diumenge, 23 d’octubre de 2016

fLAmiNg LiPs




Me acabo de hacer la maleta, y sería cuestión de irme a dormir. Mañana me he pedido unas horas para salir antes del trabajo, y poder irme a dormir bien prontito. Bajo ningún concepto puedo dormirme el lunes, por mucho que al avión salga a las 7 de la mañana. Me espera ELLA en la Toscana, aunque haya jugado mal mis cartas. Siempre lo hago, y supongo que es pura torpeza. Esto es como los delanteros: siempre es mejor no tener tiempo para pensar y limitarse a ejecutar rápidamente por intuición. Como anoche, con La Chica Con Pelo De Chico, mientras DJ Coco culminaba una interesante jornada del Primavera Club. Me gustaron Public Access TV y Operators. Antes, me había dejado caer por la presentación del Vida, donde anunciaron a Flaming Lips y actuaron Enric Montefusco y Renaldo i Clara. Admito que me hubiera gustado que se quedara L de Lesbiana hasta el final. Y también que da morbo besar a alguien aprovechando que las otras dos personas con las que íbamos se ausentaban un momento para ir a la barra o al lavabo. Jugar siempre es excitante, y en parte debe de ser porqué nos hace seguir conectados al niño que una vez estuvo allí dentro en cuerpo y alma. Y besar da vida, o lo parece. Casi tanto como la música. Curiosamente, el miércoles no besé a otra a quién ya había besado varias veces años antes, y eso que la situación invitaba a hacerlo. La mente es caprichosa, y los besos también. Hablando con ella me preguntaba extrañada por qué no estaba apuntado a ninguna web de encuentros del tipo Tinder. Admito que estas webs me provocan sensaciones contrapuestas: por una parte, me niego rotundamente a utilizarlas, porqué me parece bastante decadente. Pero por otra, me despierta cierta curiosidad, y hasta morbo. Nunca se puede decir de esta agua no beberé. En el curro me han llegado voces de que a mi jefa no le ha sentado bien que esté reclamando la pasta que me debe la empresa del año pasado. Sinceramente, creo que tiene información incompleta o distorsionada, y creo que intentaré hablar con ella para explicarle la situación, y dejarle claro que no tengo nada contra ella (al contrario, le estoy agradecido porqué ha sido la única persona de toda la empresa que ha movido un dedo por arreglar este conflicto). Es increíble la capacidad de manipulación que pueden llegar a tener algunos para revertir situaciones que claman al cielo y convertir a la víctima en culpable. Me repugna tantísimo el ser humano, que de tanto decirlo hasta parece que pierda valor...


PD: Ya hay single nuevo de Les Sueques! El disco, para finales de enero. Yuuujuuu!!



dimarts, 18 d’octubre de 2016

bRit-Pop dAyS




De aquí a una semana habré visto a PJ Harvey en Florencia. Al final, L de Lesbiana y su delicada economía de chica en excedencia no se pueden venir, así que me sobra una entrada y casi sin margen para encontrar a alguien que quiera/pueda venir entre semana. Tampoco me quita el sueño, pero era un plan ideal para ir acompañado. Compañías no me han faltado los últimos días. El viernes volví a vivir una de aquellas grandes noches dEsoRdeNadas de cambios de escenarios, caos, personajes inesperados, bailes, conversaciones surrealistas, y besos robados. Adoro estas noches de sentirse enormemente vivo. Adoro la noche, tiempo en que a todo el mundo se le cae la careta de falsedades, poses e hipocresías diurnas, y muestra su cara real. Justo en ese resquicio entre el alcohol revelador de verdades y la puesta de sol que destapa debilidades. Estas noches generan adicción, ganas de más, y dejan hilos abiertos con los que darle algo de vida a los días/semanas siguientes. Mañana quizás tire de alguno de esos hilos. Y el viernes me gustaría repetir, aprovechando otra tanda de recuperación de horas. Este año no le perdono ni un minuto a mi empresa, como respuesta a su condición miserable ya expuesta en entradas anteriores. La motivación la sigo encontrando fuera. Hoy me han ofrecido volver a pinchar, y esta vez en algo más gordo (y remunerado). Cuando he empezado a montarme playlists de canciones que podrían/deberían sonar, he recordado cuando grababa todos aquellos cassetes que regalaba desde lo más hondo de mi corazón a buenos amigos, y a chicas que me gustaban. Supongo que era mi manera de decirles lo que no me atrevía a expresar en palabras (o, directamente, no sabía hacerlo). Pensar que me puedan llegar a pagar por lo mismo años después no deja de ser extraño. Pero quiero seguir explorando esta vía, y acumular experiencias. Últimamente me han venido ciertas urgencias por circunstancias que no vienen al caso. El AQUÍ y el AHORA de siempre, pero más que nunca. Los años pasan, y parece que ése sea buen motivo para correr más que nunca...



divendres, 14 d’octubre de 2016

LiKe DyLAn iN tHe NoBeL


El día ha generado un debate realmente interesante, que va mucho más allá de mangas de camiseta de futbolista cortadas, corruptos que salen de rositas y demás mierdas de este país de ídem. Corría el mediodía cuando ha saltado la noticia: Bob Dylan premio Nobel de literatura. "Cómo?", ha sido la reacción de muchos, entre los que me incluyo. Al principio pensaba que era un fake, como el que corría hace unos días por Twitter dándole el premio al infausto Paulo Coelho. Pero no era un fake. Conforme pasaban los minutos, la sorpresa inicial se ha ido convirtiendo en un "¿y por qué no?". Y a lo largo del día he mantenido debates muy interesantes con gente que defendía una postura u otra. 

Yo no soy un súper fan de la música de Bob Dylan, pero tengo discos suyos y me gusta. No conozco de pe a pa su historia, aunque he visto documentales sobre su vida o la curiosa 'I'm Not There', que me gustó mucho. Y no me he parado nunca a estudiar sus letras con detenimiento como para juzgar si realmente merece el Nobel. Pero lo que sí tengo clarísimo es que hablar de literatura en determinados músicos me parece acertadísimo. Al fin y al cabo, ¿qué es literatura? Para mi, el arte de difundir ideas mediante textos. Y puede ser 'envasada' de muchas maneras: una novela, un poema, un ensayo, una obra de teatro... o una canción, claro que sí. El hecho de que, además de texto, una canción también tenga música, no excluye el valor literario o poético que pueda tener la parte escrita de esa canción. ¿Acaso no tienen valor literario las letras de Nick Cave, Jeff Buckley, Lou Reed o, por supuesto, PJ Harvey? Es más, ¿tienen valor literario los 'libros' que escriben famosos, o futbolistas por el simple hecho de estar presentados en ese formato? Si un Haiku es literatura, ¿puede serlo un tuit muy bien escrito? Preguntas, muchas preguntas. No sé si Dylan realmente lo merecía, porqué tampoco conozco la obra de los otros aspirantes, pero tengo claras dos cosas: uno, celebro y comparto al 100% que se hayan considerado literatura los textos de un músico de su nivel (sin entrar en si antes que Dylan lo habrían merecido otros como Leonard Cohen, Lou Reed y compañía). Y dos, quizás otro debate sería si deberíamos darle tanta importancia a todos estos premios aleatorios, subjetivos e interesados con los que la sociedad suele buscar y premiar a referentes y modelos que en ocasiones son de dudosa validez. No olvidemos que Obama es Nobel de la paz...




dijous, 13 d’octubre de 2016

RefuNfuÑaR




A pesar de la lluvia, ha sido un buen día. Mi equipo ha ganado su primer partido en toda la temporada. Y nuestro rival más odiado ha perdido. He hecho unas cuantas cosas pendientes, sintiendo el enorme placer de estar en casa mientras llovía afuera muy fuerte. Siempre ha habido tres contextos en los que me ha encantado que llueva: estando en un coche, en casa o en una tienda de campaña. Supongo que porqué me recuerda a mi infancia de campings con mis padres. Molaba que lloviera y quedarnos dentro de la tienda canadiense los tres, jugando a cartas, fuera al cinquillo o al chinchón. Es como la sensación de estar metido en un cálido nórdico cuando fuera hace un frío de tres pares. Sentirnos protegidos de la hostilidad exterior provoca placer. Literal y metafóricamente. Hace un rato he empezado el libro de Marina Garcés. Aunque es algo denso, me gusta. No deja de ser un reto. Y me gusta que me intenten forzar la puerta de la quijotera para que se abra más. Ayer fui a ver 'Sing Street', y tiene su punto, aunque para mi gusto, le sobra algo de azúcar. A ver, en el fondo es una historia bastante amarga, pero me chirrían los finales felices. No me gustan , porqué no son nada reales, y no me los creo. Aún así, la historia de la banda tiene gracia. Cualquier historia donde haya música de por medio ya me tiene medio corazón ganado de salida. He estado hablando con Les Sueques, y entre lunes y martes avanzan un primer single del nuevo disco. En principio, tienen previsto sacarlo en enero. Muchas ganas de escuchar nuevas canciones como las que tocaron en les Festes de diSoRdErLand. El viernes pasado se cerraba el plazo para presentar imágenes para el concurso de fotografía. Sí, apuré hasta el último momento. Y, de hecho, casi paso de apuntarme, cansado de los 1000 requisitos que no quedaban claros en la hoja de inscripción y que me hicieron ir y venir a la papelería a buscar sobres no especificados (o camuflados en la ambigüedad de quien no se sabe explicar). Molaría volver a ser finalista como el año pasado, aunque no sé si este año mis fotos tenían el mismo nivel. Y lo que sí tiene nivel es el grupazo que he descubierto esta semana por casualidad, que es como se descubren las mejores cosas en la vida: se llaman SULK, que quiere decir 'refunfuñar'; son de Londres, y suenan maravillosamente bien. A ver, no han inventado nada, y de hecho, recuerdan un montonazo a los Stone Roses de la época buena. Pero sus dos discos me parecen maravillosos. Lo que yo llamo música fluída. De esa que te entra no sabes bien por dónde hasta el fondo del alma y te remueve algo de manera completamente natural. Sin forzar, sin ser artificial, con pureza... joder, es que estas guitarras cristalinas, esos ritmos irresistibles, esa oscuridad que te hace cantar y/o bailar con los ojos cerrados... llevo dos días escuchándolos en bucle y no me canso. Vienen a tocar el mes que viene, y aunque sea sábado, creo que haré lo imposible para poder escaparme. Quiero verlos en su momento, antes de que sea tarde. Pasarán los años, pero la música seguirá excitándome como cuando tenía 15 años...





dimarts, 11 d’octubre de 2016

fRíOs, CeRdoS y cANciOneS





El domingo me levanté para ir a currar y todavía era de noche. Ayer tuve que sacar la estufa del armario. Y hoy ya me he puesto un edredón fino al cambiar las sábanas y hacer la cama. Y para esta semana están previstas lluvias y bajada de temperaturas. Esta época es terriblemente deprimente. Le he regalado el libro a mis padres, y me he comprado otro a raíz de esta entrevista sobre filosofía de guerrilla que pinta muy bien. Soy un coleccionista compulsivo de libros por empezar. Casi como de historias vitales a medio hacer. Mi odio hacia el ser humano se acrecenta y es un camino de no retorno. Hace un rato le he pegado la bronca a un guiri cerdo que estaba meando en mi calle entre dos contáiners. Luego he pensado que podía haber empujado un contáiner y haberle pillado su miembro gorrino. Es lo que se merecía. Cada vez tengo más tentaciones de tomarme la justicia por mi mano. El día a día es un no parar de gestos, situaciones y actitudes imbéciles, egoístas o incívicas, y cada vez me encienden más. Tengo tantísima rabia acumulada hacia el ser humano que un día explotaré. Si no fuera por algunos individuos que valen la pena... o por la música, claro. El concierto de los Night Beats estuvo muy bien, a pesar de los problemas de sonido. La mesa de sonido como tal no existía, y lo gestionaban con una tablet. Mucho tendrá que mejorar esa tecnología, porqué los de la banda estaban bastante cabreados con tanto fallo y parón. Les compré CD y camiseta. De lo primero, tengo miles. De lo segundo, también las colecciono a decenas. Y me gusta pagar a las bandas los buenos momentos que me dan. A muchísimas de ellas no las conocería si no me hubiera bajado su música. Y, por extensión, a muchas de ellas no les habría ido a ver a conciertos, ni les habría comprado discos o merchandising posteriormente. El discurso políticamente correcto y completamente hipócrita de la piratería se lo pueden meter por el culo las discográficas y multinacionales que, como siempre, han sido incapaces de preveer y actuar ante el cambio de modelo de consumo que han traído consigo las nuevas tecnologías. Del concierto también me quedo con la grata sorpresa que fueron los teloneros...



divendres, 7 d’octubre de 2016

RitMoS NoCtuRNoS




Ha llovido y refrescado, lo cual es sinónimo de mierda mierda mierda. Ha sido un buen fin de semana, y siento una cierta placidez dentro de mi habitual estado de dEsoRdeNada insatisfacción con el mundo y la vida, en general. Ayer acabé de ver 'Nymph()maniac', y mientras la miraba pensé que Charlotte Gainsbourg podría ser una buena actriz para hacer un biografía de Patti Smith, y Stacy Martin haría juego con mis deseos sexuales. Esta semana L de Lesbiana también encajaba en esa categoría. Hay semanas que sí, y hay otras que no, en función de... no sé en función de qué, pero es cierto que el deseo que me provoca oscila. El martes tenía los labios de un sexy subido, en la presentación del libro a la que fuimos. Quizás eso me subió la líbido, y de ahí todo lo demás. El sexo puede llegar a ser maravilloso, aunque a veces también sea fuente de tortura psicológica/fisiológica. A veces quizás sería más preciso llamarlas psicoilógica y fisioilógica. Mañana empieza la semana, y pinta que va a ser dura y estresante. Odio los viernes casi tanto como los amaba cuando eran realmente viernes. Si es que alguna vez lo han sido. Nada es lo que parece, sino lo que implica en cada caso. Y no hay dos casos iguales. Para bien y para mal. Tengo esa sensación de estar lleno y tener hambre a la vez. ¿No os pasa nunca? A mi sí, y uno nunca acaba de saber a quién hacerle caso. Mañana me voy a ver a los Night Beats por primera vez. Muchas ganas. Psicodelia para la mente. Guitarras para el corazón...



dimarts, 4 d’octubre de 2016

AtRagANtaRnOs



Semana de entrevistas y presentaciones. Discos, libros y fotografías. Me gusta lo que hago cuando me gusta lo que hago. Me gusta echarle patillas para conseguir lo que quiero. Me gusta traerme los deseos a la realidad y darles una palmadita en la espalda como si nos conociéramos de toda la vida. Me gusta mirar atrás y ver que el camino hasta ahora no ha estado tan mal. Me gusta imaginar que todo me sale igual de bien en otros campos de la vida que no me salen igual de bien. Me gustan los días con melodías que se enganchan. Me gusta sacarlas a la guitarra totalmente de oídas, sin ni siquiera saber qué es un DO, un MI o un SOL. Me gusta gustar y ser gustado. Y me tiene atrapado esta canción con guiño a los Smiths...




dilluns, 3 d’octubre de 2016

iMAgiNe




Ya tengo billetes para Florencia. Me dormí, y la mayoría de apartamentos chulos que había visto en Airbnb habían volado, así que de momento he reservado un par de hoteles por Booking mientras sigo buscando con calma. L de Lesbiana quería venir pero no tiene pasta, y tengo varias opciones a quien decirles si se quieren venir improvisadamente a ver a PJ conmigo. Las improvisaciones tiene esa magia a la que los planes nunca podrán aspirar. Siendo un lunes, no cuento demasiado con poder engañar a nadie, pero tampoco me preocupa en exceso. Sí, claro que molaría poder tener alguien especial con quien compartir ese momento, pero aquí el único imprescindible soy yo. Cada uno es la única persona imprescindible de sus respectivas vidas. Es así. Aunque haya quien no se atreva a admitirlo. La gente, en general, no se atreve. A nada. Nos educan en el miedo. Es natural tenerlo, pero nos reprimen las ganas de superarlos. Son unos mierdas, y consiguen que también nosotros lo seamos. Hay que atreverse. A todo y a nada. Y a imaginar, que es uno de nuestros mayores superpoderes. Imaginar es avanzarse a las realidades futuras. Algún día alguien se imaginará algo que será la bomba, y que quizás cambie el futuro de la humanidad.



dissabte, 1 d’octubre de 2016

hORMigAs



El nuevo disco de Sidonie me gusta bastante (dicho esto con sólo un día de escuchas), y el de los Pixies ya os lo diré cuando acabe de sonar. La semana que viene me quiero ir a ver a Night Beats, a ver qué tal en directo. La semana acabada ha estado muy bien. Una isla maravillosa con poca gente, buen tiempo, y un hartón de reír, comer y beber. Sí, ha faltado follar, pero no se puede tener todo. Esto es justamente lo que quería cuando decidí hace unos meses abandonar varias movidas: recuperar tiempo para mi, y bajar el pistón. Recolectar buenas energías, por si hiciera falta contrarrestar otras peores. Me debo estar ahormigando, que es un verbo que me acabo de inventar. Si los académicos se pueden follar 150 acentos de golpe, no veo por qué no me iba a poder inventar yo los verbos que me salgan de las cuerdas vocales. Una vez pasada la primera F, ahora toca preparar la segunda, para finales de mes, y con PJ Harvey de por medio. Sí, (casi) todo lo que hago en mi vida está relacionado con la música. Prácticamente es lo único que vale la pena. Creo que vuelvo a estar de un escepticismo cínico elevado con los seres con faldas. Tal recibes, tal das. Creo que este refrán también me lo acabo de inventar. 'Dime cómo muerdes la almohada, y te diré cómo soplas la nuca' podría ser algo equivalente, pero se podría interpretar como algo homófobo. Los que así lo interpretaran será porqué ellos lo son. Yo soy más de meterme con todo y con todos, sin discriminaciones positivas. Me hago responsable de lo que quiero decir, no de lo que los demás quieran entender. Esta frase es una copia de otra que le escuché decir a alguien una vez. No preciso más porqué no recuerdo datos concretos. Ni tan siquiera si era de alguien próximo, o de una estrella del rock, cine o similares. Me gusta cuando me la sopla todo. Si la madurez fuera esto, entonces ya no daría tanto miedo. A todo esto, el disco de los Pixies no me está disgustando como pensaba. También es verdad que juega con una ventaja: los discos escuchados con los cascos son siempre mejores. Todos esos matices y esa potencia metida de lleno en tu oído son como cuando llenas la boca con un plato delicioso, y todos sus sabores explotan en tu boca. Joder, es que casi me atrevería a decir que 'Head Carrier' me está gustando. Será que me pone nostálgico? Perdóname, Kim, sabes que te adoro y no querría ofenderte...