divendres, 19 de desembre de 2014

ReWiNd




Vuelves a lugares que frecuentabas en tus noches de post-adolescencia, pero todo ha cambiado. Empezando por toda esa gente que debían ser niños, o incluso no ser, en tus noches de post-adolescencia. Posiblemente ni conozcan la canción que da nombre al sitio desde hace unos años ya, y que los Pulp cantaron en aquél memorable concierto del primer aniversario de la sala, 13 años atrás. Un año antes, también estuve en el bolo inaugural, y flipé cuando vi por primera vez el show que durante años han estado repitiendo una y otra vez los Flaming Lips. Todo pasa y todo queda, que decía aquél. Te siguen incomodando las miradas cercanas, como si te sometieran a un juicio por querer ser y estar en este momento único e irrepetible. Seguramente la culpa sea de estar demasiado sobrio. ¿Qué historias se ocultan (o no) tras dos manos cogidas unos metros de camino a la barra, con la muchedumbre y la posibilidad de perderse como excusa? A veces la imaginación inventa realidades mejores para hacerlo todo más llevadero. Hace días que me duele la cabeza, y es por este puto frío, y por los ambientes resecos de las calefacciones, y por esa vista que sigue haciendo el burro, y por esa frente terriblemente deshidratada. Me acaba de escribir Canadian J, y me acuerdo de nuestro encuentro parisino nevado de hace... 4 años????? Eso quiere decir que hace 6 que nos conocemos, y también que tengo este ordenador que va tan mal últimamente, y que me compré al poco de volverse ella a San Francisco. Joder, cómo pasa el tiempo!! Vértigo es poco. Antes de ayer estábamos comiéndonos las uvas, y ya está aquí otra vez la maldita navidad. Lo único bueno será tener vacaciones. Ya casi ni me acuerdo de lo que se hacía en un fin de semana libre. El otro día leí que se cumplen 10 años de los blogs, y yo llevo 9 y medio metido en este mundo que tanto me ha dado casi sin darme cuenta. Recuerdo al principio, cuando era algo semiclandestino, como de freaks, o de pervertidos, o de losers, o tantos otros prejuicios gratuítos en el país por excelencia de la crítica sin argumentos ni conocimiento de causa. He conocido a mucha gente sin pretenderlo, y lo celebro un montón, aunque haya muchas con las que he perdido el contacto. Pero eso no quiere decir que les (os) haya olvidado. Son cosas de la apatía, la desidia, la maldita rutina, y el no saber regar las relaciones ni transmitir mi mundo interior. Cada uno tiene sus cositas. Yo colecciono torpezas, que siempre será más entretenido que los sellos o los tapones de cava. Y doy cuerpo a ese mundo de gente incompleta que cantaban Los Planetas. Cuánto te echo de menos, y eso que ni tan siquiera sé si existes...





3 comentaris:

hiro ha dit...

Ara quedaré com una absoluta i desvergonyida ignorant, però no sabia que el nom de la sala venia d'una cançó dels Pulp....^^' (Ara ho aniré explicant a la gent i quedaré com una hipster saberuda jaja)

Els blogs ja tenen 10 anys!!! coi!! com passa el temps! jo fa 6 que tinc blog i sempre estaré agraïda per tot lo bo que m'ha donat.
Això de no saber regar les relacions és un mal molt estés... encara que "mal de muchos, consuelo de tontos"

Pio ha dit...

Como comenta Hiro, yo tampoco sabía de donde venía el nombre XD.

Que tiempos aquellos, en los que me pasaba el tiempo leyendo a los demás, eramos una tribu muy bonita. Me has hecho recordad cuando abrí el mio y todo lo que ha sido hasta ahora.

Suppongo que perder el contacto, es porque no tenía que ser y vamos cambiando y perdiendo interés, pero como todo, siempre hay gente que se va y otra que viene.

Descansa en esa vacaciones y muchos besos :)

dEsoRdeN ha dit...

OMG! Ets una absoluta i desvergonyida ignorant, hiro! XD Això vaig llegir! I sembla que fos ahir que es començava a sentir a parlar dels blogs. En el meu cas, crec que és una barreja de manca de destresa, apatia i fatiga immediata cap a les coses i les persones...

madre mía!! Pero en qué mundo vivís, Pío???? (a mi me preguntan por cualquier cosa de series, programas de TV, cosas del corazón... y me pasa lo mismo XD yo vivo en mi mundo). Ha llovido, y las cosas han cambiado desde entonces, la verdad es que sí...

polvorones