dimecres, 7 d’octubre de 2015

fALdiLLeS i sORoLL



¿Sabéis aquellas espirales en que todo se apelotona y te pasa de golpe? Pues vivo una de esas, con la incompetencia como denominador común. Algo tan simple como hacerse una analítica se ha convertido en una auténtica pesadilla, y una fuente de problemas incomprensibles, burocracias absurdas, llamadas contradictorias, mails que se pierden misteriosamente (¿estarán con los calcetines desaparecidos en la lavadora?), mensajes desde una centralita de número kilométrico diciéndote que llames sin que te dejen ni número de teléfono ni personas de contacto, llamadas a teléfonos en los que nunca contesta nadie, y, ya harto de tanta ineptitud, visitas personales a las oficinas para que dejen de tomarme el pelo y me solucionen de una puta vez el tema. Tras multitud de llamadas, mails, dos visitas personales por mi parte, y varios tonos de voz elevados para lo que es mi habitual tranquilidad y paciencia, 11 putos días después, parece que la cosa se ha activado. Si llega a ser cuestión de vida o muerte, ya estaría bajo tierra. La espiral de mongolismos no acaba aquí: además del tema que ya comenté de la gotera que mi seguro no quiere arreglar porqué no fue causada por el huracán Katrina, se ha cumplido 1 año y no sé cuantas llamadas y emails a mi compañía de gas para que venga de una maldita vez a hacer la revisión obligatoria de los 5 años del calentador (sigo esperando...). Y hoy recibo un mensaje 'recordatorio' de que el jueves por la mañana empiezo una nueva (y seguro que totalmente inútil) terapia de rehabilitación para la lesión futbolera de la pierna; el problema es que para que algo sea un 'recordatorio', primero alguien debería haberme llamado para avisarme, explicarme, y, bastante importante, cuadrar agendas y horarios que a mi me vayan bien. Efectivamente, como podéis suponer, nadie lo ha hecho. No incluiré también lo del mosquito que se ha cebado conmigo esta pasada noche, pero lo que queda corroborado sobradamente (aunque ya lo supiéramos de antemano) es que vivimos en un país de inútiles, y que cualquier día de furia dEsoRdeNada aparezco en las noticias por un arranque desenfrenado de prácticas de reducción de cabezas a lo jíbaro...


...en el lado positivo, llevamos un par de días de vuelta de las calores veraniegas y ese sol que te recarga las pilas y te da ganas de gritar bien alto "QUE ESTOY VIVO, CABRONES, Y NO ME VAIS A JODER LA EXISTENCIA CON VUESTRO MONGOLISMO!!!". Los elogios laborales me la sudan bastante; yo mientras siga cobrando y yendo a trabajar menos de la mitad de días de la semana, ya seré feliz, por mucho que los horarios de finde sean realmente putas y se hagan tan duros (el domingo pasado, 14 horitas de nada...). Ayer Hermano-Ficticio-R me dijo de ir al concierto de Refused, pero estaba tan hecho caldo del fin de semana, que renuncié. Pero a media tarde vi de casualidad que, a sólo 5 minutos de casa (en una discoteca de chonis y quillos que no me cuadraba en absoluto), tocaban las Peach Kelli Pop (había colgado alguna canción suya en este blog meses atrás). Flipé colorines!! Así que para allí que me fui, aunque no lograse engañar a nadie para venirse conmigo. El triple cartel femenino (el evento tenía alguna relación con el Ladyfest, cosa que me hizo pensar en Hiro, y hasta miré por si corría por allí) lo completaban dos bandas locales: Rombo y Les Sueques. Las primeras, un pop saltarín algo naïf que recuerda un poco a Nosoträsh (se ve que la cantante, preciosa por cierto, había currado en mi empresa, según me han dicho hoy; la teclista también era muy dEsoRdeNada, todo sea dicho, pero había tanta bollera por allí, que cualquiera se arriesgaba a meter la pata tirando la caña a ciegas...). Las segundas, algo más oscuras y contundentes, me gustaron bastante. Y a las PKP ya las conocía, y hicieron el concierto adrenalínico que me esperaba y que nos hizo sudar de lo lindo. Estuve hablando con la cantante al final del bolo (me echó un par de miradillas que no supe cómo interpretar durante el concierto, pero creo que tampoco hubiera tenido nada que hacer...), me firmó el vinilo que les compré, y así fue cómo un lunes que apuntaba a noche de sofá y perrerío se convirtió en una improvisada velada Chewing Punk de arrancarte una sonrisa y enviar a tomar por el culo el primer párrafo de este mismo post...





4 comentaris:

hiro ha dit...

Ooostreeess!!! quina ràbia!!! no sabia res d'aquest triple concert o si no hi hagués anat!! :'( últimament vaig tan de cul que no m'entero de res :( M'apunto les Rombo i Les sueques per investigar ;)

Ja he vist la peli de "Relatos salvajes"! quan trobo mongols com els que has descrit, tinc ganes de fer el mateix que el Bombita! XD
Ànims amb aquesta nova rehabilitació!!

dEsoRdeN ha dit...

Va estar molt bé, hiro!! Jo em vaig assabentar la mateixa tarda, de casualitat. Ja em diràs què et semblen! :)
Oooohhhhh! Peliculón!!! Jo també vull convertir-me en Bombita!! ;D Merci! Tot bé?

hiro ha dit...

Doncs m'estan molant molt Les Sueques!! ja m'he posat a seguir-les pel fb a veure si així m'entero dels seus pròxims concerts ^^ Les Rombo encara les tinc pendents.
Aquesta peli és genial!! sobretot la història del Bombita, i la de la boda és brutal! XD

Pd: uuueeeeee!! ja tinc les entrades per Belle and Sebastian!!!!! :D

dEsoRdeN ha dit...

A què sí? :) I has vist vídeos seus? N'hi ha algun que mola bastant. Si veus que toquen per aquí, m'ho dius i hi anem plegats! ;D A Bellle & Sebastian crec que aquesta vegada faré campana; tardor molt intensa de concerts i In-Edit... jeje