dimecres, 23 de març de 2016

a CuaLQuieR OtRa pARte




La vida tiene cara A y cara B, y gira y gira indistintamente. Felicidades inmensas conviven con temores terribles, como esos vecinos con los que no tienes absolutamente nada que ver. Y no sabes por qué, te atreves a desafiarlo todo. Sientes una fuerza poderosa para hacerle frente a todo, sin saber de dónde viene ni si vas de farol. Porqué sí; y porqué no. Ahora no puede ir mal. Pero vive, por si acaso. Mundos apocalípticos en estaciones y aeropuertos vs. amenazas microscópicas, casi invisibles. No hay freno de mano que valga. Sólo se vive una vez, y hay gente que ni eso. Te llegue el momento cuando te llegue, que te sientas satisfecho y orgulloso. Ganes, pierdas o empates, enamórate de cómo has jugado. Sé ciclón, y no dejes nada igual a tu paso. Cambia y hazles cambiar. Disfrútate y disfrútame. La vida va de esto, aunque a muchos se les olvide, o ni tan siquiera sepan qué es. Muerde y déjate morder. O no te dejes, pero que te muerdan igual. Estoy enamorado, pero no es lo que parece, porqué las apariencias engañan. Estaría tan lejos de ti, que ya no recuerdo el momento, en que te dije por última vez, que el cielo se estaba abriendo...



4 comentaris:

hiro ha dit...

Últimament trobo a faltar sentir aquesta força poderosa i vital que t'empeny a menjar-te la vida. A veure si l'arribada de la primavera em dóna un "xute" d'energia.

Mola molt el tema de Dorian!

dEsoRdeN ha dit...

Jo estic hiperactiu i vitalista; toco fusta per que em duri... :)

Ja t'explicaré la meva experiència amb Dorian... ;P

begusa ha dit...


'No hay freno que valga'...y no, no lo hay.
Enamórate, disfruta...que no te arda el pecho cuando llegue...
Sí, señor!

dEsoRdeN ha dit...

Me enamora la vida, begusa; es lo único en lo que creo, creo...

lametones