dimecres, 14 de setembre de 2016

ToRMentAs iN & oUt



Sopla el viento, oigo truenos e incluso el reflejo de algún relámpago. Está a punto de caer una buena, recordándome un día más que se acaba el verano. Te puedes ir a tomar por culo, otoño, aunque todavía no hayas nacido. Repito una y otra vez el tremendo error de imaginar las cosas como me gustaría que pasaran. Es de ser inútil, ya que todo el mundo sabe que las cosas nunca suceden como uno se las imagina. Lo peor de todo es que yo también lo sé, pero sigo imaginando. Fantasear se me escapa, sin querer. Te vas una noche pensando que mañana harás tal cosa, o llamarás a no sé quién y quedarás con ella, y luego siempre hay 1000 factores que desvían la realidad hacia otros derroteros. 'Derrotero' es un rumbo marítimo marcado en las cartas de navegación de los barcos. No es que sea muy listo, ni un repelente de esos que quiere hacer ver a todos que sabe tal cosa o tal otra. Yo no soy marinero. Ni tan siquiera capitán. Lo acabo de mirar en Google, porqué es de esas palabras que todo el mundo usa sin saber qué quiere decir. Sabemos que se puede usar en ese contexto, o en ese sentido, pero no tenemos ni puta idea de lo que es. Yo tampoco tenía puta idea de qué quería decir 'derrotero'. A la cama no te irás, sin hacerte una paja más. Hay veces que un libro te cae en las manos en el momento justo. Y no es que el título clave exactamente tu situación, pero en el fondo, se acerca bastante. Porqué la que quiero no está. No se deja. Se resiste. Transita por esa cornisa de la incertidumbre, que no te deja ver claro si tirar para aquí o para allá. Esas mujeres son una mierda, porqué te roban la seguridad. Todo es mucho más fácil con las que simplemente te atraen. Ésas suelen ser más fáciles de seducir, porqué como en el fondo cagarla con ellas te da igual, es más sencillo encararlas con aplomo. Pero con las otras el miedo a dar un paso en falso acaba por traicionarte, y nunca sale bien. Luego las acabas viendo con tipos por los que no te cambiarías ni por todo el oro del mundo, y te preguntas qué narices les ven a esos cretinos. Tú eres infinitamente más inquieto, dinámico, interesante, lúcido y chisposo. No hay ninguna duda de eso. Pero por alguna extraña razón que desconoces, están con ellos y no contigo. Es increíble. Tú sigues picoteando aquí y allí, pero no con las que te turban. Quizás sea mejor así. O al menos, es más fácil. Pero ese vacío siempre está ahí. El vacío de los hombres sin mujeres es un tormento eterno que uno va tapando con capas de hedonismo. Pero nunca dan para taparlo del todo. Vuelvo a estar así, y es una mierda. No tengo claro si la herida es profunda o no, pero lo que está claro es que hacía bastante (mucho) tiempo que no se me llevaba la corriente río abajo. Llevo a la impaciencia colgada del cuello, como siempre, y ese es un peso que me hace naufragar más deprisa a la deriva. No sé para qué narices me acerco a la orilla si siempre acaba pasando lo mismo. Esto es una mierda, joder. No hay duda...



3 comentaris:

begusa ha dit...


creo que soy tu cara b en cuanto al hastío que me producen ciertos hombres (sí, ahora mismo estoy en una etapa en la que prefiero a los tipos fáciles... que igual no te dan mucho, pero al menos no te quitan)
reír, volar, follar y no pensar mucho (y a los inválidos emocionales.. que los aguanten sus madres, si quieren)
jajaja

hiro ha dit...

Si et serveix de consol, jo tampoc entenc perquè aquelles dones que em semblen atractives, intel·ligents i interessants estan amb tios imbècils i megacreguts. Amb lo bé que estarien amb una noia com jo, o un noi com tu. Merda de relacions personals...

Pd: així està bé el llibre del Murakami?
Pd2: no sabia que "derrotero" vulgues dir això! molt interessant...

dEsoRdeN ha dit...

Yo hace bastantes años que estoy hastiado de mujeres, begusa, y también busco facilidades; pero me ha picado una chica como hace tiempo que no me pasaba. A veces me da la sensación que puede ser recíproco, y a veces que ni de coña. Un coñazo esta incertidumbre...

En vols una altra més, hiro? Això ja és abusar... ;D Sí, m'ha agradat el llibre; segurament perquè no m'esperava gran cosa, al contrari del que em va passar amb 'Tokyo Blues', que vaig deixar a mitges.