dimecres, 6 d’abril de 2016

aLOne bUt NoT LoNeLy




El ser humano es incoherente por naturaleza. Por eso desde pequeño te insisten que tienes que llevar una dieta completa y equilibrada, pero luego te quieren condenar a la monogamia, y atacan la poligamia com si fuera el peor de los delitos. Que no me jodan: el único crimen es llevarla con engaños y mentiras, pero no el hecho en sí, si lo haces abiertamente, de cara y con franqueza y honestidad. Sinceramente, lo encuentro el estado natural del ser humano. Otra cosa es que todos seamos inmaduros, egoístas, celosos e incapaces de asumir que alguien a quien queremos/apreciamos pueda sentir placer con otras personas (lo cuál pone en cuestión el verdadero 'amor' que podamos sentir por esa persona...). También puede sentir placer yendo al cine con otra persona, o compartiendo una cena sabrosa, o con cualquier otro placer vital que no nos provoca malestares y recelos (dos veces celos...). Que sí, que soy el primero que no soportaría saber que la chica que me gusta comparte camas y fluídos con otra persona (¿o quizás el rechazo es sólo a que eso pase con otrO hombre, por aquello de competencias y comparaciones?). ¿Pero no debería sentirme feliz con todo aquello que la haga feliz a ella? ¿Es todo una mera cuestión de asociar 'amor' con 'propiedad'? ¿O una simple inseguridad y miedo por no ser capaz de estar a la altura de sus otros amantes, y que por contraste, se acabe cansando de ti? Sea como sea, me sigue sorprendiendo/inquietando la coraza gélida con la que afronto mis aventuras desde hace ya mucho tiempo. Supongo que es una mezcla de rebote vital por frustrantes experiencias previas en el terreno amoroso, y miedo a perder la libertad de la variedad (que es algo hacia lo que me inclina mi eterna inquietud por probar cosas/personas nuevas constantemente; tiendo a cansarme rápido de todo; no soporto las rutinas). Eso, y que seguramente voy conociendo buenas parejas puntuales, pero que tienen fecha de caducidad (algo que hay que asumir con naturalidad; la gente tiene tendencia a hacer grandes dramas de procesos naturales). Y que no me vengan con el cuento chino del 'tienes miedo al compromiso', porqué si sintiera que he encontrado a la persona que me llena, me lanzaba de cabeza y sin mirar si hay agua. Aquí el único pavor es al compromiso equivocado, que suele ser el error de un enorme porcentaje de población a la que le da pánico la soledad y se lanza precipitadamente a los primeros brazos que se le cruzan por el camino. Cuando estar solo (diferente a 'sentirse solo') es uno de los mayores privilegios que te puede dar la vida.




2 comentaris:

Amapola Azzul ha dit...

Interesante para reflexionar. Besos.

dEsoRdeN ha dit...

yo creo que sí, Amapola Azzul.

mordiscos