dissabte, 10 de desembre de 2016

hOgAr, dULce HoGaR



Me molesta un montón el ruido alrededor cuando estoy en casa. No soporto los malditos portazos de gente maleducada; ni la gente que grita cuando sube la escalera; ni que haya tanto movimiento arriba y abajo cuando somos 4 vecinos; ni las épocas en que a los perros de delante les da por ladrar desesperados, incansables; ni que haya gente (o los perros de antes) caminando por la azotea y haciendo que mi techo vibre; ni la TV del vecino a todo trapo (por suerte, esto no pasa mucho); ni cómo retumban los graves del 'pum-pum-pum' de la música electrónica del DJ de los bajos, por mucho que lleve cascos; ni que siempre haya obras, mágicamente enlazadas, una detrás de otra; ni los murmullos que se van convirtiendo en gritos de la terraza interior de uno de los restaurantes que rodean mi escalera; ni los humos, ni el ruido nocturno del extractor y la maquinaria de la cocina del otro restaurante; ni la niña del patio de abajo con la puta pelotita de voleibol; ni las carcajadas y música de madrugada del piso de estudiantes que da a mi habitación, pared con pared; ni los golpes, voces y muebles arrastrándose del piso turístico de abajo, cada vez que lo ocupa alguien unos días; y me molesta sobremanera que vengan a picarme al timbre cuando estoy en el baño o en la ducha; igual que me irrita un montón que me llamen al teléfono cuando estoy comprando (de hecho, siempre llaman cuando estoy pagando, o con un montón de paquetes en la mano)...

...la conclusión general, y que no es ninguna novedad, es que me molestan un montón el resto de seres humanos, porqué no me dejan vivir en paz y en calma. Lo que me indigna un montón, porqué si yo soy capaz de convivir tranquila y discretamente, y que mis vecinos no sepan si estoy en casa o no, no veo por qué cojones los demás no pueden hacer lo mismo. Civismo, sentido y común y respeto, lo llamo yo...



3 comentaris:

Paola Vaggio ha dit...

Odiarías a mis vecinos nuevos del primero, yo les llamo "los caribeños y el narcotraficante". Además, han alquilado los dos pisos... en plan, toda esta planta es nuestra. O sea, la mitad del edificio (sólo somos dos plantas). Gritan, se insultan, fuman en la escalera, ponen reguetón, trap (que ahora está de moda decir que te gusta el trap, incluso queda cool, pero es tan horrible o más que el reguetón), movimientos extraños y sospechosos a las tantas de la madrugada en el rellano de abajo (esto es muy de señora mayor) Pero yo creo que, si comparo con lo anterior, pues esto tampoco está tan mal. Antes tenía a un señor que siempre me daba mucha pena porque estaba solo. Por lo menos, los caribeños y el narco parece que se lo pasan bien...

Key Hunters ha dit...

Cuando vivía con mis padres mi vecina de arriba cantaba a las dos de la madrugada. Por lo visto estaba en un grupo, cosa que no dejaba de ser curiosa porque la chica cantaba fatal. En mi piso de ahora mi habitación está a la otra punta de la casa con respecto a las de mis compañeras, porque cuando la cogí pensé en lo feliz que iba a ser sin tener los ruidos de la gente tabique al medio con mi habitación. Aún así oigo a los vecinos, pero en general creo que fue una buena decisión.

Montemos un club.

dEsoRdeN ha dit...

Buff! Prefiero 1000 millones de veces al hombre solo, Paola. Con esos caribeños, habría bajado el primer día. Y al segundo, llamaría a la policía, y que trabajen un poco. No soporto a la gente egoísta y a la que le importan una mierda los derechos de los demás. Y no soporto a alguien que llega nuevo a un sitio como elefante en una chatarrería, intentando imponer sus normas y sudando de los demás. No me importa en absoluto ser nazi con quien se lo merece por cenutrio...

Lo mismo que le decía a Paola; al primer día, habría subido a pedirle a la vecina cantarina que callara. Al segundo, llamada a la guardia urbana. No puedo con la gente que trata como a la mierda a los demás. Si no sabes ser cívico y respetuoso, yo no lo voy a ser contigo. A saco con esta gente. No se merecen otra cosa. Me sacan de quicio. El Club Nazi de la Justicia Cívica. Quieres la presidencia, o lo hacemos rollo asambleario?