diumenge, 13 de novembre de 2011

aÚn VivE eL MonStRuO y AúN nO hAy PaZ (2)





Suenan sitares psicodélicos para remontarse angélico. Y la vida da vueltas en corrientes circulares en el tiempo. De J a J, y tiro porqué me toca. A veces es inevitable sentirse atrapado en laberintos construídos por uno mismo, y te surgen muchas preguntas de respuestas incómodas. Por momentos me gustaría saltar por encima del seto y escapar de mí mismo. Pero hay condenas que parecen eternas, y tampoco sé si se hago todo lo posible para cumplirlas y perdonarme todos mis pecados y tonterías sin sentido. El viernes volví a sentir una soledad que hacía tiempo que no sentía. Será por esas gafas de pasta que salvamos in-extremis tras mi golpe fortuíto y que acabaron mirando a otro, cuando parecía que iban a terminar en mi mesita de noche. Y el lobo hizo "aauuuuu!!!", y nadie sabía bien si era por rabia o por dolor, o por el cansancio ante vacíos que vuelven y lo dejan todo en un silencio hiriente. Y cuando el cortocircuito hace 'paf!', todo se desboca en espirales dEsoRdeNadas de confusión y caos. Y te llevan a sitios a los que no querías volver, y a compañías que te dejan frío como unos pies en invierno, y a hablarle a desconocidas sentadas en un portal cuando ya clarea en la calle y las mentes están más oscuras. Quizás la mejor terapia para la resaca no sea ver videos que te lleven a imaginarte junto a una Marina que llenase tu vida desde el otro lado del dEsoRdeN. Ese otro lado que casi no has podido probar, y al que un buen día le negaste tus encantos como reacción y vendetta vital. Tengo derecho a sufrir mis propias estupideces, que para eso son mías. Espero no ir nunca demasiado lejos con ellas. Es curioso, pero cuanta más gente conozco, más difícil me parece encontrar a quien aguantarle los defectos, y más aún que alguien me aguante los míos. Pero al fin y al cabo, todo eso acaba siendo cuestión de puro azar, y que la fortuna te ponga delante a la persona adecuada en el momento preciso. No hay más. Aunque luego tengas que trabajártelo más o menos, pero es así de simple. Y de injusto. Como la mayor parte de cosas de una vida que sólo se sustenta por esos momentos sublimes en que una melodía te atrapa y te agita y te lo deja todo patas arriba...





8 comentaris:

Sandra ha dit...

Mmmm a lo mejor te interesa hacer limpieza, echar fuera los monstruitos del pasado, y empezar a hacer hueco a los nuevos.

NaoBerlin ha dit...

Muchas veces el que uno esté rodeado de gente no significa que esté acompañado... Por cierto, me gusta esa canción xD

Pio ha dit...

No vendría mal una buena desintoxicación sentimental no??
Eso esperamos todos, a que la fortuna se acuerde de nosotros, aunque a veces se duda :S

Besotes

Helenaconh ha dit...

hay que hacer limpieza; yo estoy haciendo una a conciencia

dEsoRdeN ha dit...

Se me ocurren tantas cosas por hacer antes que el coñazo de ponerse a hacer limpieza, sandra...

Una gran verdad, NaoBerlin; bueno, mejor dicho, dos... ;)

O incluso una buena autodesintoxicación de nosotros mismos, Pio. A veces somos nuestro primer lastre...

ya, pero es que da tanta pereza ponerse, Helenaconh

arañazos

tan solo una cerilla ha dit...

los planetas poniendo banda sonora a una vida... bueno, a tantas vidas creo
me quedo tu frase "Es curioso, pero cuanta más gente conozco, más difícil me parece encontrar a quien aguantarle los defectos, y más aún que alguien me aguante los míos"
plenamente deacuerdo

dEsoRdeN ha dit...

Tiene que ser increíble componer canciones que luego signifiquen tanto para tanta gente, eh Cerilla? :)

tan solo una cerilla ha dit...

tiene que ser mas increible aun estar arriba del escenario viendo como la gente canta entera canciones como segundo premio (dolorosoa y maravillosa donde las haya)