dijous, 28 de març de 2019

6 wEeKs uNdeR




6 semanas y un silencio eterno. Ahogarte en la incomprensión. Darle vueltas a la quijotera como la portada del 'Washing Machine' para no llegar a ninguna parte. Centrifugado en seco de ideas inciertas. Buscarle sentido al sinsentido. Una explicación al mutismo. Buscar '¿qués?' y '¿por qués?' en un pajar de vacío infinito. '¿Qués?' y '¿por qués?' afilados, de esos que hacen herida cuando no tienes alcohol a mano. Intentar respetar distancias y silencios hasta que no puedes más. Reto gigantesco a tu impaciencia. Ejercicio descomunal de autocontrol. Batalla feroz a latigazos con tus impulsos y tus golpes de genio. Tiene que haber una explicación, pero sus labios están sellados. Y no sabes si duele más la impotencia, la absurdidad o la ignorancia. Ni sentido ni explicación. Imaginas interferencias externas, por intentar encontrarle una razón y exculparla a ella. Desaparecer de un día para otro, sin aviso ni explicación. De uña y carne a arañazo y desgarro. No tiene ningún sentido. Me dicen que cómo he podido tener tanta paciencia, y sé perfectamente la razón. Aunque ella esté haciéndolo saltar todo por los aires en 6 semanas de errores y despropósitos. Es todo tan absurdo. Tan injusto. Tan incomprensible. Tan decepcionante. Tan doloroso. Tan familiar. No t'entenc, i no sé si podré fer-ho ni perdonar-te. M'agradaria, però ara mateix no sé si seré capaç.



2 comentaris:

Laura ha dit...

No me gusta leerte tan decepcionado... Quizá no deberíamos justificar tanto, nos iría mejor... (Y me incluyo en el pack) besos

Ses ha dit...

Buf, cómo estamos. Mira, cuando yo no entiendo alguna cosa u otra me pongo histérica porque soy un poco TOC, pero al final llego a la conclusión de que igual no hay nada que entender. Ante el silencio: olvida. Y qué fácil que es decirlo.