dimarts, 11 d’octubre de 2016

fRíOs, CeRdoS y cANciOneS





El domingo me levanté para ir a currar y todavía era de noche. Ayer tuve que sacar la estufa del armario. Y hoy ya me he puesto un edredón fino al cambiar las sábanas y hacer la cama. Y para esta semana están previstas lluvias y bajada de temperaturas. Esta época es terriblemente deprimente. Le he regalado el libro a mis padres, y me he comprado otro a raíz de esta entrevista sobre filosofía de guerrilla que pinta muy bien. Soy un coleccionista compulsivo de libros por empezar. Casi como de historias vitales a medio hacer. Mi odio hacia el ser humano se acrecenta y es un camino de no retorno. Hace un rato le he pegado la bronca a un guiri cerdo que estaba meando en mi calle entre dos contáiners. Luego he pensado que podía haber empujado un contáiner y haberle pillado su miembro gorrino. Es lo que se merecía. Cada vez tengo más tentaciones de tomarme la justicia por mi mano. El día a día es un no parar de gestos, situaciones y actitudes imbéciles, egoístas o incívicas, y cada vez me encienden más. Tengo tantísima rabia acumulada hacia el ser humano que un día explotaré. Si no fuera por algunos individuos que valen la pena... o por la música, claro. El concierto de los Night Beats estuvo muy bien, a pesar de los problemas de sonido. La mesa de sonido como tal no existía, y lo gestionaban con una tablet. Mucho tendrá que mejorar esa tecnología, porqué los de la banda estaban bastante cabreados con tanto fallo y parón. Les compré CD y camiseta. De lo primero, tengo miles. De lo segundo, también las colecciono a decenas. Y me gusta pagar a las bandas los buenos momentos que me dan. A muchísimas de ellas no las conocería si no me hubiera bajado su música. Y, por extensión, a muchas de ellas no les habría ido a ver a conciertos, ni les habría comprado discos o merchandising posteriormente. El discurso políticamente correcto y completamente hipócrita de la piratería se lo pueden meter por el culo las discográficas y multinacionales que, como siempre, han sido incapaces de preveer y actuar ante el cambio de modelo de consumo que han traído consigo las nuevas tecnologías. Del concierto también me quedo con la grata sorpresa que fueron los teloneros...



5 comentaris:

Gemma Bachs ha dit...

La Marina Garcés és fonamental pel pensament contemporani. Totalment recomanable!

No coneixia els grups :)

dEsoRdeN ha dit...

Me l'he començat fa una estona, i tot i que cal estar ben concentrat per seguir-la, pinta bé. Els Night Beats són boníssims. Als MVPs no els coneixia, però al concert em van sorprendre gratament. Ara m'he enganxat a Sulk: anglesos, i molt del pal Stone Roses. Però els dos discos són adictius. Molt recomanables...

Paola Vaggio ha dit...

Yo tengo un amigo que para contribuir con la extinción de la especie no quiere tener hijos.

Gemma Bachs ha dit...

Me'ls apunto tots. Les teves recomanacions mai fallen. I sí, són lectures denses.. De Lipovetsky potser et podria agradar "La era del vacío".

dEsoRdeN ha dit...

Yo no tenía pensado tener hijos, y la idea de tu amigo me parece un brillante motivo más para seguir con mi pensamiento al respecto... XD

Mmmm... suposo que dependrà de la persona a qui li recomani. No coneixia Lipovetsky, però googlejant la teva recomanació pinta bé. A veure què tal amb la Garcés i després veig si continuo amb lectures filosòfiques