dissabte, 18 de juliol de 2015

dO WidZeNiA



Lluvia y sol; gris y naranja; frío y calor; moderna y antigua; oriental y occidental; ariscos y acogedores; lejana, pero cercana... Polonia es contradictoria, supongo que por su convulsa historia. Pero a la vez es encantadora. A veces podrías sentirte en Rusia; a veces, en Alemania; a veces en República Checa; o incluso en Croacia... pero esto es Polonia; el país donde tienen palabras de 12 letras con una única vocal; allí donde es imposible encontrar vocablo que no tenga al menos una Z, Y, W, K, o Z, cuando no van combinadas entre sí. Allí donde el 90% de la gente es rubia y, supongo que por el exotismo de lo distinto, un alto porcentaje de las chicas son terriblemente guapas. El país donde el tamaño de la cerveza es XXL, y donde todo es increíblemente barato para los que venimos de donde venimos. Y no porqué sea peor, ni tengan peores infraestructuras, ni servicios, ni milongas por el estilo. No tiene nada que envidiarnos. Todo es barato porqué no está artificialmente inflado de precio por los Hombres Grises que dominan la Gran Mentira. Tren de Varsovia a Cracovia equivalente a un Euromed de Barcelona a Valencia, en billete de 1ª clase? 69 Zlotis (=17 euros). Una cena de dos platos y bebida en un sitio elegante y con comida exquisita? 12 euros. Billete de autobús (ida y vuelta) de Cracovia a Auschwitz (hora y media de viaje) + visita guiada de 3 horas a los campos de concentración? 12 euros... y podría seguir así durante horas.

Los Stare Miasto de Warszawa y Kraków son realmente bonitos. La primera conserva más aire de ciudad comunista featuring los 'encantos' de la civilización occidental, y la segunda tiene más variedad y puntos de interés, para mi gusto. Si viviera alguna vez allí (que por clima dudo que fuera a aceptarlo), sin duda me pillaría piso en el antiguo barrio judío de Cracovia, el Kazimierz, con esa mezcla de calles antiguas y estrechas y locales, tiendas, bares, restaurantes y pubs modernos y de aire hipster y vintage. Me faltó encontrar abierto el B-Side, donde poder bailar algo de indie. El estadio Norotwy de Varsovia es espectacular (allí donde el Sevilla ganó este año la Europa League), y el del Wisla Cracovia es más bombonera. Ania, Agnieszka, Basia o Luca fueron amigables y generosos, abriéndome las puertas de sus casas, y la primera experiencia Airbnb fue francamente buena (bueno, de hecho, segunda, porqué en Menorca La Nena pilló el apartamento por esta misma web). Le hice caso y fui a las minas de sal de Wielizcka (sorprendentes), donde bajamos a 135 metros bajo tierra (más de 800 escalones); no me importaría tener en mi casa los jardines del Palacio de Wilanow; y, por supuesto, la visita a Auschwitz-Birkenau es completamente imprescindible.

Supongo que todos tenemos tan presente el nazismo por películas y 1000 historias leídas o escuchadas que estamos en cierta manera vacunados contra el horror que verdaderamente esconde. Pero ver delante de tus morros el escenario de toda aquella barbarie, las macabras cámaras de gas y crematorios (los que no fueron destruídos por los nazis para borrar las pruebas de todo lo que allí perpetraron), o los objetos o cabellos del casi millón y medio de personas que allí murieron, hace que se te despierten los sentidos, y tomes conciencia de lo que pasó allí hace tan sólo 70 años. Hay tantísima gente que debería hacer esta visita para callar su puta boca de una vez y dejar de hacer comparaciones de terrible gusto y total falta de rigor histórica (y de respeto...). Nuestro guía, Michal, parecía no haber sonreído en la vida mientras explicaba aquellas terribles historias, y le metió un buen palo a colaboradores del nazismo que hoy en día nos son tan cotidianos, como Bayern, Allianz, o Hugo Boss. E insistió que muchos, muchísimos responsables de todo aquello, quedaron impunes y siguieron viviendo tranquilamente (algunos, de hecho, siguen vivos), exiliados en Brasil, Argentina, etc. Vergüenzas de la historia de esa bestia llamada ser humano...


Hace justo 10 años, acababa de volver de Australia y me tocó irme a China por curro. Todo en 2 días de locura y mearme en el jet lag. Hasta entonces, no había salido de Europa. Me da vértigo pensar que ya ha pasado una década, pero a la vez, me gusta sentir que el gusanillo que despertó la lectura adolescente de mi libro preferido de todos los tiempos sigue vivo. En este viaje me ha acompañado otro libro de viajes alocados, 'Carsick' de mi adorado John Waters. Y aunque no me creo ni la mitad de las historias que cuenta, quizás ésa podría ser otra manera de seguir alimentando la adicción con un punto desorbitado de dEsoRdeN. Quién sabe; nos podemos encontrar de aquí a una década, y os cuento cómo me ha ido...







6 comentaris:

Pio ha dit...

Es un pendiente que tengo, bueno toda la zona norte, Polonia debe ser una ciudad super interesante de visitar
Creo que si visitase Auschwitz no podría evitar que se me cayese alguna lágrima. No llegaré a entender nunca ese fanatismo que no lleva más que al odio extremo, a destrozarlo todo, a arrasarlo. Y me da aún más rabia que siempre empieza con una persona desencantada o que se creía que era mucho mejor, aires de grandeza solo en su penosa cabeza.
Muchos de esos tipos salieron victoriosos porque aquí, con nuestro "estimado régimen" se les ayudo a salir a latinoamérica
Has visto la deuda?? es una peli sobre esto

Hay que viajar más para empatizar, para saber aceptar sin más

dEsoRdeN ha dit...

Polonia, 'ciudad', Pío...? Ejem... a ver si voy a entender ahora porqué decías que los chicos no se te acercaban, eh...? ;D Lo de los fanatismos arranca siempre desde una propia amargura que se intenta propagar a los demás en forma de crueldad o dolor. Si la gente fuera capaz de arreglar sus propios problemas y encararlo todo con positividad, no existirían los fanatismos. Pero eso es una estúpida utopía para el ser humano, vaya... cierto, de la misma manera que aquí muchos asesinos, verdugos y cómplices franquistas se salieron de rositas y luego ocuparon cargos públicos sin castigo alguno: y algunos tienen los cojones de decir que la Transición fue "modélica" y gilipolleces similares... no he visto esa peli, me la apunto! Viajar es un gran antídoto!

Pio ha dit...

vale, vale ¬¬ me he equivocado,soy una mete patas, pero vamos me ha fallado el subconsciente. Sé de geografía!!! Sé de geografía!!!!! ainssss XD

dEsoRdeN ha dit...

XD

ALOMA69 ha dit...

Has visto la película EL TAMBOR DE HOJALATA?

La Segunda Guerra Mundial me horroriza y fascina de igual forma.

dEsoRdeN ha dit...

Hostia, pues creo que no, Aloma69! Y tampoco he leído el libro. Al volver tenía ganas de ver pelis sobre el tema, rollo 'Lista de Schlinder', 'El Pianista'... que no he visto. Pero de momento se ha quedado en la intención... sí, a mi con el tema del nazismo me pasa como con los crímenes de la Familia Manson: fascinación y horror por igual