dilluns, 6 de juliol de 2015

ChaRgiNg bAtTeRieS




Encuentro en el aeropuerto, como la primera vez, aunque cientos de kms más al noreste. El cuento ha cambiado, aunque en el fondo, los personajes seamos los mismos. Ponerse al día, y empezar la orgía de los pequeños placeres (o no tan pequeños, señor rodaballo...), y la dieta de la lagartija. Aún a costa de mi piel, delicada como su dueño. No llegamos a la piscina de horario infantil, así que habrá que bañarse por dentro. Caminata por la costa, mientras imaginamos cuál de esos chalets nos compraremos cuando nos toquen los Euromillones que al final ni echamos. Parecen invitarte a entrar, de tan fácil que aparenta ser el colarse a las piscinas sin dueño presente. Aquí hay láser encerrado. El crack del restaurante del puerto nos seduce con su savoir faire hostelero, y los platos de allí son otro orgasmo para los sentidos. Aunque haya guiris que se pidan hamburguesas o spaghetti boloñesa en un sitio así... Pons everywhere, y parece que es el más común en la isla, y que significa 'mar' (cosa lógica, claro...). A la vuelta, la luna se refleja en el mar en una noche preciosa, mientras nos adentramos por bosques donde podrían esconderse asesinos, violadores o simples ladrones haciendo el agosto en julio. Vamos a la cama, que hay que playear, aunque niñatos borrachos no paren de gritar...

Carretera y manta, o mejor toalla. La Nena no se fía de mis habilidades al volante, y quizás 6 años sin tocar un coche sean una buena razón. Vamos al norte, a bañarnos en agua y en barro, en playas sorprendentemente poco abarrotadas. Así, sí. Tostarse, bañarse, comer coco o sandía. Un valle de lágrimas, de tanto sufrimiento. El Via Crucis continúa con más especialidades culinarias de la isla, con sobrasada aquí y allí, y caldereta incluída. Espero que sintáis empatía y lástima por nosotros, pobrecicos del to. Siesta y baño en Cala Tirant, con el mar calmado en inversa proporción a algunos criajos allí presentes y sus sonoras madres. Si alguien tenía alguna duda, a la pregunta de si alguna vez seré padre, computer says NO. Hoy sí que pillamos piscina derrapando, y La Nena todavía tiene tiempo y ganas de pegarse tres cuartos de hora de correr. Ole tú. Preparo la hidratación posterior, con bebida isotónica de cebada y un poco de limón, que entra mejor. Bajamos al chiringuito de la playa, a coger fuerzas, y vuelvo a tener deja vus de aquellos primeros veranos de adolescencia tan emocionantes e intensos que tan bien reflejaba 'Héroes'. Molaba más cuando las hormonas no estaban domesticadas, es verdad, pero como bien dice La Nena, estos momentos los recordaremos cuando vuelva la asquerosa rutina de nuestras oficinas y esclavismos. Brindemos con Daiquiris, Piña colada, whisky o pomada. Deliciosa, verdad, darling...?

Dormimos del tirón, con aquella alegría del no hay reloj que valga. Hoy toca cruzarnos la isla, y tirar de tuppers. Agua, fuego, agua, fuego, y algunas medusas se quieren apuntar a la fiesta. Una señora inglesa se lo toma a risa cuando sale del agua con los tentáculos del bicho metidos en su pierna. Buena actitud. Por mucha crema factor 50 que me ponga, acabo chamuscado igual, de un rojo que combina a la perfección con las menorquinas que le regalo a La Nena. Se compra también unas felinas, y lo celebramos con cervecicas y pastitas en Maó. El encanto de las pequeñas cosas y los momentos grabados en mente. De camino a les Coves d'en Xoroi, nos encontramos con fiestas en Sant Climent, y ya tenemos destino nocturno, con salitre y arena todavía incorporados en modo lapa. La puesta de sol en el acantilado es preciosa, aunque haya algo de neblina. Me gusta como se le refleja el pelo en tono cálidamente anaranjado. Volvemos hacia la fiesta, entre tortuosos sonidos radiofónicos que prefiero no recordar. Mucho poli barbudo, pero... dónde están las rotondas cuando se las necesita? Aparcamiento silvestre, toda la comarca llegando, y una señora del pueblo nos cuenta que es la 'Party Love' que se hace desde 3 o 4 años atrás, y que este año el leit motiv es la estética pin-up. DJ Chicha es un personaje, y tiene una pluma que pegaría a la perfección en el desfile del orgullo que se hace a esas horas a centenares de kilómetros. Nos echamos unas risas y unos dancings, con aparición estelar del abuelo-robot, bailando en flirteo robótico con La Nena. Niños, padres, adolescentes, yayos... todo el mundo está allí y también nosotros, porqué es donde teníamos que estar. No puedo evitar mi pensamiento eterno hacia el azar, y cómo esta noche no sería posible sin toda la historia de casualidades que tenemos detrás. Y eso le da todavía más magia y valor. Noche de setas, pánico en el bungalow...

...todo lo bueno se acaba, pero esta vez me parece exageradamente rápido. Última tanda de cruzarse la isla escuchando en la radio hits que La Nena se sabe de pe a pa y a mi me suenan, pero no mucho. Naturalidad y desparpajo son cualidades imprescindibles para sentirme a gusto con alguien, y de eso La Nena va sobrada. Así da gusto, e incluso ha conseguido abrirme un poco el caparazón en el que suelo esconderme, aunque luego entre nostalgia sólo despedirnos. Nada que whatsapp o twitter no puedan solventar. Me siento tan bien que incluso no me da pereza buscarme el siguiente destino de este verano improvisado (como tantos otros...): próxima estación, Polonia...



6 comentaris:

Campanilla ha dit...

Te veo nuevo Desorden y tanto que me alegro!
a disfrutar que para eso está el verano! Menorca, qué gran paraíso...

dEsoRdeN ha dit...

Nada como estar en libertad condicional vacacional para verlo todo diferente, Campanilla... :D La Isla Bonita!! Disfruta tu verano también!

hiro ha dit...

Llegint-te des d'aquesta onada de calor insuportable (que acabi ja, per favor!!!), sento una enveja màxima!! vull anar a Menorca, snif, snif... Potser al setembre ho aconseguim...
Vagi bé per Polònia!!!

dEsoRdeN ha dit...

I jo vull tornar ja mateix, hiro!! :S Ara la Barceloneta se'm fa encara més cutre (terribles drames del primer món, sí...). Aneu-hi a poc que pugueu, és una meravella! Gràcies! :)

Pio ha dit...

Ainsss Menorca!! no se que tienen las islas que enganchan. Es algo verdaderamente especial

Te vas a Polonia?? Ya nos contarás ;)

dEsoRdeN ha dit...

son un paraíso a la vuelta de la esquina, Pío! Polonia muy chulo y barato! Totalmente recomendable!!