dimarts, 27 de juny de 2017

aQuí y AhORa



La segunda experiencia vitoriana fue genial. Y eso que empezó torcida, porqué finalmente no pude ver a mom0 por causas mayores. Opté por irme a los conciertos gratuítos del jueves: primero, los de Plaza de la Virgen Blanca. Cuando empezó a hacer fresquito (que lo hacía), paso por el Sagartoki para reponer fuerzas, y luego a la Jimmy Jazz. Flipé con el directo de Revel In Dimes. Puro blues rock sexual, incrementado este último matiz por su sugerente cantante, Kia Warren, a la que felicité luego en la barra y brindamos por ello. Les compré el vinilo. Me gusta comprarle algo a los artistas que me hacen vibrar en un concierto: normalmente disco o camiseta; o en algún caso, ni que sea una chapa. Me pusieron a tono el alma para alargar la noche en la misma sala. Allí conocí primero a una extremeña muy sexy traspasando la distancia de seguridad. Sus pechos turgentes contra mi cuerpo, y una oferta de sustancias prohibidas y hedonistas. En la escalera del baño, me pongo a hablar con la chica de gafas que bailaba espasmódica y sin complejos. Me hizo gracia en cuanto la vi en la barra. Me presenta a su amiga rubia pibón. Son de Almería, y muy divertidas. Bailo con ambas, aunque el DJ nos corte el rollo con continuos coitus interruptus, como en 'Wicked Game'. Todo hay que decirlo se marca una sesión memorable, con los Sonics, Hellacopters, Turbonegro, Kinks, Soundgarden, Pearl Jam, Stone Roses, Beck, Chris Isaak, o incluso Oasis. Los tipos que también hablaban con las almerienses se van en una dirección, pero prefiero irme con ellas dando un paseo hasta el centro. Risas, sueños millonarios, fotos, Bowie e intercambio de teléfonos. Para ser una noche teóricamente solitaria, ha dado bastante de sí...

Duermo hasta que me dejan las escandalosas señoras de la limpieza. Mi amigo H y su novia salen desde diSoRdErLand a la hora de comer, y las almerienses se han ido a coger sitio al camping del festival, así que vuelvo al Sagartoki, pero esta vez, emplatado. Me pego un homenaje gastronómico reponedor, siesta, ducha, y para Mendizabala. Llego a los Godfathers, y en las primeras filas me encuentro a las almerienses. La cerveza corre, y las historias también. El azar hace que pasen las cosas que tienen que pasar, aunque a veces sea tan puta. Supongo que en este caso el karma se siente en deuda, y de ahí el regalo. Mantengo una divertida conversación a tres bandas con ellas en vivo, y por whatsapp con La Nena, también almeriense en Madrid. Se suenan, aunque parece que no se conocen. H y pareja llegan con Cheap Trick, y nos vamos a ver a John Fogerty. Resulta sorprendente y admirable ver la vitalidad de este hombre, que derrocha y contagia energia a los 72. Me vuelvo a encontrar a la extremeña de la noche anterior. El momento mágico, cuando Fogerty empieza a tocar 'Have You Ever Seen The Rain?'... y empieza a llover! Es un ligero xirimiri muy refrescante y agradable (y mira que yo odio la lluvia...), pero nos quedamos embobados con un momentazo que no olvidaremos en nuestra vida.

A quien intentaremos olvidar cuanto antes mejor es a la gilipollas que nos monta un numerito infantil y maleducado. Primero, dando por culo con golpecitos y empujones sin ni siquiera empezar el concierto, como para ganar terreno. Luego, empieza a bailar detrás mío pasándome los brazos a ambos lados del cuello. Luego se pone delante mío y empieza a hablar conmigo, que le respondo educadamente pero sin darle mucha coba para que no se me enganche. Luego... empieza a restregarme el culo en la entrepierna! Pero todo cambia cuando acaba una canción y comento algo con la novia de H... en catalán. "Ah, sois catalanes? El Azkena está lleno de catalanes" dice con retintín y un absurdo tono desagradable. Empieza a molestar a la novia de H, que como no se corta, se lo reprueba, y se la acaba quitando de encima con un ligero empujón. Y la maleducada empieza a montar el numerito, gritando, insultando o enseñándonos su middle finger. Ahí se me acaba la paciencia y le suelto a gritos que disfrute del concierto y deje de dar por culo a los demás, que en ningún momento le he recriminado su comportamiento más que molesto. Y tras la tensión verbal, acaba optando por marcharse unas filas atrás, cosa que otra gente de alrededor agradece y aplaude. Hay gente realmente subnormal...

En Hellacopters me quedo solo, porqué H y su novia están agotados del viaje, y las almerienses se han ido a dormir también. Tras el bolo, como un kebab en la zona de picnic, y una chica de Pamplona me empieza a hablar cuando ve la chapa de Bowie que llevo en la tejana, mientras su novio y un amigo están a la suya. Me voy paseando hasta el hotel, en una caminata de una media horita por Vitoria. No nos han tocado los Euromillones que habíamos hecho con las almerienses, y pienso en quien me gustaría que estuviera ahí conmigo en ese momento. Sí, también en los grandes momentos tengo la manía de pensar en lo que me falta para hacerlo todavía más perfecto. Al día siguiente le escribo en el tren, tras 2-3 días sin hablar. Ahora parece mucho, cuando no hace tanto era lo más normal. Curioso cómo evolucionan las relaciones humanas, sean del tipo que sean. La nuestra ha cambiado bastante en estas últimas semanas, y no quiero pensar ya en meses. Mañana vamos a la expo de Bowie que le regalé por su cumpleaños. Le he comprado un libro de regalo porqué me sale de las narices, para celebrar la vida. El otro día tuvo un accidente de coche. Nada grave, pero un susto. Esas cosas que hacen pensar en cómo puede cambiar todo de un golpe repentino. Por eso yo sólo creo en el AQUÍ y AHORA...



2 comentaris:

hiro ha dit...

M'agrada llegir els teus posts sobre festivals; em sento una mica com si també hi hagués estat ;)
Sonen molt bé els Revel in Dimes! I que bona la cita que hi ha al got de la foto XD

Pd: sort que lo del cotxe no va ser res!! Cuida't!

dEsoRdeN ha dit...

jeje, ho celebro. A veure si amb el sou de mr. Jobbs coincidim en algun. Aquest finde em toca Vida! ;D Els Revel In Dimes es van marcar un bolazo! I la cantant és hipersexy, t'agradaria! ;) La cita de Lemmy és tremenda! XD Keep in touch!