divendres, 11 de març de 2011

ciViL WaR





Cuarto día de batalla. Las guerrillas rebeldes plantan cara a las fuerzas opresoras que quieren someter al resto de seres vivos de la región. El armamento químico actúa muy lentamente hasta el momento. Cuesta adaptarse a estas situaciones convulsas que lo trastocan todo y te apartan de la normalidad. Las fuerzas flaquean, las horas pasan lentas, y la impaciencia es el peor de los enemigos. El deseo multiplica por 10 la realidad, y así es muy fácil precipitarse y sufrir recaídas. Un trayecto de 10 minutos dura 20, y los esfuerzos que das por normales se convierten en agotadoras batallas contra uno mismo...

...hiperbólicas; a lo grande; sin mesura. Así son también las convalescencias dEsoRdeNadas...



*mi estómago pide clemencia. Bandera blanca, por favor...


6 comentaris:

Helenaconh ha dit...

pobre...

Bellota ha dit...

No te preocupes. Yo me bebo un par de copas por tí. Mejórate pronto!!

Nana ha dit...

Jo, pues mi muela del juicio lleva dos días empujando y estoy viendo las estrellas. Comparto tu dolor, mozo, ánimo.

Amapola Domingo ha dit...

pobrete desordeeeeen si es que es molt petit encara i s'ha de cuidar homeeeeee!!!

m'encanta aquesta versió, fa poc em serivia de consol també jaja!

petonets!

begusa ha dit...

el armamento farmacéutico no sirve de mucho... es mejor una re-friega corporal...

dEsoRdeN ha dit...

De dinero sí, helenaconh; pero de espíritu, multimillonario, oye!

Adelante, Bellota: yo, si es porqué te lo pases bien, lo que haga falta... ;D

Hostia, nana! Eso también es muy jodido!! Muchos ánimos y paracetamoles!!

Un baby estic fet, amapola... ;P

Sí, pero ¿quién querría sacrificarse y arriesgarse a caer contagiada, begusa...? :P

cachetitos