dissabte, 10 de novembre de 2012

I dON't cARe At aLL





Hace tiempo que tengo la sensación que he perdido honestidad y transparencia cuando escribo. Que me dejo cosas por explicar. Que tapo tanto como enseño. Que filtro, que selecciono, que mido las palabras, que voy a tientas. Será por miedo a resbalar. Será que he hecho un cocktail de dimensiones y realidades que no me deja correr al libre albedrío como cuando empecé en este mundo virtual de virtudes y desvirtudes. Mal asunto, si uno ya no se puede quitar las caretas de la vida real ni al otro lado de la pantalla. Me siento extremadamente cansado. De no entender nada ni a nadie. De pensarme, convencido, que todo puede ser más simple. De creerme las realidades que me pintan mis ojos, y que luego no coinciden nunca con las realidades de los demás. De que ni lo más obvio sea tal. De que mi verdad sea mentira. De que ya nada me afecte y todo me dé igual por haberme acostumbrado al fracaso. La maldita resignación del perdedor eterno. De coleccionar deseos de quita y pon con los que tapar las goteras del alma. De mis continuas debilidades, físicas y anímicas. De sentir que no encajo en ningún lado. De sentirme tan prescindible. De verme como una simple individualidad más en este mundo de egoísmos perdidos. De las mediocridades contagiosas de alrededor que me quieren robar los estímulos. De la multitud de soledades que nos rodean, y del abrazo mortal de la anaconda...








7 comentaris:

Pio ha dit...

Antes de nada, ni se te ocurra chapar esto, que haría sin las historias desordenadas y las chicas del abecedario, y por supuesto la música. Que voy a Barna y te doy un capón y si hay que sobornarte, mañana mismo te mando cruasanes e buenos :P.

Contar por aquí las cosas siempre será un desahogo, pero cuando cojes confianza acabas actuando igual que en la vida real, es lo que tú quieras que sea, me voy a contradecir pero desaparecer a veces no viene mal para replantearte las cosas, no para cambiar, ya tenemos todas las ideas rondando como para hacer change

Ánimos rey, besotes

C. ha dit...

Probablemente me sienta identificada con la primera parte del texto. Tapo tanto como enseño, mido y filtro las palabras, es cierto. Pero, ¿quién no lo hace? Es resultado de ser leído. El mensaje sufre muchas modificaciones: las tuyas al escribirlo, las nuestras al leerlo. Uno puede intentar ser más fiel a lo que piensa, pero son palabras y por desgracia no solemos ser espejos. Es difícil transmitir. Lo que tengo claro es que pienso como Pío: no me quiero quedar sin tus historias desordenadas ni sin las chicas abecedario.

X ha dit...

Mal asunto, es cierto. Claro que cada uno en su blog decide cuán críptico ser, pero si de por sí no conocemos a las personas que te rodean ni demasiado de tu vida, creo que no hace falta serlo en exceso. Percepciones, supongo. Es tu blog, seguro que acabas haciendo lo mejor.

tan solo una cerilla ha dit...

chaval, ni se te ocurra chapar esto!! ahora que me salen captchas faciles de los de poner a la primera!! ahora no!!

nota mental: a todos nos pasa. llega un momento que a veces hablar de algo sin tapujos es complicado hasta en tu propio blog, pero y lo bien que sienta darle al publicar entrada...

dEsoRdeN ha dit...

Ante tales amenazas, no pienso chapar ésto, Pio... ;D (en ningún momento me ha pasado por la cabeza, pero gracias por el entusiasmo! :D)

Ya, pero es un poco triste, no C? Definitivamente, me gusta más destapar que tapar, en todos los ámbitos de la vida...

No sé, X; es cosa de honestidad con uno mismo y con los que te leen, supongo. Suficiente tapamos en la vida cotidiana

Y dale, cerilla! ¿Pero de dónde narices os habéis sacado que quiera cerrar el blog? ahora que he programado los captchas para que te salgan facilitos de P-3... ;D (es cierto: el momento de publicar la entrada es como un pequeño orgasmo: los hay de mejores y de peores, pero el gustito no te lo quita nadie...)

espasmos post-orgasmos

hiro ha dit...

Moltes vegades jo també he tingut aquesta sensació que comentes, quan escric al meu blog. Al començament em sentia més lliure, amb el compromís personal de no autocensurar-me res; i no és que ara menteixi o disfressi les coses, si no que potser el personatge (o alter ego) que he creat, decideix que s'ha, o no, d'escriure. No sé si m'explico...

Connecto amb l'estat d'ànim del teu post, potser és aquest novembre i aquesta merda de crisi que ens està enfosquint l'ànima.

dEsoRdeN ha dit...

sí, t'entenc perfectament, hiro. I estic d'acord; ni l'època de l'any ni els temps que vivim conviden massa a l'optimisme...