dimarts, 14 d’abril de 2015

eL eSTúPidO díA dE tU PuTa MadRe




Últimamente escribo más que vivo, y no sé si ése es el orden lógico de las cosas. La espiral de rutina avanza a velocidad de vértigo, mientras se suceden los Días Internacionales de la Estupidez Humana y a mi se me siguen acumulando llamadas pendientes que humanicen un poco esta existencia cada vez más autosuficiente y ermitaña. M-de-Morena me sigue dando señales de que el interés mostrado desde que nos encontramos de casualidad en un concierto no era compromiso ni quedar bien, y aunque cada semana me propongo pararme un momento a buscar algo que proponerle, los días vuelan y yo con ellos detrás. Llevo semanas sin ir a los intercambios de inglés, pero últimamente me ha coincidido con otras cosas que lo hacían incompatible. K-Mancuniana respondió a mi mensaje, y mi imaginación quiso hacer dobles lecturas de alguna expresión que utilizó. Quizás es que mi mente va cachonda por la primavera. Si no fuera por esta pereza prolongada hacia los CCC (Cuerpos Curvos Caprichosos)... he empezado a moverme para organizar algo para mi cumpleaños, y la primera pre-lista de invitados superaba el centenar. Cómo puede ser, si luego en el día a día uno se siente más solo que la una? Será que las redes sociales están flexibilizando con generosidad el concepto de amistad? Si me paro a pensarlo pausadamente, cuántos amigos REALES debo tener, aparte de mi mismo? Alguien con quien sólo te comunicas por facebook, twitter, whatsapp o similares, puede considerarse amigo? Y alguien a quien ves cada día y no sabe casi nada de ti? El jueves tengo mi primera reunión de vecinos en mi nueva condición, y me da un repelús tremendo pensar que me quieran endiñar algún marrón. Y, a la espera de pararme a consultar de una vez la agenda de conciertos,  y viendo que habían agotado entradas en Madrid, ya me he pillado una para el bolo de Los Planetas de finales de mayo. Otro más en mi extenso curriculum con la banda a la que he visto más veces en mi vida (calculo que andaré sobre la quincena). Su nuevo EP no suena nada mal, y han sido compañeros de tantos momentos de mi dESoRdeNada existencia, que al final uno siempre acaba recurriendo a ellos. Como si fuera ese viejo amigo al que vuelves a ver tras los años, y parece que todo siga igual...



4 comentaris:

Paola Vaggio ha dit...

Qué fuerte, yo llevo dos semanas recuperando a Los Planetas, qué casualidad. Creo que sí puedes considerarlos tus amigos, a los virtuales, hasta que la vida diga lo contrario. Leí una frase en un libro que era: No sé lo que hago, me lo invento. Pues eso.

dEsoRdeN ha dit...

jeje, me encantan las casualidades y adoro el azar, Paola Vaggio. Supongo que en parte me da rabia considerarlo así, porqué no soporto la idea de que cada vez estemos más pendientes de las malditas pantallitas que de la gran pantalla de realidad que tenemos en nuestros morros y a la que ignoramos cada vez más. Inventar tiene que ver con crear, imaginación, fantasía... y por tanto, me gusta!

hiro ha dit...

Aquests darrers mesos els dies també m'estan passant volant!
És més amic algú amb qui parles sovint per les xarxes socials o algú a qui veus cada dia? bona pregunta... fins a quin punt és important la "fisicitat" (m'acabo d'inventar la paraula) en les relacions interpersonals? suposo que com tot, depèn dels casos i les circunstàncies.

15 concerts de Los Plantetas?!! wow! el meu grup més "concertejat" (sí, avui estic inspirada) són Els Pets i Mishima :)

dEsoRdeN ha dit...

m'agrada el concepte de 'fisicitat' que t'has tret de la patilla, hiro! ;D

por ahi dec estar més o menys, sí... :) recordo el primer, a Tarragona, en una placeta súper petita, i quan encara tenien al bateria de les rastes a lo Henrik Larsson, i a la May, la baixista que tocava d'esquenes al públic...