dimarts, 12 d’abril de 2016

tO bRiNg TheM My LoVe




Sigo con esta sensación de hámster que rueda y rueda, atrapado en su jaula. Cosas que hacer; siempre cosas que hacer. Tareas pendientes; textos por escribir; mails que enviar; marrones que solucionar; comida que comprar; lavadoras que poner... todo a velocidad de vértigo, sin tiempo de respirar; sin pausa ni poder pensar... las semanas pasan a toda hostia, y nunca consigo ese hueco para poder escapar a mirarme unas bambas, ni para el nuevo (y necesario) somier, ni para cambiar la enredadera que se cae del tiesto pequeño por el peso, ni para mirarme los borradores de la renta que me pidió mi padre, ni para empezar a pensar a dónde narices voy este año de vacaciones, ni para comprobar si me ha tocado algo en los Euromillones que hice hace semanas... no sé el qué, pero tengo que dejar alguna de las 1000 colaboraciones que hago, y aprender a decir NO a las otras 1000 que me proponen. Si el tiempo no se paga con dinero, imagina el valor de todo el que le dedicas a cosas por la patilla...

...y quizás sea por el estrés, pero también he tenido días algo tontos. O quizás sea por el agobio que me provocan las relaciones con mujeres que parecen querer más de lo que quiero yo. Y si encima se junta más de una a la vez, pues ya ni te cuento. Parece que me incomode sentirme querido o que me presten demasiada atención, y que inconscientemente saque una coraza de hielo cuando alguna me muestra exceso de cariño. Quizás sea algún trauma interiorizado por antiguos rechazos de chicas por las que sentía más que simple deseo carnal. Mientras siento que ambos jugamos a lo mismo, ningún problema. Pero cuando la relación parece desequilibrarse, y yo quiero jugar a tenis y ella a rugby, el encanto y la excitación se van a la mierda, y me distancio. No se puede jugar a tenis con pelota de rugby, es obvio, por mucho que algunas no lo quieran asumir. Y mi predisposición a cambiar de juego es escasa, por no decir nula. Mi libertad no la subasto a cualquier precio, y sigo sin conocer a nadie que me lo ponga todo 'de cap per avall'. Bueno, sí, pero mi novia que saca disco el viernes está algo liada ahora to bring me her love...



7 comentaris:

Amapola Azzul ha dit...

A veces puede ser bueno no teber demasiafo tiempo para pensar.

No es tu caso.
Se ve que necesutas relajarte un poco. Besos.

Miss O. ha dit...

Euromillones.

Lo primero es lo primero.

;)

Cé. ha dit...

Las relaciones si no son correspondidas no merecen la pena, estando en ninguno de los dos lados.
Necesitas una tarde contigo mismo. Ojalá la tengas pronto.

hiro ha dit...

El hamster de la foto també podria ser jo. Aquests darrers mesos han estat un no parar... al menys tu trobes temps i forces per actualitzar el blog, que jo ni això! :(
Pilotes de tennis, de rugby... quan trobis la NOIA que juga al mateix esport que tu tot s'aclarira; mentres, la PJ Harvey és una bona opció ;)

Pd: ja m'he descarregat el seu últim disc, ara ha escoltar-lo ^^

dEsoRdeN ha dit...

Preferíria pensar y respirar más, Amapola Azzul

Euromillones; ahí está la clave de todo, Miss O. Bienvenida!

Más de una tarde necesito, Cé. En junio me escapo a la capital, por cierto...

crec que el blog és dels pocs moments que tinc per respirar i fugir de l'espiral de bogeria, hiro. No sé si existeix aquesta NOIA. Bé, sí, és la Harvey mateixa... :P A mi al principi em va deixar un pèl fred, però quant més me l'escolto, més m'agrada.

guitarrazos

begusa ha dit...


Me fascina cómo cada un@ anda por ahí con sus escudos, sus traumas y sus necesidades varias.
Nunca me ha preocupado/agobiado que alguien quiera o parezca querer más de lo que quiero yo. Un@ puede controlar la sinceridad con la que se comunica con el otro, no cómo el otro reaccione o lo que le palpite bajo las costillas o bajo el pantalón.
Tampoco me ha importado si alguna vez he jugado y me he acabado quemando siendo yo la que de repente quería cambiar de juego.
Lo que me paraliza es no ser capaz de. que no haya nadie alrededor que me vuelva la cabeza (o las bragas) del revés. aunque sea sólo un poquito.

dEsoRdeN ha dit...

Cierto, begusa. Ese árido desierto alrededor que parece rodearnos a veces es la peor de las sensaciones