dimecres, 15 de febrer de 2017

dEsgASteS



Es verdad que ya no me pasa tanto como años atrás, pero hoy he tenido día raro. De esos en que estás como rallado con todo y con todos, por razones racionales o sin ni tan siquiera tenerlas. Todo te molesta y te irritas con facilidad, por algo clavado ahí adentro sin darte cuenta, o por un cúmulo de cosas. Centras tu ira en una persona, con más o menos justicia o proporción, y te dedicas a atizarle metafórica y mentalmente, para liberar tu ansia. La misma espiral te arrastra, y sacas tu lado más asocial, porqué no tienes ganas de ver a nadie. De hecho, sí que he intentado ver a alguien, pero en este caso a la persona más nueva que ha aparecido en mi vida, quizás porqué me parecía la relación más pura y todavía no corrupta ni salpicada por los roles y prejuicios. Necesitaba algo de aire fresco, y seguramente también ese punto de incierta excitación que provoca alguien nuevo que no ha pasado por tu cama, y la posibilidad y deseo de que eso ocurra. No hemos podido vernos, y así mi día raro ha sido todavía más autista. Nada que un sofá, una manta y Saga Norén no puedan arreglar. Pero me he acordado de aquellos días que parecían haber quedado atrás y siguen apareciendo, de tanto en cuanto, para recordarte de donde vienes. 

Ayer conocí a Morena-Pelo-Afro, y me transmitió la misma buena química que por mail. No, los tiros no van por donde os podáis imaginar, porqué está felizmente aparejada y en el Lado Oscuro de la maternidad ya consumada. Pero es otra brisa de aire fresco más en una vida que, como siempre, necesito renovar constantemente. Es como cambiar de sábanas. Hay que hacerlo con frecuencia, antes de que huelan mal. Empiezo a detectar síntomas de fatiga mental en el proyecto que más me ha apasionado y ocupado en este último año, y eso me provoca dudas. ¿Seguir por ahí con el riesgo de acabar aburriéndolo de verdad? ¿O cortar por lo sano y centrarme en otra cosa? Pienso demasiado. Siento demasiado. Y eso, al final, acabo doliendo y desgastando...



4 comentaris:

hiro ha dit...

Jo també porto una temporada de dies raros... Estic en modo autista i sense ganes de fer massa vida social. Deu ser cosa de l'hivern, ho això vull creure...
La gent nova sempre porta perspectives i aires renovats.

Pd: Tinc pendent la serie de The bridge (me'n van parlar molt bé un amiga). Et recomano "House of cards", em sembla que t'agradaria.

dEsoRdeN ha dit...

jo és per una barreja de ganes d'estar sol i impossibilitat per sortir de l'espiral de feina, perquè, de fet, voldria fer més coses i recuperar temps lliure. I seguir portant gent nova a la meva vida

PD: Compte, que crec que la que dius tu és l'americana, i m'han dit que és una merda. La que miro jo és l'original sueco-danesa, 'Bron', i m'ha enganxat. El personatge de la protagonista és genial! El tema amb les sèries és que no tinc gens de costum de veure-les perquè tampoc sé ben bé on mirar-les, i en aquest cas, és una recomanació que estic seguint perquè la tinc a Movistar. Buscare si hi és 'House Of Cards', però aquestes més famoses no acostumen a entrar amb el paquet bàsic

Miss Migas ha dit...

Sentir demasiado puede ser malo... o buenísimo. El secreto está en encontrar el equilibrio y que los demás no lo sepan. ¿no?

dEsoRdeN ha dit...

Creo que mi equilibrio está en el desequilibrio. En el dEsoRdeN, vaya... (bienvenida, Miss Migas. Te chafardeo un poco...)