dilluns, 24 de març de 2014

a La MieRdA eL cATeNnaCciO

Hace tiempo que no escribía sobre fútbol. La verdad es que hace tiempo que me siento bastante desencantado con el circo que se monta alrededor,  y la excesiva atención y endiosamiento a los niñatos millonarios protagonistas del espectáculo. Pero hoy nos pillaba el partido en el curro y nos hemos quedado a verlo en grupo (que es como mola ver este tipo de eventos), y admito que he disfrutado como un mono. Y ya no sólo por el resultado y volver a oír llorar a los villanos del Equipo del Mal con los mismos argumentos victimistas acomplejados que tanto habíamos usado tiempo atrás. Que el árbitro ha estado mal está claro, pero sinceramente, creo que ha perjudicado tanto o más al Barça, con el penalty claro no pitado en la 1ª parte y el que le ha regalado a Cristiano en una falta fuera del area. Sí, el de Neymar tampoco me ha parecido penalty, pero lo que me jode soberanamente es que quien recurra a argumentos arbitrales, sólo diga los que presuntamente le perjudican, y tape como una rata los que le benefician. Nada extraño en una sociedad muy dada a echarle toda la culpa de nuestros males a los demás, con una falta de autocrítica de vergüenza ajena. Que un Balón de Oro que no ha aparecido en todo el partido y ha visto como su gran rival le ha pasado la mano por la cara tenga luego los santos cojones de criticar al árbitro "por no estar a la altura", tiene narices (y tú qué, bonito? Has estado a la altura?). Pero bueno, basta ya de hablar de gente con encefalograma plano, y volvamos a lo que iba...

...si he disfrutado como un mono, ha sido porqué ha sido un partido precioso. Con alternativas en el marcador, emoción, intercambio de golpes cada uno con su estilo, y dos equipazos más preocupados de marcarle al rival que de guardar la propia espalda. Un auténtico espectáculo, de esos que se disfrutan seas del Barça, del Madrid o del Racing de Kilimanjaro. Y como lamentablemente estamos acostumbrados en este tipo de encuentros a ver un fútbol mezquino, especulativo y cagón, donde el miedo a perder le puede a las ganas de ganar, ver un partido como el de esta noche te reconcilia un poco con este deporte. Y como el fútbol es una perfecta metáfora de la vida, un partido como el de hoy me reafirma en mi absoluta convicción de que en el día a día también deberíamos salir todos a ganar sin miedos; a jugar con alegría; a preocuparnos sólo de mostrar y compartir nuestras virtudes con soltura y descaro, sin absurdas preocupaciones por enseñar también nuestros defectos. A ver si nos queda claro a todos de una vez que todos tenemos de todo: virtudes cojonudas, y defectos miserables. Pero no por ello tenemos que renunciar a ser nosotros mismos. Y que por muy cojonudas que sean nuestras virtudes, no tenemos derechos a sentirnos más cojonudos que nadie. Y que por muy miserables que sean nuestros defectos, no tenemos que automachacarnos como si todos los demás fueran divinos. Y que el día que empecemos a compartir toda nuestra cojonudez sin preocuparnos de la miserabilidad que quieran vernos los demás, empezaremos a merecer todo el respeto del mundo y a disfrutarnos de verdad. Y que a la mierda el puto catenaccio, en el fútbol y en la vida, joder!






6 comentaris:

V.M. ha dit...

Encefalograma plano!!!
Jajajaja! Me encanta la expresión!
He visto el partido desde aquí, pero no es igual, no había el calorcito català para acompañar... Así que no he disfrutado como un mono! =/

Anna K. ha dit...

Firmaria les últimes línies sense pensar-m'ho!!! síi, hauríem de trobar un equilibri entre el que som i el que mostrem, però la mateixa societat ens fa sentir aquestes pors que sovint, fins i tot, ens autocreem del no res..

Jo també vaig gaudir com una enana veient-lo! i mira que després de passar jornades maratonianes de matí i tarda al camp començo a adquirir un sentiment d'indiferència important XD

pd. la cançó aquesta recordo que la vas posar fa molt temps també per aquí, perquè la vaig descobrir per tu ;)

hiro ha dit...

Quin partidàs!!! com diuen a la meva terra, com vaig xalar! XD A veure si continuen així la resta de la temporada...
Bona metàfora! si visquessim la vida amb més alegria i amb menys por, seríem invencibles :)

Anònim ha dit...

Es en estos momentos cuando me gusta más el rugby....( me lo pasé pipa oyendo la radio y mi padre jaleando XD)
También firmo el segundo párrafo, vivir la vida coherentemente sin perder nada sea malo o bueno. En serio me alegra leer cosas así, son mis pequeños empujones :)
Pio

raúl ha dit...

ya estaban preparando la guillotina, locos por el fin de ciclo... un partido glorioso :)

dEsoRdeN ha dit...

Ah, pues es una expresión muy típica por aquí, V.M. Ya no te acuerdas...? ;D

Doncs si la societat fa això, Anna K, ja li poden ben donar pel sac a la societat! Crec que encara vaig gaudir més en escoltar el mongo portugès plorant com el que és: un mal perdedor i un pèssim esportista. Sí, havia posat abans aquesta cançó... ;D

Sabies que xalar també és un medicament, hiro: http://www.latiendadelfondo.com/medicamentos-marca/862023-xalar-10-mg-7703153023942.html ;D Doncs només cal que ens ho proposem, mira si és fàcil... :)

Pues encantado de empujarte, Pio! XD

lo fue, raúl, lo fue... :D