divendres, 14 d’octubre de 2016

LiKe DyLAn iN tHe NoBeL


El día ha generado un debate realmente interesante, que va mucho más allá de mangas de camiseta de futbolista cortadas, corruptos que salen de rositas y demás mierdas de este país de ídem. Corría el mediodía cuando ha saltado la noticia: Bob Dylan premio Nobel de literatura. "Cómo?", ha sido la reacción de muchos, entre los que me incluyo. Al principio pensaba que era un fake, como el que corría hace unos días por Twitter dándole el premio al infausto Paulo Coelho. Pero no era un fake. Conforme pasaban los minutos, la sorpresa inicial se ha ido convirtiendo en un "¿y por qué no?". Y a lo largo del día he mantenido debates muy interesantes con gente que defendía una postura u otra. 

Yo no soy un súper fan de la música de Bob Dylan, pero tengo discos suyos y me gusta. No conozco de pe a pa su historia, aunque he visto documentales sobre su vida o la curiosa 'I'm Not There', que me gustó mucho. Y no me he parado nunca a estudiar sus letras con detenimiento como para juzgar si realmente merece el Nobel. Pero lo que sí tengo clarísimo es que hablar de literatura en determinados músicos me parece acertadísimo. Al fin y al cabo, ¿qué es literatura? Para mi, el arte de difundir ideas mediante textos. Y puede ser 'envasada' de muchas maneras: una novela, un poema, un ensayo, una obra de teatro... o una canción, claro que sí. El hecho de que, además de texto, una canción también tenga música, no excluye el valor literario o poético que pueda tener la parte escrita de esa canción. ¿Acaso no tienen valor literario las letras de Nick Cave, Jeff Buckley, Lou Reed o, por supuesto, PJ Harvey? Es más, ¿tienen valor literario los 'libros' que escriben famosos, o futbolistas por el simple hecho de estar presentados en ese formato? Si un Haiku es literatura, ¿puede serlo un tuit muy bien escrito? Preguntas, muchas preguntas. No sé si Dylan realmente lo merecía, porqué tampoco conozco la obra de los otros aspirantes, pero tengo claras dos cosas: uno, celebro y comparto al 100% que se hayan considerado literatura los textos de un músico de su nivel (sin entrar en si antes que Dylan lo habrían merecido otros como Leonard Cohen, Lou Reed y compañía). Y dos, quizás otro debate sería si deberíamos darle tanta importancia a todos estos premios aleatorios, subjetivos e interesados con los que la sociedad suele buscar y premiar a referentes y modelos que en ocasiones son de dudosa validez. No olvidemos que Obama es Nobel de la paz...