dimarts, 25 de desembre de 2018

eL diSCuRsO dE La SaNguiJuELa




Lo digo cada año, porqué nada ha cambiado: no soporto la Navidad. Me resulta deprimente y terriblemente hipócrita. Toca hacerse regalos porque sí. Toca ver a gente con la que te ignoras los 364 días restantes. Toca hacer cosas por compromiso, algo que me niego a hacer. Toca ser súper feliz y bondadoso, como si la felicidad fuera obligación y la bondad algo con fecha de caducidad. Es una presunta fiesta que se sustenta en una mentira. Fantasía y ciencia ficción religiosa en un país supuestamente laico. Todo el pack es un producto más de la sociedad ultracapitalista. Y encima es en la época del año que más odio, donde todo se envuelve en frío y en oscuridad (aunque este año el frío es relativo y soportable. Cosas del cambio climático...). Ah, y algo que me pone de muy mala leche: el discurso de la sanguijuela. El rey hablando a los plebeyos, como en la Edad Media. Ésta sigue siendo España en 2018. Me parece increíble que sigamos permitiéndolo. Mucho hablar de democracia, y seguimos siendo esclavos del feudalismo impuesto por obra y gracia divina. Bueno, en este caso, obra y gracia franquista. Todo atado y bien atado. Año tras año, la Navidad sigue oliendo a caspa y naftalina fascista. El espíritu de la transición. Menuda farsa.

Por lo demás, tengo 18 días de vacaciones por delante, como una vuelta al cole. Por ahora, mis planes pasan por quedar y salir por aquí, y tengo en mente la opción de alguna escapada para empezar 2019. Mi idea inicial de hace meses era largarme a Filipinas, pero que no me hayan confirmado las vacaciones hasta hace pocos días y que me tenga que dejar una pasta en el dentista frustraron ese plan original. Mi segunda idea fue descubrir alguna capital europea pendiente, aunque la semana pasada hablamos con Mrs. Bizarre de la posibilidad de hacer una escapada juntos a la costa. Curiosamente, al mismo pueblecito encantador donde empezó todo entre mis padres. Caprichos de un destino distinto pero igualmente puñetero. Sinceramente, creo que se echará atrás, así que creo que seguiré adelante con mi plan individual. De hecho, es lo que debería hacer. Por muchas ganas que tenga, no quiero dejar que mis planes dependan de si alguien me dice que sí o que no. La independencia se ejerce, no se pide ni se presume. Y eso sería perfectamente aplicable a la política...

Hace días que tengo mosquitos en casa. Sí, mosquitos en pleno invierno. Cada día mato uno o dos, pero vuelve a aparecer alguno más, atraído por el brillo de la pantalla. En la cocina hace meses que también aparece alguna hormiga minúscula. Siempre en la tabla de fusta, y merodeando las tijeras. Me pregunto por qué siempre allí. Me pregunto porqué siempre son escasamente entre dos y cuatro cada vez. No paro de preguntarme cosas. Y de cuestionarlo todo. Teóricamente eso debería ser bueno, pero también es agotador.

Una de las pocas cosas que me gustan de esta época son las listas de discos y canciones del año. Repasar mis propios descubrimientos de los últimos 12 meses y recopilarlos (primero lo hacía en cassettes; luego en CDs; y ahora en playlists de Spotify), pero también echarle un ojo a todas las que se publican para seguir encontrando tesoros que se me habían escapado. Como un arqueólogo insaciable. Quiero más. Y más. Y más. Es un placer sin fondo. Una adicción. Una inquietud. Una gula auditiva. No entiendo a los que las titulan 'Lo mejor del año'. Me parece ultrapretencioso. Como si hubieran escuchado todos los discos publicados este año. Como si su opinión fuera mejor que las de los demás. Como si su criterio fuera la verdad absoluta. Y tampoco entiendo que la publiquen a finales de noviembre, cuando queda todo un mes para que acabe el año (y, por tanto, un montón de discos y canciones por editarse y por descubrir). La gente es realmente subnormal. Todos lo somos en algún momento.

Éstas son algunas de las canciones que he incorporado últimamente a mi lista en construcción 365 días al año...







...y ya paro, que podría estarme días...


2 comentaris:

Laura ha dit...

Me puse a hacer zapping, dicho señor aparecía en todas las cadenas, apagué la tele durante 20 min... jajaja en fin, estoy contigo en casi todo lo que has dicho. Un beso enorme guapo.

Dr Purva Pius ha dit...

Hello Everybody,
My name is Mrs Sharon Sim. I live in Singapore and i am a happy woman today? and i told my self that any lender that rescue my family from our poor situation, i will refer any person that is looking for loan to him, he gave me happiness to me and my family, i was in need of a loan of $250,000.00 to start my life all over as i am a single mother with 3 kids I met this honest and GOD fearing man loan lender that help me with a loan of $250,000.00 SG. Dollar, he is a GOD fearing man, if you are in need of loan and you will pay back the loan please contact him tell him that is Mrs Sharon, that refer you to him. contact Dr Purva Pius, call/whats-App Contact Number +918929509036 via email:(urgentloan22@gmail.com) Thank you.