizando. O a lo mejor porque el roce hace el cariño, que sé yo. O quizás son sólo imaginaciones mías, y me puede el deseo creciente. Este deseo mío es la única certeza en toda esta historia. Los conciertos y los discos compartidos son un bonito contexto. Y mi imaginación y su presencia son los dos principales motores que me hacen avanzar y no hundirme en la miseria estas últimas semanas tan convulsas, por dentro y por fuera.



PD: Este nuevo disco de versiones y caras B de Angel Olsen es una absoluta preciosidad. Y sí, también lo hemos compartido en nuestros intercambios de canciones oscuras y/o nostálgicas de estas últimas semanas...


5 comentaris:

Desbordamientos Puntuales ha dit...

Una gran decisión, dEsOrDen; dar carpetazo a La Chica Del Pelo De Chico parece lo mejor que te podía pasar. Es una pena, pero si ella no está en el mismo momento que tú, para qué darle más vueltas. Desde luego, qué rollazo de bloqueo el de esta chica. Pero bueno, lo que está surgiendo con La Chica Del Ex Novio Imaginario tiene muy buena pinta. Ojalá fluya, y puedas sentirte realizado.

hiro ha dit...

Sembla que La Chica Del Ex-Novio Imaginario et fa bé, no com l'altra, que amb la seva indecisió i dubtes t'estava fent mal. És un rotllo quan la persona que t'agrada no està en el mateix moment vital que tu...
Aviam si el canvi de "pantufles" porta bones coses. Ja saps el que deia el capità Enciam: "els petits canvis són poderosos" ;)

Pd: un altre disc a la llista de pendents per explorar :)

NaoBerlin ha dit...

Lo mejor para mí la versión de tougher than the rest, muy buena.

RECOMENZAR ha dit...

Te leo saludos y un abrazo

Myowndisaster ha dit...

La foto es maravillosa.Tus decisiones también.