dimecres, 21 de març de 2018

gLaM mE Up



Desde hoy, oficialmente, dejo de ser presidente de la escalera hasta que me vuelva a tocar. La noticia del día, junto a la llegada de la primavera (aunque anoche nevara). Todo eso, y que el sábado cambie la hora y ganemos 60 minutos de sol, son suficientes motivos como para gozar de cierta serenidad y felicidad, hasta la próxima tormenta. En la reunión de vecinos en que se ha producido la buena nueva he vuelto a decirle lo del ruido, por tercera vez, a la mujer del vecino plasta de los bajos. Veremos si esta vez sí que hace caso, porque hoy me han dado el presupuesto de lo que me costaría cambiar los vidrios de la ventana de mi habitación por otros que aislaran más del ruido exterior y es una pasta gansa. Y ahora mismo prefiero gastarla en otras cosas más prioritarias del día a día, o en alguna escapada primaveral para cambiar de aires unos días. No me iría nada mal salir unos días de la ciudad y refrescar mi mente emocionalmente agotada.

Hoy he leído una charla deliciosa que mantuvieron Brett Anderson y Bowie hace 25 años. La semana que viene se cumplirán también 25 años del debut de Suede, el disco que más veces habré escuchado en mi vida, con permiso del 'Super 8' de Los Planetas. Es curioso, porque cuando me lo compré en cassette en aquella época no me gustó nada. Pero un tiempo después lo recuperé, y me empezó a atrapar como lo han hecho pocos de los muchos (miles de) discos que habré escuchado en mi vida. A veces intento reflexionar de una manera racional sobre el poder de la música en mi, pero no puedo encontrarle explicaciones lógicas. Sólo sé que me lleva a un estado mental más allá de la simple consciencia del día a día. Es algo intuitivo, visceral, emocional, sensorial... y realmente difícil de explicar con palabras, por mucho que a veces una canción te pueda atrapar también desde un punto de vista más cognitivo, puramente lírico o intelectual. Por muy tópico que suene, a veces tiene efectos similares a los de una droga, porque te transporta a otros estados mentales, y te embriaga y cambia tu estado de ánimo, intensificando euforias o dolores. Seguro que debe haber explicaciones científicas o químicas al respecto, pero yo soy de letras...



6 comentaris:

Pio ha dit...

Mira vente a Vlc y te llevo de bailoteos! jajajajaj

Hace unos años nos tocó la presidencia de la escalera, mi padre y yo, que le echaba una mano porque en esa época estudiaba, acabamos hasta el moñó de lo coñazo que es la gente.

La música es lo mejor de este planeta, da igual el tipo de sonido que te guste que siempre habrán canciones. Es algo dificil de explicar, supongo que somos energía y la música através de las ondas nos conectan.

Petonets xicotiu Desorden

ardid ha dit...

Hola! Espero no quedar de entrometida, pero pasaba por aqui y no he podido evitar dejar un comentario. Me ha gustado mucho cómo has descrito lo que para tí es la música, yo soy otra adicta a estas emociones que te da esta droga ;) Creo que lo interesante de ella es eso mismo, que no se puede explicar racionalmente por qué te gustan unas canciones y no otras, sólo podemos elegirla y disfrutarla! Un saludo de otra fan planetera, vaya día de casualidades jeje

Espérame en Siberia ha dit...

Vaya locura la entrada de la primavera con nieve, jajaja. Acá en México ya empezaron los calores normales de la temporada (lo cual no me hace muy feliz, honestamente).
Pero el mundo está tan al revés que no me sorprende el desfase en las estaciones.

Sobre los efectos de la música, creo ya deberías tener una maestría (si no es que ya la tienes) con tremendas reflexiones que he descubierto en tu blog en todos estos años.

¡Suerte con los vecinos! Espero que pronto se solucione el tema del ruido en tu habitación.

Abrazo grande desde Siberia.

dEsoRdeN ha dit...

Con lo que me gusta a mi bailar, esa es un propuesta tentadora, Pío, jajaja!

Hola, ardid, y bienvenida por aquí! Yonki de la música y planetera nunca es entrometida... ;D

Pus sí, Siberiana, cosas del cambio climático, supongo. Yo también tengo ganas de calores,sol y luz. La música es vida. Y, por ahora, parece que el vecino pelmazo respeta mi petición; vuelvo a creer un poquito en la humanidad... (hasta nueva decepción)

mordiscos

Myowndisaster ha dit...

Ay Sucede...maravilla

dEsoRdeN ha dit...

HOY hace 25 años del disco de debut. Joder, joder, joder...