dimarts, 9 d’octubre de 2018

cONtRAdiCciONeS




Supongo que una de las razones de mis impaciencias es el miedo a convertirme en rutina para alguien que quiero que me perciba como un ser excitante. Y es curiosa la tranquilidad con que me tomo el deseo de alguien que podría parecer inalcanzable y ya me ha demostrado que está en la yema de mis dedos, y en cambio me aprietan las ganas de la que podría parecer más asequible, por cercanía emocional en estos últimos meses. Es complejo el funcionamiento de la mente. Y la mía más (algo que debe pensar el 99'9% de los mortales). Hay momentos que Mrs. Bizarre me aporta mucha serenidad, y otros cierta ansiedad. El miedo a perder lo que realmente no tienes es realmente absurdo. Me gustaría ser capaz de sentir y gestionar la letra de 'Bird Sounds', pero no es fácil. El amor es egoísta y no debería. O quizás no es amor, sino un fake barato. Asumir tus propios defectos y trabajarlos ya es un primer paso, pero hay mochilas que pesan y generan inseguridades poco recomendables y muy poco sexys. Justo lo contrario que me pasa con Morenita Amelie. Contradicciones producto de los roles y químicas que se establecen entre dos personas, y que pueden ser tan distintas respecto a los que se generan con otra persona diferente. Y quizás sería mejor y más bello decirlo de otra manera más poética, pero a veces me sale el alien racional que comparte cuerpo con mi YO más puro e instintivo. Seguramente porqué necesito verme en letras para intentar leerme mejor. Lo de entenderme, ya, si eso, en otra vida...



3 comentaris:

begusa ha dit...


El miedo a perder algo que no tienes es el pan de cada día.
No tenemos nada.
El resto, salvavidas mentales.

Luchar contra las rutinas es un monstruo invencible.
Somos humanos, no una película de hora y media.
los estable en el tiempo tiende a.
se puede escapar a ello.
pero renunciar... a la larga... no lo veo.
qué desasosiego!

Cé. ha dit...

No sólo el amor es egoísta, yo creo que el ser humano en el fondo lo es, aunque podamos tener acciones puntuales que no lo sean. Dudo mucho que puedas convertirte en rutina para alguien. Formar parte de la rutina no significa serlo. Besis desordenados.

dEsoRdeN ha dit...

Qué difícil es vivir, begusa. O quizás no tanto, pero nos lo complicamos...

En gran parte sí, Cé, estoy bastante de acuerdo con lo del egoísmo. Lo de las rutinas no lo veo tan claro...

lametones