dilluns, 26 de setembre de 2011

cUidAdO cON eL biChO dEsoRdeNado...




Arrastro primeros síntomas de resfriado. Cosas de la mierda de otoño que sólo acaba de empezar. Cuando veo que a las 8 ya empieza a oscurecer, dudo entre cortarme las venas o cortárselas a los demás. Supongo que sería más divertida la segunda opción, sobretodo en algunos (muchos) casos determinados. Eso sí, me hace feliz que hoy diSoRderLand sea un lugar un poquito más civilizado, una vez se ha perpetrado la última función de esa barbarie vomitiva que algunos quieren disfrazar de tradición, o incluso (tócate los cojones!), de cultura. Jajaja! Sí, claro, y el canibalismo es gastronomía, no te jode! Como bien decían en su día los grandiosos Siniestro Total, "Si intentas dar la vuelta al ruedo, la darás con los pies por delante (...) el toro cumplirá su obligación, y se acabará la fiesta (...) alégrame el día, torero, alégrame el día..."



Han sido días de evadirse para intentar olvidar cosas que no deberían pasar. Debutar en liga con victoria 3-2 y un gol del menda (más otro anulado). Tras 3 meses parado, los músculos han estado 2 días recordándome a gritos que ya no son los de los días de 'Nevermind'. 20 años no es nada, sobretodo para las TV públicas que ignoran la noticia, demostrando una vez más el nivel cultural catacumbero de este país. Suerte de gente como Hermano-Ficticio-R, que en su día fue clave para enseñarme tantas joyas ocultas en materia de cultura audiovisual. El viernes celebramos un reencuentro post-vacacional, para ver a JC Brooks & The Uptown Sound, y a los marcianos Man Man, mientras se nos enganchaban los pies a un suelo en Festes, y algunos sms se perdían en la inmensidad de la noche. Ayer nos cayó un buen diluvio encima mientras bailábamos con M-Pop y A-Empotrado, pero ni 10.000 satélites cayendo en picado ni 20.000 goleadas del Barça serían suficientes para que yo me pierda un concierto de Mando Diao. La Chavala De La Peca, N-Extrarradio y sus amigos se quedaron toda la velada en el bar protegiéndose del agua (nenazas!), y se perdieron las caras de éxtasis de lolitas sonrientes desafiando a la lluvia para estar cerca de los suecos y bailar sus melodías de rebeldía juvenil. Luego nos llevamos medio paki para ir a una fiesta improvisada cerca de mi casa. Tras dejar a N-Extrarradio en el taxi, La Chavala de la Peca me acompañó a casa, pero me dio una pereza terrible. Cuando se aclare con sus historias de ex y aprenda a diferenciar sentimientos de pura diversión a dos, que me venga a buscar otra vez para compartir el lema de las Natillas. Suficientes problemas tengo yo en mi quijotera como para añadir uno más a la lista. Y llevo días de sobrado cansancio mental como para preocuparme de algo tan trivial...





divendres, 23 de setembre de 2011

1991, eL aÑo qUe eL gRuNGe Lo PetÓ



Tras la tempestad ha venido la calma, pero eso no significa que la borrasca se haya ido del todo. Habrá que tener paciencia, y las garras a punto, por si acaso. Estos días están cumpliendo 20 años un montón de discos míticos de mi adolescencia: 'Nevermind' y 'Blood Sugar Sex Magik' (hoy); 'Trompe Le Monde' y 'Screamadelica' (ayer); y durante todo este año, 'Ten', 'Temple Of The Dog', 'Leisure', 'Gish', 'Pretty On The Inside', 'Loveless', 'Spiderland', 'Out Of Time' (bye & thanks, R.E.M), 'Achtung Baby', 'Little Magnets vs. The Bubble Of Babbles'... cuando pienso que ya han pasado 20 años desde aquellos días, me pongo a temblar. Nunca he sido demasiado consciente del paso del tiempo. Supongo que es una mezcla de despreocupación y clara demostración de que, en el fondo, quizás mi vida no haya cambiado tanto en este tiempo. Sí, claro, ahora ya no vivo con mis padres, tengo mi propio trabajo, y soy una persona muchísimo más formada, fuerte y supuestamente madura (ejem!). Pero mis dinámicas vitales no son tan diferentes: sigo disfrutando como un loco de la música, sigo disfrutando como un loco de las noches, sigo disfrutando como un loco jugando a fútbol, sigo disfrutando como un loco viajando todo lo que puedo y más, sigo disfrutando como un loco mariposeando de flor en flor a la espera de conocer a la dEsoRdeNada que me cambie la vida... y también sigo teniendo un montón de dudas, sigo sin pensar más allá de los próximos 5 minutos, sigo viviendo con bastante despreocupación, y sigo sintiendo una desmesurada rabia interna contra este mundo inmundo y la gran mayoría de las personas que lo habitan. Sí que he cambiado actitudes, modus operandi y puntos de vista, y me gusto infinitamente más ahora que entonces, pero en muchos aspectos de mi vida sigo siendo el mismo. Por eso, aparte de tener más ojeras y (mucho) menos pelo, me sigo viendo casi igual. Y en buena parte eso me pone contento, porqué considero que es bueno mantener recursos de la adolescencia que normalmente a la gente se le van cayendo por el camino: ilusión, rabia, descaro... ingredientes que mezclados con la experiencia y la fortaleza que te dan el paso de los años hacen un buen cóctel.

Tras estos minutos de plasta abuelo cebolleta, una historia con morbo que seguro que os provocará más interés: estaba reescuchando 'Nevermind' y me ha venido a la cabeza la tarde en que cometí conato de incesto. Bueno, supongo que técnicamente podría ser considerado de segundo grado, que siempre podría ser un buen atenuante. Fue una tarde de otoño-invierno en casa de mis tíos. Una casa en medio del bosque, muy auténtica. Muchas veces íbamos allí con mis padres a visitar a la familia, y a mi me gustaba bastante jugar allí con mis 2 primos por en medio del bosque. Aquella tarde, no recuerdo por qué, mis primos no estaban, pero sí que vino la prima de mis primos. Yo debía tener 16-17 años, y ella debía tener 15-16. Yo iba con un walkman, y ella me preguntó qué escuchaba. Con mi respuesta ('Nevermind', de Nirvana), le cambió la cara. Y a mi me pasó lo mismo cuando ella me dijo que era su disco preferido. Estuvimos toda la tarde tonteando con algo de miedo y mucho de timidez, porqué aunque no éramos primos directos, quizás sí que éramos familia lejana y todo aquello tenía algo de prohibido. Mis padres y mis tíos lo notaron y nos hacían broma. No acabó pasando nada, pero a los dos se nos delataba el deseo en los ojos de pardillos adolescentes, mientras Kurt nos cantaba 'Smells like teen spirit', y todas las demás...





dimarts, 20 de setembre de 2011

a MaL tiEmPo, vA a PoNeR buENa cARa Tu p...






En la vida hay días geniales, días normales, y días intestinales. Y cuando te toca un día de mierda, no queda otra que confiar que el siguiente sea mejor...





diumenge, 18 de setembre de 2011

eScaPadAs dEsoRdeNadas




Escapar de la rutina debería ser obligatorio por ley. Ser honesto con uno mismo y los demás, también. Y disfrutar de la vida sin más plan que vaya más allá de los próximos 5 minutos. O 4, incluso. La vida jugando al ataque es más divertida. Jordi Évole en el aeropuerto. Retrasos. Encuentros con entidades entre ojos verdes. Malasaña, mon amour. Fabuloso El Fabuloso. Mario Vaquerizo es una locaza divertida, y pincha muy bien. Viva el soul. Sudores nocturnos. Brett canta. Dos veces agua. Discos UpBeat, templo sagrado en Espíritu Santo para un ateo convencido y orgulloso. Detalles en el motor de un autobús. El incomparable encanto del Lunch Box y sus deliciosas comidas tiki. Siestas placenteras. Tipos Infames. Gafas vintage, vestidos ye-yé y una inglesa que me recuerda a una antigua aventura. Me encanta el acento que ponen algunas extranjeras cuando hablan castellano. Cena escasa, ideal para operaciones bikini australes. Fabuloso El Fabuloso again. Imposible no sentirse un poco Vincent Vega mientras bailas sonidos añejos entre sus sudorosas paredes de leopardo. Have Love Will Travel. Qué hortera es David Delfín, y qué bueno está el Martini negro. Y qué garrafón dan en el Nasti. Maldito Nasti. El helicóptero aterriza de noche y despega de día, con un muerto viviente a bordo. Interesantes conversaciones en el Rincón, bajo la atenta mirada del Camarón y la inigualable voz de Lady Day. Spaghettis cuatro quesos. Despedidas y reencuentros fugaces. Sobredosis de Coca-Cola. Vuelo-siesta. Subir al autobús con 1-0 y ponerme a cenar chino a domicilio con 8-0. Vuelta a la realidad internáutica, y el nene que vuelve a despertarse poco a poco cuando sale la luna. Propuestas de fiesta que descarto por KO técnico. Ponerle el broche a un gran fin de semana con los sonidos que me traigo de la encantadora Pueblópolis...








dijous, 15 de setembre de 2011

dEsvaRíoS 59




Tengo un hematoma en diferido. Un 1% de mi cuerpo parece chino. Me descomprimo el día a día por momentos, y a veces hasta cuesta adaptarse a este nuevo ritmo. Toda renuncia tiene su premio, y en los próximos días al menos haré tres: una futbolera, y dos musicales. Me jode que empiece a hacerse de noche tan pronto, y que la noche de luna llena y martes y 13 no haya caído en viernes. Septiembre empieza a hacer curvas, y me encanta. Prefiero hacer maletas de 2 días a maletas de 15. Es mucho más fácil, y más llevadero. Me han tocado 8 euros en los Euromillones. Si eso ya hace ilusión, no quiero ni imaginarme el vuelco al corazón que me dará cuando me haga millonario. Mi despreocupación ante la vida a veces se hace descaro, y a veces se hace cinismo. Cosas del dEsoRdeN, claro. Piel de anguila que disfruta como un salmón que quiere sentirse diferente. Y sé que estoy especialmente ambiguo y poco escribano, pero es que ahora sólo me apetece disfrutar de mis últimos cómplices del dEsoRdeN...










dilluns, 12 de setembre de 2011

dESvaRíoS 58




Odio las utopías, pero sigo creyendo en algunas. Las que crecen en los balcones de manera espontánea. Cuanto más me pisen, más me rebotaré. Rebelde a ratos, y orgulloso. Y bastante despreocupado últimamente. Se lo decía anoche a G Cinéfila, y lo demostraba el viernes, en otra noche de dEsóRdeNes varios. La Chavala De La Peca tiene un ancla en el corazón a prueba de cervezas. Aunque a veces tenga deslices. A mi me gusta deslizarme en los toboganes sinuosos de oscuros antros, rincones blanditos de espíritu, y melodías que incitan al pecado. La vida de día me aburre, por lo general. Tengo un calendario en el que, en vez de días, salen noches. Mi próximo objetivo vital es que sólo salgan viernes y sábados. Aunque para eso haría falta un enorme golpe de fortuna, pegar un braguetazo o atracar un banco. Quien dice uno, dice... Pienso en las frases memorables que alguna vez dije y se perderán para siempre jamás, por culpa de una memoria asesina o una pereza inoportuna. ¿Cuántas así se habrán extinguido desde que el mundo es mundo inmundo? ¿Cuántas de ellas habrían podido cambiar el curso de la historia o la vida de muchos, y acabaron en el limbo donde van a parar los calcetines abducidos en lavadoras? La última de Almodóvar (película; no lavadora...) me parece una mierda, aunque la presencia de una musa dEsoRdeNada siempre ayuda a pasar mejor el rato. Hoy me he pasado el día tren arriba, tren abajo. Visitas al país el día que celebramos una derrota. En diSoRderLand somos así. Cornuts i paguem el beure, que diríamos por aquí. Entrevistas escandinavas. Bares carajilleros. Diversiones laborales. Devorar libros para remontarte angélico. Caminamos por colinas de cebollas y metal. Disfrutando del Toxicosmos al cuadrado, y agradeciéndoles que si dEsoRdeN es dEsoRdeN, es en buena parte por su culpa...





dimarts, 6 de setembre de 2011

oN tHe SofA: 'ThE dAMnEd uNitEd'





La vida se pinta de espirales dEsoRdeNadas en septiembre. De improvisación desvergonzada. De mandarinas exhibicionistas. De quedar y desquedar 5 minutos después. De woks y sushi con La Chavala de La Peca en la calma y relax de mi oscuro balcón. De noches largas y mañanas más cortas de lo que uno quisiera. De intensas jornadas de trabajo, pero con aroma a risas y disfrute. De conciertos por venir, y de amigos por ver. De Micah P. Hinson. Y de Mando Diao. Y de Herman Düne. Y de Man Man. Y de los que vendrán... De voces al otro lado del teléfono. De próximos viajes que no hice en agosto. De exóticas amigas de ojos rasgados que me vendrán a ver en octubre. De películas que me gustan desde la novedad, y de otras que me encantan desde la repetición incansable. De discos que me inyecto con avaricia yonki. De fuerza interior para ayudar a los que me quiero. De gustarme con avaricia. De amputarme los defectos. De VIVIR y quejarme menos. Y de darme cuenta que, como diría aquél, en el fondo y pese a mil y un matices, no estamos tan mal...







diumenge, 4 de setembre de 2011

cUidADo: eStA NoChE eSCueZo...





Esta noche he vuelto a Montauk. No me canso nunca de hacer este viaje. Una y otra vez. Y de avanzarme a sus diálogos, como si me hubiera metido en mis propios recuerdos. Esos que nunca tuve y que tanto envidio. Por mucho que disimule a gritos. Gritos desesperados de rebelión a golpes de cadera, mientras los pájaros continúan lanzándose a las escopetas. Ir pasando estaciones con nombres de iniciales a toda velocidad. Como vengándome de todo lo que nunca me dejaron disfrutar. Y perderme en una espiral de hedonismo que me haga olvidar todos esos recuerdos inexistentes imposibles de recordar. Ponerme el disfraz que a todas enamora, y disfrutar de falsos amores de cartón piedra con fecha de caducidad. Todos acabamos enamorándonos de reflejos que seguramente tengan poco que ver con la realidad. O de estúpidos ideales utópicos que sólo existen en nuestra cabeza. Como si nos pusiéramos unas gafas que deforman la realidad para amoldarla a nuestros deseos. Pero luego nos olvidamos de bucear en la realidad de quién tenemos delante, porqué nos acojona llegar al fondo y ver que no tiene nada que ver con lo que habíamos pintado en nuestra mente. Qué gilipollas somos. Y qué cobardes. Yo ahora mismo sólo siento una extraña mezcla de diáfana lucidez y confusión absoluta. Porqué los extremos no son incompatibles, por mucho que nos quieran hacer ver los perversos hombres grises. Ahí afuera la vida está llena de magia, pero a medida que vamos creciendo nos van robando los instrumentos para disfrutarla. Y nos conformamos. O se conforman, porqué a mi no me da la gana. Por muchos dedos que me quieran amputar. Por muchos martillazos en el cráneo que me quieran regalar. Por muchas puñaladas en el pecho que me quieran asestar. No pienso bajar la cabeza y convertirme en uno de ellos. Si me tengo que quedar seco de lágrimas, me quedaré. Si me tengo que ahogar en mi propia mierda, me ahogaré. Si me tengo que quedar solo eternamente... ya ves tú, qué problema, si siempre ha sido así. Golpeadme en la cara y disfrutad del brillante color de mi sangre. Pero yo no pienso pararme en mi eterna búsqueda de algo o alguien que me haga vibrar y brillar como nunca antes lo hizo nadie...