dimecres, 25 d’abril de 2018

PiCTuReS oF YoU



La primavera está intensita. Aunque quizás debería hablar de semiverano, porque no veas cómo pica el sol. Ésta es mi época preferida del año. Dejar atrás el frío, la oscuridad, la lluvia (poca sigue siendo excesiva para mi)... y dar paso al calor, el sol, la luz, las ganas de vivir, la calle, los estímulos carnales, las buenas compañías, las conversaciones... el miércoles fui a una presentación de una revista con La Chica Con Pelo De Chico y una amiga suya. Me encontré a R-Jovenzuela, que es un encanto de chica, y me contó que tiene un grupo. Recordamos un encuentro nocturno reciente, y quedamos que tenemos que salir juntos una noche... después fuimos a cenar con La Chica Con Pelo De Chico y su amiga, y cogimos un puntito bastante tonto. Al día siguiente ni ella ni yo trabajábamos y le dije de ir a hacer una copa, pero se cagó en los pantalones. Me la conozco como si la hubiera parido, y tengo claro que se sintió vulnerable por el alcohol y le dio miedo seguir la noche y que volviéramos a recaer. Me molestó esa cobardía y esa desconfianza, cuando el día anterior me decía que tenía tantas ganas de verme. El viernes me la encontré en unos conciertos gratuitos, la saludé, pero luego pasé totalmente de ella. No me apetecía nada estar con ella y sus amigos y repetir escenas muy desagradables del Vida del año pasado, así que me fui solo, aunque no encontraba a la gente con la que había quedado. Me acabé encontrando a otra chica y me quedé con ella y sus amigas. Cuando ya estaba a punto de acabar todo, me llamó R-Ojos-Claros desde su casa en pijama, diciéndome que Win Butler (cantante de Arcade Fire) pinchaba por sorpresa en el Sidecar (al día siguiente tocaban en la ciudad). Así que para allí que nos fuimos para pasarnos un ratito. Un ratito dEsoRdeNado, claro...

Al llegar estaba pinchando 'Chiquitita', y fue sólo el principio de una noche surrealista y con un punto de salvajismo final. Tenía un séquito estrambótico a su lado: un tipo con turbante, un trompetista negro, otro tipo con pelos a lo Phil Spector tocando el clarinete... dos guiris enloquecidas en primera fila daban codazos para que no les ganáramos el espacio, mientras se sucedían canciones de todo tipo: desde el 'Like A Prayer' de Madonna a los Beatles, música tribal, bossanova... o ese pestiño reguetonero que dice "a ella le gusta la gasolina". El cabrón se reía, como quedándose con todo el mundo, pero estaba disfrutando como un niño. Me puse a hablar con otra guiri muy fan de Arcade Fire, con la que rato después nos besamos en 2 o 3 tandas, hasta que me di cuenta que también estaba besando a otro chico. Bailé con una parisina veinteañera guapísima, muy simpática y con mucho ritmo, que me explicó que era su última noche de vacaciones en la ciudad, pero un rato después la perdí de vista. Cuando R-Ojos-Claros ya se iba, me topé de cara con una morena y nos pusimos a bailar. Hablamos poco, nos besamos, y me pegó un mordisco caníbal en la lengua (con algunas réplicas posteriores más que le censuré) que al día siguiente se tradujo en moratón. Es la primera vez que tengo un moratón en la lengua, y no es nada agradable. Nos fuimos hacia mi casa, pero a última hora cambiamos de destino hacia la suya... aunque no llegamos. La pasión nos desbordó por el camino, y quizás alguien que pasara por allí debió flipar. Nos dimos los teléfonos, pero no sé si habrá continuidad en esta historia. No estoy seguro de quererlo. Tenía un punto algo oscuro que no me acaba de convencer...

Quizás por la adrenalina o por la autoestima subida, estuve de muy buen humor todo el fin de semana, a pesar de haber dormido escasamente 2 horas. Ayer fue el día más bonito del año. Y realmente fue bonito. Quedé con La Chica Del Exnovio Imaginario al mediodía y le quise dar una sorpresa: le compré una rosa y me la puse en la bolsa de cuerdas que llevaba en la espalda para que no la viera. Llegué a la terraza donde me esperaba, le di dos besos, y en un rápido movimiento, saqué la rosa de mi espalda como un espadachín para ponérsela delante... pero la flor de la rosa salió volando contra ella mientras me quedaba con el tallo en la mano. Muy dEsoRdeNado... en ese momento me supo súper mal por lo desastroso de la escena, pero hoy todavía se reía, y me decía que fue un detallazo. Luego nos fuimos a los conciertos de l'Antiga Fàbrica Damm, y nos encontramos con más gente del curro, un par de amigas suyas, L-de-Lesbiana, la chica con la que estuve en los conciertos del viernes... hacía un sol espléndido, había ambiente pero sin agobios, vimos a El Petit De Cal Eril, a Ferran Palau, a Núria Graham, a Mi Capitán, a Flamingo Tours... La Chica Del Exnovio Imaginario me enseñó los pasos de baile que aprendió en una clase gratuíta de rock'n'roll, y mientras estábamos cogidos me imaginaba otro mundo mejor en que la rosa, el contacto físico y la compañía querían decir otra cosa que encajaba con mi deseo. Nada me haría más feliz en el mundo hoy en día...

Ya sobre las 20h había entrado un montón de gente y había cola fuera, y le dije a R-Ojos-Claros que no entrara, que salíamos todos. Tomamos algo justo delante, y La Chica Del Exnovio Imaginario se volvió para su ciudad... la buena noticia es que hoy mismo ha dicho que sí al piso a 10 minutos de mi casa, y espero que además de servirle a ella para iniciar una nueva etapa vital, también haga que nos veamos más. Si es así, será una doble buena noticia. El resto nos fuimos a un concierto en la calle al que llegamos cuando se había acabado. Cenamos en un gallego, y R-Ojos-Claros y yo nos fuimos a una coctelería muy chula con música jazz (entre muchas otras, pusieron a Billie Holiday!). Ella tenía ganas de ir al Nasty Mondays, pero yo estaba muerto, así que lo dejamos ahí. Hay momentos en que dudo si realmente en la conversación que tuvimos meses atrás me dijo toda la verdad, o si siente alguna cosa por mi. Nos queremos un montón y siempre nos lo estamos diciendo, pero hay matices que se me escapan en esa estima. Tanto por su parte como por la mía. Supongo que dos episodios nocturnos que acabaron en besos tampoco ayudan a descifrar esta ambigüedad, aunque ambos tenemos historias imperfectas vigentes que conocemos y de las que hablamos abiertamente (la mía, la de La Chica Del Exnovio Imaginario, sobra decirlo).

Hoy he estado tomando el sol en bañador en la azotea. Mañana se vendrá L-de-Lesbiana a hacer el aperitivo y disfrutar también del sol. Hace unos días soñé que nos dábamos picos, y fue agradable, aunque no se lo he dicho. Hacía muchos meses que no soñaba con ella, por no decir casi 2 años, cuando dudaba de si realmente me gustaba o si sólo era una atracción física. Todo lo que me cuesta que me cale dentro una chica con intensidad y profundidad es inversamente proporcional a la facilidad que tengo para las conexiones carnales. Puro dEsoRdeN...






1 comentari:

ardid ha dit...

Empieza el buen tiempo y con eso las ganas de todo, dónde va a parar... Yo también prefiero este tiempo, aunque todo se ve mejor después de que haya llovido. Y lo del cantante de Arcade Fire pinchando la gasolina qué fuerte jaja