divendres, 15 de juny de 2018

buSCaNdO a SibYL vANe




Días de aparente serenidad. No sé si será la calma antes de la tempestad. O quizás el influjo de 'El Retrato de Dorian Gray' que por fin me estoy leyendo. No sé por qué no lo había hecho antes. Me está encantando. Fue uno de los 4 libros aleatorios que me compré el otro día pensando en las vacaciones, pero creo que me lo puliré en pocos días. Si sigue así, va a entrar en el Top de mis libros favoritos. Ese que ocupan el 'Ars Amandi', 'El Guardian Entre El Centeno' y, por encima de todos, 'On The Road'. Y alguno otro que ahora no recuerdo, seguro. 'Majareta' de John Waters, por ejemplo...

El otro día fui a ver la exposición de fotografías de Shomei Tomatsu y me encantó, aunque finalmente Morenita Amelie no me pudo acompañar. Hoy he ido a recoger el carrete de fotos que hice en el Primavera, incluidas las que le hice a ella, incluida una en que nos besábamos... y el carrete estaba velado y no ha salido nada. No me había pasado en la vida. Me he quedado desolado. Tenía muchas ganas de ver cómo habían quedado, y de tener un documento gráfico de aquella noche... y al final todo quedará limitado al recuerdo imperfecto de la memoria, siempre frágil y vulnerable. No me explico qué puede haber pasado. En la tienda me aseguran que no ha podido ser el proceso de revelado, porque todos los demás carretes de la misma partida han salido bien. Todo el proceso de hacer las fotos, y de rebobinado del carrete cuando se acabó fueron completamente normales. Y hemos estado mirando con la señora de la tienda que no hubiera alguna rendija en la cámara por donde se hubiera podido colar la luz, y nada de nada. He sentido tantísima rabia. Joder, ¿tenía que ser precisamente este carrete...? Aaaaaaaaggghhhhh!

Siguiendo con las fotografías, estuve en los búnkers del Carmel cuando se ponía el sol. Y pude apreciar nuevamente el proceso de degradación y decadencia que está sufriendo la ciudad. Estaba plagado de guiris, y había pancartas y pintadas contra el turismo masificado. Los guiris bebían alcohol y se hacían fotos estúpidas, y saltaban las vallas de zonas patrimoniales protegidas con carteles de prohibido pasar. Los búnkers que un día intentaron protegernos del fascismo de las tropas franquistas no han podido evitar tampoco esta nueva invasión de nuestra era. El mundo se va a la mierda.

Anoche salí por el centro, y también estaba plagado de guiris. Por una parte ya me gusta, porqué las noches de entre semana de invierno son tristísimas en esta ciudad, y como mínimo ayer había ambiente y gente. Pero por otra, el ambiente era también bastante decadente. Conocí a unas chilenas muy majas que le estaban enseñando la ciudad a un amigo recién llegado, y en el Jamboree bailé con una belga de Amberes, con otra rubia que no sé de donde era, una chica morena de aquí, y con la Chica Con Camiseta de Bowie. Loquísima y muy divertida. Hice reverencias a su camiseta, charlamos, reímos, bailamos, nos besamos, huyó, volvió, la volví a besar, y me dijo que por favor no lo hiciera, que tenía pareja. Parece que últimamente sólo apunto a chicas emparejadas. Tampoco me importa en exceso. Nos lo pasamos muy bien. Llevó en sus brazos a una de sus amigas bailando de punta a punta de la pista, y le dije a su tercera amiga que adoraba a Bowie Girl. Al darle las buenas noches, nos dimos un pico y nos abrazamos, y cerramos nuestra efímera historia de amor imposible. Rambles arriba, esquivando a las prostitutas africanas, cogí el metro y me volví para casa feliz de haber vivido esa noche. Fue otro de esos momentos de coleccionista de pequeñas felicidades que tanto me gusta recolectar. Me renuevan por dentro, me hacen sentir vivo, y me dan energías y ganas para seguir viviendo, a pesar de todas las miserias y decepciones del día a día. Mañana vuelta al trabajo y a esas decepciones personales (que no emocionales) con nombre femenino. Máxima pereza...



4 comentaris:

Laura ha dit...

Que estabas borracho??? :) para cuando una digital.....? besos

dEsoRdeN ha dit...

Lo he estado varios días últimamente, pero no creo que haya tenido nada que ver con que se velara el carrete, Laura! Tengo una digital, pero las lomo me gustan más... ;)

ptns!

hiro ha dit...

Encara no havies llegit 'El Retrato de Dorian Gray'??!! A mi em va encantar! Y també "La importància de ser Frank". Wilde té frases per emmarcar.

Tinc l'expo de Shomei Tomatsu pendent! a veure si ara, amb la tornada al meu horari partit, puc recuperar la vida!

Quina putada lo del carret! ja sé el que és; alguna vegada ens ha passat. Com diu l'Id "les millors fotos són les que s'han perdut". És la pega de la fotografia analògica.

Ara sonaré iaiona, però recordo lo guai que eren els búnkers del Carmel fa uns anys... Ara el lloc s'ha massificat i prostituit, com tot en aquesta ciutat...

dEsoRdeN ha dit...

Doncs la veritat és que no, i m'està encantant!! M'estic fent un recull de frases lapidàries, perquè el llibre n'està ple! No sé per què, llegint Wilde penso en Morrissey. Igual de cínics, igual de contundents, igual de peculiars. M'apunto l'altre que dius!

L'expo de Tomatsu molt recomanable, tot i que podria estar més ben il·luminada! Em volia morir amb això del carret, quina ràbia!

Sí, els búnkers són un altre exemple de la decadència d'aquesta ciutat de cartró pedra... :(