dimarts, 19 d’abril de 2011

...cÓm Em VeuEn eLs tEuS uLLs?




Muchas veces la vida funciona por dinámicas y espirales de positividad o negatividad. Te viene una racha de cosas buenas, y de la noche a la mañana, te cambia, y todo empieza a salirte mal. O viceversa. Como mínimo, mi vida suele ser así. Este 2011 había empezado realmente bien. Pero últimamente debo haber caído en la casilla de 'muerte', y me debe haber tocado volver a empezar, porqué parece que haya pisado una mierda de mamut. También es cierto que este tipo de espirales suele tener una fuerza virulenta y progresiva, y positividad atrae a positividad, pero negatividad también atrae a negatividad. Como los imanes de la nevera, más o menos. Y si a todo esto le sumamos mi tendencia a la hipérbole, y los enormes caudales de energía que me corren por dentro (tanto positiva como negativa: yo puedo pasar de la euforia a la bilis en menos de lo que un Ferrari se pone de 0 a 100), llegamos a las claves de mi tumultuosa vida interior. Y mira que por fuera suelo ser tranquilo (al menos, hasta que cojo confianza con las personas o situaciones). Sí, ya sé que el dESoRdeN puede ser fascinante, pero también agotador. Sea como sea, estaba yo en pleno centrifugado de negatividad, por cuestiones varias: laborales (por resumirlo en 4 palabras, estoy hasta los huevos), familiares (cosillas que pasan en todos los lados), personales (cosas que no vienen al caso) y emocionales (en este ámbito tengo un máster). Y hoy estaba siendo un día bastante deprimente: ya me he levantado cruzado por el curro, luego se me han ido torciendo planes, y bien entrada la tarde hasta he roto mi promesa de hacerme el duro con Garota J (cosa que me ha acabado yendo bien para dar por cerrada esta historia. No pienso volver a llamarla). Pero cuando ya la noche parecía abocada a la depresión dramática, ha aparecido in extremis N-Risueña para alegrarme la noche con su simpatía, naturalidad y su cariño. Seguramente no volveré a verla porqué el miércoles se va, pero sólo por el buen rato que hemos pasado juntos y esa fragancia que todavía puedo oler, ya ha valido la pena que hayamos cruzado fugazmente nuestros caminos...






6 comentaris:

Gabbi ha dit...

post tan triste y cancion tan linda desorden... lo que me encanta de la vida es que todo es tan dificil de predijir (predict), algo chido llega pronto hombre de buen gusto en musica! :)

Sandra ha dit...

Somos lo que pensamos, si piensas negativo atraerás lo negativo, si piensas positivo.....

dEsoRdeN ha dit...

Y esa es precisamente la gracia de la vida, Gabbi! Si todo fuera predecebile, sería asquerosamente aburrido!

Una gran verdad, Sandra...

Pio ha dit...

Creía que ya había dejado un comentario por aquí XD Bueno tiempo al tiempo, sino tenemos malas rachas luego las buenas no se disfrutan tanto.
Ya te he enviado el e-mail :)

moonlight ha dit...

sembla mentida, com una personeta pot canviar un dia de merda, ni que sigui per uns moments... ànims, senyoret!

begusa ha dit...

... las buenas fragancias molan...
(aunque los recuerdos de las buenas fragancias son mejores)