diumenge, 23 de juliol de 2017

dEsQuiTeS dEsoRdeNados



Demencialmente poética, sí...
La semana salvaje se cierra habiendo salido 5 de los últimos 7 días, yendo a dormir de día 4 de esos 5 días, y habiendo besado a 5 chicas distintas. Así, a nivel estadístico rápido. Hoy he dormido escasas 2 horitas antes de que sonara el despertador, y ahora mismo estoy ya que me caigo. Es como una especie de espiral destructora y autodestructora. Como un Atila de la noche, o un Sleepy Hollow haciendo rodar cabezas como venganza. Sí, supongo que es obvio que mi orgullo sigue dolido y que me la suda todo ahora mismo, aunque estoy en proceso de vuelta a los orígenes en mi relación con La Chica Con Pelo De Chico: quiero recuperar distancias y hacer la mía. Y si quiere algo más, ya sabe donde encontrarme. Mucho hablar, pero a ver si luego soy capaz de cumplirlo. Bueno, lo de hacer la mía lo he cumplido al 100% esta semana, y tengo la sensación que ella también contribuirá a coger algo de distancia. Antes pensaba que nuestra relación indefinida que me resulta imposible de catalogar está algo deteriorada. Seguramente por una suma de torpezas de ambos. Pero me resulta obvio que hemos perdido algo de fluidez y de naturalidad. Creo que yo ando demasiado preocupado de no ser demasiado espontáneo para no hacerla sentir presionada, y ella lo mismo para no darme señales equivocadas. No hace tantos meses era yo el que le escribía disculpándome por dar señales ambiguas o contradictorias. Es increíble cómo las relaciones entre las personas evolucionan por sí mismas y pueden ir cambiando tanto. Pero sea como sea, está claro que ya no nos escribimos sí o sí varias veces al día por whatsapp, o tampoco largos mails. Hace pocas semanas era así.

Ayer estuve por les Festes de Poble Sec con un grupo de gente común, aunque ella finalmente no vino. Casi que lo preferí así. Me pude centrar en pasarlo bien con los demás, y en seguir flirteando de manera indiscriminada. Sin que eso quiera decir con la primera que se me ponga por delante. Con filtro y criterio, pero sin manías ni complejos. Es fascinante cómo eso se transmite. Llevo una semana sintiéndome muy seguro en ese papel. Y no digo 'papel' porqué sea falso, sino como sinónimo de 'rol'. Esa seguridad se transmite de una manera increíble: de las 5 chicas a las que me refería antes, 3 me habían rechazado previamente en noches dESoRdeNadas anteriores, tiempo atrás. Y esta vez no. De hecho, una de ellas no paró anoche de ser la que me daba esos besos compulsivos en la cara que denotan tensión sexual, antes de que todo explote y derive en otro tipo de afectos. La actitud es un porcentaje elevadísimo del éxito o fracaso, en cualquier ámbito de la vida. Creo que ya lo había escrito hace pocos días. Y estoy convencido que habría podido seducir a más chicas estos días, de la misma manera que alguna otra me dijo que no. No lo digo en plan chulesco, porqué no lo soy en absoluto. Simplemente intento describirlo con la misma convicción y naturalidad con las que lo viví. No soy ni mucho menos el típico tío bueno, macizorro, guapo, alto, fuerte y que conquiste chicas por su planta. Más bien todo lo contrario. Pero cuando me sale esta vena, palique y descaro no me faltan. Y me encanta bailar, que es un gran recurso. Cualquier día de estos se girará la tortilla por algún motivo indeterminado, y tocará época de vacas flacas. Pero la semana que empezó hace justo 7 noches la inicié con voluntad de desquite, y vaya si me he desquitado...


PD: Y justo en el momento en que acababa estas lineas, me ha escrito La Chica Con Pelo De Chico; no es bello el dEsoRdeN...?