dimarts, 17 de març de 2020

aPOcALipSe NoW




El fin del mundo está aquí. Redimíos, pecadores, porque ya está aquí el peor de los virus: el miedo. El que destapa la ineptitud irresponsable del partido que, queramos o no, nos gobierna a todos: la salud de 47 millones de personas en manos de inútiles cobardes al servicio del capital y de la inservible monarquía (valga la redundancia) más corrupta de la sociedad occidental. Nada que no intenten disimular con una rojigualda, comprando unas portadas de diarios apelando a la épica y a los 11 Juanitos, y un poco de patriotismo hueco e inocuo para el microscópico enemigo. Todos unidos venceremos al virus, así que os mandamos al ejército a controlar que no salgáis de casa el fin de semana, pero el lunes id a amontonaros al metro para ir al frente a mantener en pie el sistema depredador y la economía capitalista. El virus no entiende de fronteras un día, pero al otro las cerramos como lleva insitiéndonos toda la semana el enemigo público nº1 de la Grande y Libre (bueno, el nº2, que el nº1 es el que mueve los hilos desde el exilio), con todo el sentido común y la responsabilidad que están brillando por su ausencia en Moncloa.

El mismo miedo que saca el egoísmo depredador y salvaje de muchas de las personas que nos rodean, y que nos sacarían los ojos si fuera su vida en ello. Dime cuántos rollos de papel higiénico te llevas del súper y te diré lo miserable que eres. Ese miedo que no se atreven a sentir los muchísimos inconscientes irresponsables que pululan arriba y abajo, como si la cosa no fuera con ellos ni con sus conciudadanos. El miedo a dejar de ganar dinero que perpetran mezquinos que no tienen escrúpulos para poner en riesgo la salud de sus trabajadores, obligarles a cogerse vacaciones, o directamente, echarles. O el miedo inevitable y sensato que sienten los que entienden un poco de esto y, por mucho que digan, ven que se está haciendo justo todo lo contrario, todo lo que NO debería hacerse para afrontar una situación tan delicada como ésta. Cuarto país con mayor número de contagiados y de víctimas mortales del mundo. ¡Vamos, españoles, que unidos podemos! "Yo soy español, ¿a qué quieres que te gane?"



4 comentaris:

Salamandra ha dit...

Toda la razón. Da miedo. Y asco.

María ha dit...

Yo creo que si se hubieran tomado a tiempo algunas medidas, no hubiera llegado esto tan lejos. Especialmente haber evitado la Manifestación del 8 M. De ahí están saliendo montones de infectados. Ha sido un error. No haberlas evitado.

Esperemos que la curva se aplaque , pero es injusto que siempre paguen los mismos, los mas débiles y desprotegidos.

Me ha gustado leerte en mi blog muchas gracias, que me ha permitido venir a leerte y desde ya te sigo.

Besos.

ALOMA69 ha dit...

Me alegra que sigas aquí dándole caña.

Enciérrate tanto como puedas, es la única solución.

CONFINAMIENTO NOW!

Abrazos virtuales.

dEsoRdeN ha dit...

Mucho, Salamandra. Sobretodo asco.

Supongo que la mani fue un error, María Dorada, y después lo más grave ha sido no haber confinado inmediatamente Madrid, La Rioja y Álava en cuanto empezaron a repuntar los casos, porque ya hemos visto todos lo irresponsable e inconsciente que es mucha gente. O no dejar tampoco el confinamiento de Catalunya por puro politiqueo y asqueroso orgullo nacionalista patrio. De lo que se trata ahora es de contener un gravísimo problema de salud pública, pero parece que el PSOE está más por contentar al Ibex 35 y patronales, o por la sacrosanta unidad de España y todas estas mierdas sin sentido. Muy de acuerdo contigo, y las insuficientes medidas económicas presentadas hoy son otro ejemplo más de lo que dices: sin ayudas al alquiler, sin prohibición de despidos, sin congelar recibos de agua o luz, ni se interviene la banca, ni se nacionalizan servicios esenciales... ¿dónde está Podemos cuando se les necesita...?

Hacía un tiempecillo que no pasaba por aquí, Aloma69, pero ahora no tenemos excusa de no tener tiempo... ;) Espero que estés bien también, son días de cuidarnos mucho individualmente para hacerlo también colectivamente

ptns